Alumnos de la Escuela Catena trabajan su propia huerta
Alumnos y padres de la Escuela Catena trabajan su propia huerta Crédito: Gobierno de la ciudad de Santa Fe

Alumnos de la Escuela Catena trabajan su propia huerta

Alumnos del primer grado del nivel inicial de la Escuela Nº 1.299 “Padre Osvaldo Catena”, ubicada en Bulevar Pellegrini 3811, llevaron adelante la experiencia de tener su propia huerta en el establecimiento educativo. La actividad se realiza en el marco del programa “Huertas Urbanas”, promovido desde el Gobierno de la ciudad junto al Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), que entregaron a la escuela semillas y herramientas para trabajar la tierra en el lugar.

Desde hace más de un mes, las docentes vienen trabajando con los niños contenidos sobre los procesos de siembra, cosecha y distintos cultivos.

Con los chicos, la actividad, persigue dos objetivos: permite la capacitación en el oficio de verduras y hortalizas; y por otro lado, la producción que se logre se destinará a la cocina de la escuela para su consumo.

La huerta en casa

A la actividad realizada con los chicos, se sumaron también los padres por invitación de las docentes. En este sentido, a ellos se les entregaron semillas y herramientas para, que junto a los niños, los mayores puedan tener su propia huerta hogareña y así cultivar verduras y hortalizas para su consumo.

Según se informó, sobre 90 familias de chicos que concurren a la escuela y que forman parte de esta experiencia, unas 20 ya cuentan con su propia huerta en casa. “Con los chicos hemos clasificado semillas, hemos trabajado el cuidado de las plantas y las partes de las plantas, todo integrado. Pero lo que más nos interesa es el acercamiento de los padres y sobre todo que tenemos muchos papás con carencia de trabajo. Esperamos que se vayan acercando más familias. La Municipalidad nos trajo la tierra y vemos que los padres están muy incentivados ya que hace dos meses la Municipalidad entregó semillas a los padres interesados”, contó Marina Acosta, docente del nivel inicial y del Jardín de Infantes Nº 28 que funciona en el establecimiento.

La familia y la escuela

Por otra parte, las docentes destacaron que este hecho “ha permitido que la familia vuelva a la escuela en un proceso de integración que permite una mejor contención de los niños”. Las familias pertenecen a los barrios lindantes al establecimiento educativo, principalmente de Villa del Parque. Algunas son de descendencia aborigen, por lo que, a su vez, “ha servido para que los propios chicos puedan conocer sobre la importancia de los frutos de la tierra como alguna vez sus padres experimentaron en su infancia. Los chicos están muy contentos y muy interesados”, agregó la docente.

Programa

El programa Huertas Urbanas es una iniciativa conjunta de la Dirección de Trabajo y Empleo del Municipio y el INTA. La entrega de semillas es el puntapié inicial para que un importante número de familias de la ciudad que se encuentran en situación de vulnerabilidad social o desocupadas puedan producir sus propios alimentos y mejorar su condición de vida. Para ello, utilizan sus patios o terrenos para producir una serie de cultivos como achicoria, lechuga, perejil, remolacha, acelga y zapallito, entre otros.

Hasta el momento, más de 400 familias se han sumado a la propuesta en distintos barrios de la ciudad, como San Agustín, Villa Teresa, Alto Verde, La Boca, San Lorenzo, San Pantaleón, Barranquitas, Chalet, Las Delicias, San José, Las Lomas, Pro-Adelanto Barranquitas, Villa del Parque, Colastiné y Las Américas.

Además, la experiencia se trasladó al Hospital Psiquiátrico Mira y López, donde se realiza la actividad de huertas con personas internadas.

También en la Monti

Con un trabajo similar al anterior, el programa Huertas Urbanas también llegó la semana pasada a la Escuela Particular Incorporada con Orientación Agropecuaria “Alberto Monti”, ubicada en calle Alsina 8200 (esquina Bulevar French). Allí también se brindó una charla educativa sobre Plantación y Cultivo de Plantas Aromáticas a alumnos de escolaridad primaria.

Luego, con la ayuda del personal técnico del programa Huertas Urbanas se procedió a la plantación de aromáticas en la huerta del patio de la Escuela. Las especies con las cuales se trabajó fueron albahaca, tomillo, orégano, salvia, ciboulette, menta.

Esta acción se encuentra enmarcada en una de las líneas de trabajo del Programa Huertas Urbanas, dependiente de la Dirección de Trabajo y Empleo, orientada a establecimientos educativos primarios con fines, por un lado, educativos e incentivando la actividad hortícola de tipo orgánico y, además, buscando fomentar la generación de huertas en los mismos establecimientos escolares para el abastecimiento de los comedores escolares que funcionan en los mismos.

Estas experiencias, por otro lado, tienen un importante impacto en las familias de los alumnos, fundamentalmente, en aquellas de sectores más vulnerables, porque incentivan la producción de verduras y hortalizas como forma de autosustento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *