Avanza la construcción de módulos habitacionales
Avanza la construcción de módulos habitacionales Crédito: Gobierno de la ciudad de Santa Fe

Avanza la construcción de módulos habitacionales

Las obras en los módulos habitacionales destinados por el Gobierno de la ciudad de Santa Fe para la reubicación de las familias que estaban radicadas en los asentamientos informales de Playa Norte y Bajo Judiciales, avanzaron a buen ritmo. Sin embrago, el traslado de los grupos familiares se ve retrasado como consecuencia de la demora en las conexiones de energía eléctrica que debe realizar la Empresa Provincial de la Energía.

Alejandro Boscarol, secretario de Desarrollo Social del Municipio indicó que “la provisión de energía eléctrica es determinante para el traslado de las familias. Una vez que la EPE resuelva ese inconveniente, vamos a estar en condiciones de comenzar con la reubicación de las familias”. Algunas de las tareas que debe realizar la empresa provincial son el montaje del transformador de media a baja tensión, la conexión del sistema de red eléctrica y el tendido de red de baja tensión.

El lugar destinado para la reubicación de las personas que residían en los asentamientos informales de Playa Norte y Bajo Judiciales es un polígono de 14 hectáreas que linda al Norte con callejón Funes; al Sur, callejón Aguirre; al Este, las vías del Ferrocarril Belgrano; y al Oeste, calle Alvear.

Avance de obra

Las tareas realizadas hasta el momento están divididas en tres etapas. La primera tiene que ver con las tareas previas relacionadas con el anteproyecto de urbanización, el amojonamiento de las manzanas y lotes y la adquisición de los materiales de construcción para la ejecución de 21 módulos habitacionales.

Cada vivienda cuenta con estructura y cubierta de techo, bastidores cerramiento lateral y divisiones interiores. También poseen instalaciones sanitaria y eléctrica, aberturas, terminaciones y pintura.

La siguiente etapa fue la limpieza y nivelación de las 14 hectáreas y la apertura de calles. Además se realizaron trabajos para la canalización de los desagües pluviales paralelos a las vías del Ferrocarril Belgrano, y se reconstruyeron los alcantarillados del callejón Funes.

Los módulos

En una primera etapa son 21 los módulos habitacionales construidos en ese polígono. Fueron construidos sobre la base de una estructura de madera, cerradas con placas cementicias y techos de paja, lo que ofrece cualidades desde el punto de vista de la aislación hidráulica, térmica y acústica.

Para la finalización de algunos módulos sólo resta el cerramiento lateral y las divisiones interiores, que no se ejecutaron todavía por razones de seguridad. En cuanto a la instalación sanitaria ya se colocaron los 21 tanques de las fosas sépticas y las torres de los tanques.

Como se informara, la decisión de trasladar a las familias se fundamenta en que se encuentran ubicadas en asentamientos informales que, en la mayoría de los casos, forman parte de áreas destinadas a reservorios que reciben importantes caudales de agua en casos de lluvias intensas y crecidas de ríos.

De todas formas, más allá de la crecida, el traslado de esas personas se enmarca en un proceso de ordenamiento territorial encarado por el Gobierno de la ciudad que tiende a que, en este caso, los vecinos se asienten ahora en un terreno apto para habitar, protegido de las crecidas del río, con viviendas dignas y con la posibilidad de que los habitantes posean legalmente las tierras.

Tal como sucediera en los casos de familias que estaban radicadas en la zona conocida como Villa Corpiño, en el Chaqueño o en Santa Rosa de Lima y que fueron reubicadas en un predio de Alto Verde, la Secretaría de Desarrollo Social y la Subsecretaría de Hábitat y Vivienda del Gobierno de la ciudad realizaron previamente un análisis de situación, en consonancia al Plan Social y al Plan Urbano diagramado desde el comienzo de la gestión, para detectar cuáles son las zonas en las que se encuentran los asentamientos informales no aptos para residencia, en la que sus habitantes no poseen la tenencia de las tierras, sin acceso a los servicios básicos, o con viviendas precarias, para paulatinamente cambiar una realidad que padece un 17 % de los santafesinos.

Además, el Municipio, luego de la aprobación del Concejo Municipal, ya envió el proyecto para que la Provincia -a través de sus órganos legislativos-, expropie en forma definitiva los terrenos y así avanzar con los trámites traslativos de dominio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *