Un plan para incrementar la competitividad de la industria pyme
Producción industrial pyme Crédito: Gentileza El Litoral
Economía
Redacción de El Santafesino
28/09/2015
inversión tecnológica presión fiscal producción industrial pymes

Un plan para incrementar la competitividad de la industria pyme

La producción industrial pyme lleva 23 meses consecutivos en baja, según la medición mensual realizada por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME). En 2015 se está produciendo menos que en 2009, cuando el sector se vio muy afectado por la crisis financiera internacional. Frente a este contexto, CAME propone implementar políticas públicas tendientes a reducir la presión fiscal, fomentar la inversión en infraestructura, aumentar la oferta energética, optimizar la inserción en mercados internacionales y financiar la inversión tecnológica, entre otras medidas. Además, pide la inmediata intervención del Estado para reducir los costos ocultos que afectan la productividad de la empresa y la economía.

Desde 2012, la industria pyme atraviesa un largo período de baja demanda, caída en las inversiones, subas de costos persistentes y un derrumbe visible en la competitividad, señala CAME en un comunicado. En ese contexto recesivo, los aumentos de costos son absorbidos con la rentabilidad del empresario, poniendo en riesgo la supervivencia de los industriales más pequeños.

Eso repercute en forma directa en los planes de inversión: la mayoría de las industrias pyme vienen postergando sus proyectos de innovación y modernización tecnológica, deteriorando aún más la competitividad. No casualmente sólo un 25% de las pequeñas y medianas industrias está creciendo en la actualidad, y en general ese comportamiento se observa en aquellas firmas que invirtieron y se modernizaron en la última década.

Teniendo en cuenta que el sostén de una economía es la producción, pero la raíz de la producción es la inversión productiva, y el rumbo de esa variable obedece a las decisiones de los empresarios, la Argentina necesita de una serie de condiciones y políticas que garanticen la competitividad y rentabilidad de la mediana y pequeña empresa.

Frente a ello, el sector CAME Industria propone aumentar la competitividad pyme a partir de las siguientes medidas:

-Bajar la presión fiscal a las pymes: avanzar hacia un sistema tributario con perfil productivo y social.

-Más y mejor financiamiento: incrementar el crédito productivo de las pymes y controlar los sesgos en su asignación.

-Infraestructura: mejorar la infraestructura vial para bajar los costos de transporte del productor regional.

Energía: aumentar la oferta, garantizar su abastecimiento y converger a precios competitivos y previsibles.

-Exportaciones: mejorar la inserción de la Argentina en los mercados internacionales.

-Innovación: promover los proyectos innovadores y creativos.

-Costo laboral y empleo: reducir las contribuciones patronales a pequeñas y medianas empresas industriales que desarrollen nuevas tecnologías de producción, entre otros puntos.

-Costos ocultos: evitar la aparición permanente de costos que reducen la productividad del empresario.

-Oferta tecnológica: ampliar la frontera tecnológica requiere de inversión en maquinarias y bienes de capital con tecnología de punta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *