Sunchales cuenta con un flamante Centro Educativo
Carencia de agua potable en barrios marginados de Santa Fe Crédito: Movimiento Los sin Techo

Sunchales cuenta con un flamante Centro Educativo

En un hecho trascendente para la cultura y la educación de la región oeste de la provincia, la Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera de la República Argentina (Atilra) vio concretarse el proyecto del Centro Educativo Tecnológico (CET), en el predio de 6.3 hectáreas sobre la Ruta Nacional 34, Km 262. Allí se construyeron tres edificios y un sector de vigilancia, con materiales nobles y equipamiento tecnológico de última generación.

En esa ocasión, el ministro de Educación de la Nación, Alberto Sileoni; el rector de la UNL, Albor Cantard; y el presidente de la Fundación Atilra, Héctor Ponce, suscribieron un convenio marco con la finalidad de implementar ofertas académicas en el nuevo Centro Educativo Tecnológico.

Este acuerdo posibilitará el dictado de la Tecnicatura Universitaria en Elaboración y Producción de Alimentos, Enfermería Universitaria y el Ciclo de Licenciatura en Enfermería. A partir de este año, los estudiantes de la región podrán acceder a esas carreras, en las que se prevé además la utilización del Campus Virtual UNL. Vale recordar que son cerca de 500 las personas inscriptas a esas propuestas que comenzarán a dictarse en abril.

Junto a las autoridades mencionadas, presidieron el acto el secretario de Políticas Universitarias (SPU), Aldo Caballero; y el secretario General de la Unión Internacional de Trabajadores de la Alimentación, Agrícolas, Hoteles, Restaurantes, Tabaco y Afines (UITA), Ron Oswald. Por la UNL participaron el secretario General, Pedro Sánchez Izquierdo; el decano de la Facultad de Ciencias Bioquímicas y Biológicas (FBCB), Javier Lottersberger; el director del Centro Universitario Gálvez, Eduardo Villarreal; y el coordinador de la Sede Rafaela- Sunchales, Hugo Erbetta. Entre otras autoridades estuvieron presentes la ministra de Educación de la Provincia de Santa Fe, Claudia Balagué; el intendente de Sunchales, Ezequiel Bolatti; representantes del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación, legisladores provinciales y nacionales, concejales, intendentes de localidades vecinas, referentes gremiales; y representantes de los trabajadores del sector lácteo de 30 países, que participan por estos días del III Congreso Internacional del Sector Lácteo de UITA que se desarrolla en Sunchales.

Luego de la firma de convenios y el tradicional corte de cintas, las autoridades recorrieron las instalaciones. En la visita al edificio educativo observaron las 24 aulas con capacidad para 30 estudiantes, administración, salas de reuniones, Aula Magna para 120 alumnos, Área de Descanso, Biblioteca “Nelson Mandela”, laboratorios, Sala de Práctica de Enfermería, cantina, lokers y sanitarios.

Paralelamente se desarrolló una propuesta cultural protagonizada por el Grupo Galalírica y Chaqueño Palavecino. Además quedaron inauguradas las exposiciones del artista Rodolfo Insaurralde y del destacado orfebre Juan Carlos Pallarols, en el hall del Auditorio.

Compromiso con la región

El rector Albor Cantard calificó el acto como “histórico y trascendental”: “Para Atilra que tomó la iniciativa de volcar una inversión importantísima pensando en la educación, y para Sunchales que forma parte de esta región tan pujante de la provincia de Santa Fe”. En esos términos se refirió también a la importancia que este hecho cobra para la casa de altos estudios, que durante este año cumplirá su 95° aniversario: “en su Plan de Desarrollo Institucional y en su Estatuto, la Universidad Nacional del Litoral establece como su ámbito de influencia y de trabajo regional el centro, norte y oeste de la provincia de Santa Fe. Por eso estar en este acto adquiere tal trascendencia para nosotros”.

Además, destacó la presencia de las autoridades nacionales y provinciales “porque se habla reiteradamente de la importancia de la educación en el desarrollo de los pueblos y de la necesidad de políticas de expansión de la educación superior, pero eso pocas veces se concreta. Por eso es importante el acompañamiento del Ministerio de Educación de la Nación y de la Secretaría de Políticas Universitarias a este proyecto que hace un año atrás empezamos a plantear con Héctor Ponce”.

En esa línea recordó que los orígenes del proyecto que comparten la UNL y la Fundación Atilra se sitúan en diciembre de 2012, y que desde entonces se trabajó en forma conjunta “sobre la base de un proyecto educativo que no era sólo para Atilra sino que constituye un proyecto más ambicioso, que excedió algunos planteos iniciales vinculados a la industria láctea”.

Las gestiones del decano de la FBCB, del director del Centro Universitario de Gálvez y el coordinador de la Sede Rafaela-Sunchales de la UNL, junto con la Fundación Atilra permitieron arribar a una primera oferta académica: “Una muestra clara de ese proyecto ambicioso es que una de las carreras que van a comenzar a dictarse el próximo mes está vinculada con la enfermería, una de las mayores falencias que tenemos en todo el país para la generación de profesionales vinculados a esta área tan importante de la salud”, agregó Cantard.

Finalmente, el rector reiteró su agradecimiento a la Fundación Atilra y las autoridades nacionales “por habernos acompañado en poner en marcha este proyecto que para la Universidad Nacional del Litoral tiene muchísima importancia, que se inicia con las tres carreras que vamos a comenzar a dictar el mes próximo, pero que no son más que el principio de una fuerte presencia de la UNL en la región del oeste provincial”.

Sistema universitario pujante

En coincidencia, el ministro de Educación de la Nación se refirió a las características del proyecto educativo generado a partir del vínculo entre Atilra y la UNL, en el que destacó en primer lugar que “una organización libre del pueblo, como es un sindicato que representa a casi 30 mil trabajadores puede pensar más allá de sus intereses: sin abandonar la defensa de los salarios y condiciones de trabajo también puede pensar en la educación, la ciencia y la tecnología”. En esa perspectiva valoró las propuestas académicas por su contacto con las necesidades y demandas de la sociedad: “En una Argentina que tiene cuatro médicos por cada enfermero la carrera de enfermería es un gesto de generosidad hacia los hombres y mujeres de la zona; y lo mismo ocurre con la formación en tecnología en alimentos”, aseguró.

Sin dejar de reconocer que existen deudas pendientes en materia educativa, el funcionario remarcó que “Argentina sigue abonando a una vieja tradición de consolidar una educación para todos y una educación amparada por el Estado”.

“Con este extraordinario Centro se transmite la idea de que la educación en Argentina está viva, sabemos cuáles son nuestras deudas, pero tenemos un sistema universitario pujante que sigue siendo orgullo de todos los argentinos”, agregó. Por todo ello manifestó su satisfacción y consideró que “hoy es una bisagra histórica para esta región y la provincia de Santa Fe”.

Inserción en la comunidad

Por su parte, el presidente de la Fundación Atilra, Héctor Ponce, planteó que “educación, salud, tecnología y comunicación constituyen las cuatro bases sobre las que se asienta nuestro Plan Estratégico Global”. Y remarcó “la forma en la que pensamos y concebimos este tipo de obras y cómo nos interrelacionamos con el resto de la comunidad, superando el objeto primario que como organización gremial tenemos”. En ese sentido explicó que el Centro Educativo Tecnológico “fue pensado para que lo use toda la sociedad, y no solo la de Sunchales sino la de toda la región”.

Con relación a la oferta educativa que se brindará en ese espacio, remarcó el vínculo con la UNL “que con el patrocinio del Ministerio de Educación permitirá que estudiantes de todo el país puedan venir a educarse en forma gratuita”. A su vez, explicó que la Fundación continuará con los cursos de formación profesional en el sector lechero, en coordinación con el Ministerio de Trabajo. Para el desarrollo de estas iniciativas, Ponce consideró clave la calidad de la infraestructura edilicia que permitirá ampliar aún más el proyecto educativo, en un Centro que consideró “digno de atención por parte de todo el país”.

En una segunda etapa, el dirigente adelantó que se proyecta la construcción de una planta piloto para líneas de producción láctea y de agroalimentos, que además funcionará como banco de prueba para maquinarias y tecnologías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *