Vejez: Divino tesoro
Colonia de Vacaciones de PAMI en Santo Domingo Crédito: El Santafesino

Vejez: Divino tesoro

Tarde de verano en Santo Domingo.

Bajo la arboleda del Club Juventud Unida, se comienzan a escuchar voces y gente que va llegando. No tiene que ver con el bullicio de los más chicos en la pileta. Sin embargo, generan lo suyo. Al principio, cuatro o cinco. A medida que va llegando más gente comienzan las risas y los saludos efusivos. Se forma la ronda. Y ya se arman grupos especializados de charla. El de las artesanías, las comidas, el del fútbol, algún que otro chisme. Un enorme clima de algarabía, respeto, sabiduría y ganas flota en el aire. Los sonidos del natatorio parecen acallarse. El reloj detiene su marcha y esa humanidad presente nos invita a pensar en otro tiempo… y con otros tiempos. Son las 17.12 de un miércoles de enero. Comienza la Colonia de Vacaciones del PAMI.

En el año 2014 se realizó la tercera edición de esta actividad que convoca a más de ochenta afiliados a PAMI y que durante los meses de enero, febrero y marzo desarrollaron una variada gama de actividades que fue desde los juegos, gimnasia, yoga, danzas, cantos, actividades en la pileta, improvisaciones teatrales, cocina, confección de artesanías, charlas, bochas y juegos de salón.

Todas estas actividades en un espacio facilitador de movimientos. Movimientos para crear, para encontrar con otros, para experimentar, para descubrir, para habilitar. Espacio que estimula la convivencia y las ganas de hacer. De hacer desde el trabajo en equipo, desde el NOSOTROS que se desarrolla e inserta en la comunidad.

Por eso, un grupo de la Colonia participó con una obra en los corsos organizados por el Club Juventud Unida a principios de marzo. Desfilaron por la calle, Caperucitas Rojas, Lobos feroces, Abuelitas cariñosas y otras más fogosas, borrachines, payasos, policías y brujas en bicicletas al compás de la música de carnaval en una obra totalmente pensada, preparada y desarrollada por ellos mismos.

Rosana Gut, Terapista Ocupacional integrante el equipo de trabajo destacó “lo valioso de generar espacios donde se pueda interactuar con la comunidad, para no quedar aislados en una actividad para afiliados a PAMI”. Agregando “la predisposición de instituciones como el SAMCO local, que de la mano del doctor Serrano concurrió con todo el equipo sanitario a realizar una serie de charlas y simulacros, basados en los accidentes y cuidados necesarios, en la vida doméstica de las personas mayores”.

El grupo se divide en dos. Algunos desfilan lentamente a los vestuarios. Han elegido apagar el calor del verano jugando en el natatorio. Otros optaron por jugar a las bochas a campo. Unos preparan los materiales, otros gestionan el sorteo.

“Es decisiva la participación en esta propuesta. El deseo, las ganas y el poder elegir lo que queremos hacer, siempre dentro del respeto de las decisiones colectivas. Animarse a hacer actividades que nunca tuvieron la posibilidad de hacer. Meterse en una pileta, jugar a la bochas o hacer teatro”, nos explica Gustavo Llanes, Profesor de Educación Física del grupo.

Donde todos coinciden es a la hora de la merienda. Mates, masitas, bizcochos, agua, cuentos, chistes, comentarios, planes. Recuerdos de tiempos que pasaron y viven jóvenes en la memoria. También proyectos y deseos. De nuevas fiestas, bailes y viajes. Todo alrededor de una mesa que invita a la charla. Distendida, sin apuros.

“La hora del mate es increíble, casi mágica”, confiesa Macarena Clemenz, Profesora de Nivel Inicial en su primera experiencia trabajando con adultos mayores. “Siempre están dispuestos a encarar nuevos desafíos y aprender cosas nuevas. Uno también aprende mucho de ellos, de sus ganas y sus maneras de solucionar algunos problemas”. Hay mates amargos y dulces. Largos y cortos. Todos cebados con cariño y dedicación.

Este año se realizaron algunas experiencias que fueron muy valiosas para el equipo de Coordinadores y el grupo. Se visitó en sus hogares a personas que no podían trasladarse hasta la colonia dando la oportunidad de participar, de otra manera, generando un compromiso por parte de los asistentes a la colonia de no olvidar a aquellos que tienen limitaciones y problemas de movilidad.

La acción de la Comuna fue muy importante en este sentido. Puso a disposición un vehículo que recorría la comunidad, transportando dos veces a la semana, a aquellas personas que tenían dificultades para llegar hasta el club. También fue la responsable de gestionar ante PAMI la colonia de vacaciones presentando toda la documentación requerida y articulando con la comisión directiva del Club Juventud los espacios y horarios de funcionamiento, en un predio maravilloso, con natatorio, quincho, parque y una amplia y variada gama de recursos didácticos.

Sería injusto olvidar la eficiencia, dedicación y compromiso de Rosana Gut a la hora del armado, seguimiento y coordinación de todas las tareas administrativas que implican este tipo de emprendimientos.

“Truco, ¡¡quiero retruco!!”, “Macarena ¿trajiste el juego de la viborita?”. Cae la tarde se terminaron los mates y los juegos de mesa se apoderan del espíritu de los colonos. Mentirosos, inocentes, aprendices, atentos y distraídos se dejan atrapar mansamente por juegos como el truco, la canasta, la escoba, el yenga, las damas y un juego raro que la profesora Macarena dice que viene de la India (¿?).

Construir una opción, un lugar, un espacio donde las personas mayores sean consideradas sujetos de derechos y no sólo beneficiarias de asistencia social. Donde se promueva un tratamiento especial en razón de su edad, sin considerar a la vejez como una enfermedad o una etapa sólo de carencias, favoreciendo la eliminación de barreras, físicas e institucionales, que limitan a los viejos, implica PENSAR DISTINTO, requiere de una visión, compromiso y participación de las personas de manera colectiva. “El Centro de Jubilados hoy tiene niveles de participación muy importantes. Hay varios talleres (gimnasia, recreativo, taller de la memoria, cine), se organizan viajes turísticos y festejos. También se realizan viajes a charlas y conferencias relacionadas con la temática de la vejez y sus derechos La gente se compromete y participa para mejorar lo que hay. Tratamos de construir un espacio que sea ameno y amable. Que podamos seguir aprendiendo y riendo. Para poder desarrollarnos y contribuir con nuestra comunidad. Y generar relaciones positivas con las poblaciones vecinas. En este marco se inscribe el encuentro que tuvimos el 28 de marzo en el Club Sanjustino con otras colonias PAMI del centro norte de la provincia de Santa Fe” nos cuenta Juan Cavallo, orgulloso presidente del Centro de Jubilados de Santo Domingo, eximio bailarín, experto en bochas a campo y un jugador de truco, bastante mentiroso.

Las sombras de la noche abrazan el predio del Club Juventud de Santo Domingo. La guardavidas invita a los últimos chicos a retirarse del natatorio. Están completamente arrugados, por efecto de haber estado horas enteras en el agua.

Un poco más allá otro grupo guarda sillas y mesas. Cartas, sogas y pelotas. Gustavo busca algo que se le perdió (siempre pierde algo), Macarena da las últimas instrucciones. Rosana y Juan organizan al grupo del transporte para volver a casa. Algunos buscan sus bicicletas, otros sus autos. Varios regresan a pie. A sus casas. A reponer fuerzas, a descansar, a recordar las travesuras y aprendizajes. Cerrando sus ojos. Para soñar, quizás, con la construcción de una sociedad mejor. Con adultos plenos e integrados.

“Cuando el envejecimiento se acepta como un éxito, el recurso de las competencias, experiencias y recursos humanos de los grupos de más edad se asume con naturalidad, como una ventaja para el crecimiento de sociedades humanas maduras, plenamente integradas”. Plan Internacional de Madrid.

Autores: Macarena Clemenz, Profesora de Nivel Inicial; Rosana Gut, Terapista Ocupacional; Gustavo Llanes, Profesor de Educación Física.

Fuentes consultadas: Naciones Unidas, Cepal, “Los Derechos de las Personas Mayores” Módulo 1 “Hacia un cambio de paradigmas sobre la vejez y el envejecimiento”, Chile, junio de 2011; Ministerio de Desarrollo Social de la República Argentina, “Carta de Derechos de las Personas Mayores”, página 13, Mar del Plata, Argentina, febrero de 2011.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *