Un paraíso de aves en Salta
Ermitaño Canela Crédito: Gentileza Aves Argentinas
Sin categoría
Agencia CyTA-Instituto Leloir
19/02/2008
biodiversidad plumífera conservación deforestación yungas salteñas

Un paraíso de aves en Salta

Sus cantos alegran los bosques de Yungas en Salta, y con paciencia también se las puede observar entre la espesa vegetación. Para ayudar a proteger su hábitat, un equipo de ornitólogos argentinos realizó una evaluación ecológica de todas las aves que viven en la región de Acambuco, en el noroeste de Salta.

Los ornitólogos de Aves Argentinas “Asociación Ornitológica del Plata” que lideraron la expedición recorrieron durante 31 días, en el año 2005, el área de Acambuco, buscando indicios de la presencia de las diferentes especies. El nombre de esa región significa en vocablo chiriguano “Valle largo”.

Los resultados de su labor fueron volcados en una reciente publicación, que contiene una lista detallada y comentada de las 358 especies que habitan en esa zona de manera permanente o en forma migrante. El libro, que se titula Las aves silvestres de Acambuco, tiene imágenes de las aves y está acompañado por un CD con sus cantos registrados in situ.

“En total fueron seis viajes, uno preliminar y cinco de relevamientos, realizados durante todo un año”, dijo a la Agencia CyTA el biólogo Eugenio Coconier, técnico del Departamento de Conservación de Aves Argentinas. En las expediciones participaron también técnicos de diferentes instituciones, como la Administración de Parques Nacionales y la ONG Pro Yungas.

Biodiversidad plumífera

Brasita de Fuego, Zorzalito Boreal, Gaucho Común y Halconcito Colorado son sólo algunas de las especies de aves que los técnicos hallaron en esta región que ha sido declarada “Área de Importancia para la Conservación de las Aves” (AICA). Esta categoría forma parte de una figura de conservación creada por la ONG BirdLife International para hacer foco en áreas importantes no consideradas por los sistemas nacionales e internacionales de áreas protegidas.

Coconier, que lideró el estudio, contó que en el 2003 el equipo de Aves Argentinas solicitó la cooperación de una empresa petrolera que trabaja en el área para realizar una recorrida general y evaluar la posibilidad de efectuar un relevamiento de las especies de aves. Finalmente lograron un acuerdo para detallar las características ambientales de la zona y prever posibles amenazas a su biodiversidad.

La región de Salta estudiada, en el límite con Bolivia, tiene un alto grado de biodiversidad. “La selva de Yungas es una de las ecorregiones con más diversidad de aves, así como de otros grupos taxonómicos en nuestro país”, destacó Coconier.

A eso se le suma que la “riqueza natural de Acambuco es poco conocida aún en términos de biodiversidad, y especialmente en el caso de las aves” debido a los pocos relevamientos ornitológicos realizados principalmente por su difícil acceso, de acuerdo con el libro publicado.

Según informó Coconier a la Agencia CyTA, existen planes para repetir ese tipo de trabajos de campo en áreas aún poco conocidas, ya sean Parques Nacionales, reservas privadas, áreas privadas o provinciales que sus dueños desean conocer en mayor profundidad. “Esperamos poder repetir esta fantástica experiencia”, dijo el ornitólogo.

Meta: conservación

Un técnico de Parques Nacionales que participó de los relevamientos es el biólogo Flavio Moschione, que trabaja en proyectos relacionados con áreas protegidas, en la Delegación Regional Noroeste de Parques Nacionales, en Salta. Es además autor de uno de los capítulos del libro, que incluye información sobre la conservación de las aves en esa zona.

“Los relevamientos son muy importantes para conocer la biodiversidad de un sitio. Posibilitan su comparación y valoración respecto a otros lugares, lo que permite evaluar el estado y las amenazas para lograr su conservación. De esa manera, se posibilita una mejor toma de decisiones de manejo”, explicó a la Agencia CyTA Moschione, que participó en forma complementaria con el grupo técnico que realizó la lista total de las aves del sitio.

Según Moschione, uno de los objetivos de la iniciativa fue generar una valorización de la región por parte de las comunidades locales, pero opinó que sería importante lograr un mayor grado de participación de la población para ayudar a conservar el hábitat local.

Esta región de Acambuco fue declarada “Reserva provincial de Usos Multiples” en 1979, y en la actualidad comprende cerca de 8 mil hectáreas protegidas de la unidad originaria, más otras 17 mil hectáreas incorporadas en el 2005. Pero según el especialista de Parques Nacionales aún deben tomarse medidas para preservar su biodiversidad.

“Esta región es utilizada como espacio de vida por numerosos pobladores locales. Los guardaparques han ido logrando acuerdos con la gente para desarrollar actividades sustentables, pero con escasas herramientas técnicas y poco apoyo político”, señaló Moschione, quien agregó que Salta está en un profundo proceso de transformación.

En la actualidad la fauna local enfrenta la amenaza del cambio de su hábitat debido a factores desencadenados por el ser humano, como la deforestación que surge del incremento de actividades agrícolas y ganaderas, la remoción de suelos provocada por prospección y explotación petrolera, y el sobrepastoreo y la extracción de madera por parte de pobladores locales y regionales.

“Si no valoramos y mostramos otros estilos y posibilidades de desarrollo, seguramente podemos perder estas áreas en corto plazo”, dijo el especialista, y luego agregó: “Los relevamientos de las aves son de alguna manera el inicio, pero queda mucho trabajo por hacer”.

Las aves, mientras tanto, siguen su vuelo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *