Unas 130 localidades ya están integradas a los consorcios regionales
Basural a cielo abierto de Monje saneamiento Crédito: Prensa Gobernación
La Región
Redacción El Santafesino
23/08/2016
“Basura Cero” consorcios regionales Girsu Residuos Sólidos

Unas 130 localidades ya están integradas a los consorcios regionales

Cada habitante produce en promedio un kilo de basura diaria. Para las administraciones, esto equivale a un gasto de 50 centavos por persona. Es decir, que una localidad como Sunchales debe invertir alrededor de cuatro millones de pesos al año en recolección de basura; una del tamaño de Esperanza, más de siete millones de pesos; y de Santa Fe, supera los 71 millones de pesos. Visto así, puede comprenderse por qué el gobierno de Miguel Lifschitz creó un Ministerio de Medio Ambiente, y que el mayor monto presupuestario de esta cartera esté destinado al sistema de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos (GIRSU).

La exigencia primera de la Ley 13.055 Concepto de “Basura Cero” para la Gestión de los Residuos Sólidos Urbanos fue la de cerrar los 400 basurales a cielo abierto que se registraron en 2010. Para esa fecha, la provincia contaba además con un millón 600 mil habitantes que ya disponían sus residuos en lugares adecuados. Esto es, que la basura generada por estas personas llegaba a los cuatro rellenos sanitarios ya instalados, ubicados en las localidades de Santa Fe, Rafaela, Pérez y Ricardone.

Con una inversión de cinco millones de dólares anuales y un trabajo proyectado a diez años, el proyecto GIRSU propone modificar la lógica del tratamiento de la basura domiciliaria. El objetivo es unificar el sistema y abordarlo de una manera integral, que atienda tanto el proceso de recolección como el de tratamiento y de disposición final. Además es una solución que busca preservar el medio ambiente, erradicando la actual metodología de incineración de residuos. En términos físicos, la medida pretende reemplazar todos los basurales a cielo abierto por rellenos sanitarios.

GIRSU propone la generación de consorcios compuestos por localidades que se nuclean en regiones. El gobierno provincial, en tanto, tiene la función de asistir técnica y financieramente cada proyecto para instalar las plantas de recuperación y de disposición final. El subsecretario de Gestión Ambiental de la Provincia de Santa Fe, Edgardo Seguro, explica que lo más importante de esta política es que “los consorcios no solo plantean cómo modificar la lógica de disposición final de la basura, sino que también contemplan tareas afines como la recolección, la transferencia o la recuperación de materiales”.

Ya hay siete proyectos en marcha, mientras que otros nueve están listos para recibir financiamiento. Entre todos, abarcan un total de 131 localidades (sobre 362 distritos).

Dos baches

Según la ley, los basurales a cielo abierto deberían haberse erradicado por completo en 2013. Sin embargo, Seguro admite que “los tiempos de trabajo se extendieron de una manera imprevista”. Esto se debe principalmente a dos factores: el escaso dinero de las cajas locales, y la falta de un programa de educación cívica que responsabilice a cada ciudadano en el tratamiento de su basura.

Para el funcionario es difícil encontrar otra alternativa que no sea “la de reflexionar sobre la problemática, y que cada habitante esté dispuesto a pagar una tasa diferencial destinada al tratamiento de la GIRSU”. El actual sistema de impuestos municipales y comunales alcanza para contemplar apenas el 30 por ciento del trabajo de recolección de residuos. Pero afrontar estos gastos no solo debe recaer en el bolsillo del ciudadano. Por eso el gobierno provincial está gestionando, en el seno del Consejo Provincial del Medio Ambiente, un subsidio para que los municipios y las comunas dispongan de un fondo destinado a financiar los gastos iniciales.

“Lo importante es que todos los actores involucrados en la política GIRSU trabajemos de forma coordinada e intensa”, analiza Seguro de cara al presente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *