Cumplió 50 años el Taller Artesanal de Cerámicas
Barletta en el Taller Artesanal de La Guardia Crédito: Gobierno de la ciudad de Santa Fe
Cultura
Redacción El Santafesino
31/05/2010
artesanía cerámica Bicentenario La Guardia

Cumplió 50 años el Taller Artesanal de Cerámicas

El Taller Artesanal de Cerámicas de La Guardia celebró sus primeros cincuenta años de vida. Fue mediante un multitudinario y emotivo acto encabezado por el intendente Mario Barletta, que se desarrolló en la sede del espacio de arte ubicada en el distrito costero, frente a la delegación municipal. El mandatario municipal estuvo acompañado por el secretario de Gobierno, Julio Schneider; el secretario de Cultura, Damián Rodríguez Kees, y la directora del Taller Juliana Frías. Además, participaron de esta ceremonia autoridades municipales, del Concejo Deliberante y representantes de asociaciones civiles, educativas y vecinales.

La lluvia, una bendición

En el día de la inauguración la amenaza climática se alternaba con una llovizna leve que, por momentos, se hacía más intensa. Para los advenedizos, era todo un síntoma de mal tiempo, hasta que Frías, en un acto de generosa enseñanza, explicó: “No hay por qué preocuparse; esta lluvia es, en realidad, una bendición. Si no lloviese, no existiría el barro, elemento fundamental para que podamos crear a nuestras piezas desde hace medio siglo”. A la lluvia no le importaba entorpecer el desarrollo protocolar del acontecimiento, sólo quería decir presente en la trascendental ceremonia y, de paso, dar vida a un lodo virgen que provoque a las manos ceramistas a crear nuevas maravillas.

Cultura y emancipación

Al comenzar su intervención, el Intendente reflexionó: “Tras los necesarios y rutilantes festejos por el Bicentenario hemos protagonizado en la ciudad una serie de acontecimientos que nos llenan de orgullo y nos impulsan a seguir trabajando en la misma senda que lo venimos haciendo desde el comienzo de la gestión. Puntualizo cuatro: fuimos a la Asociación de Cooperadoras Escolares junto a la cual estamos trabajando con 40 escuelas para aprovechar las nuevas tecnologías como herramientas para generar escuelas inclusivas que hagan posible y efectiva el acceso a la educación; fuimos la Escuela Nacional porque concluyó el curso de Gestión de Riesgo; en el marco del Día de los Jardines de Infantes, inauguramos un Salón de Usos Múltiples construido a través del Fondo de Asistencia Educativa; y, en cuatro lugar, en este momento estamos celebrando el cincuentenario de esto emblemático espacio de arte y de formación”.

Y continuó: “Comento esto, porque entiendo que debemos comprender que debemos tomar conciencia que el desafío que tenemos por delante cuando empezamos a vivir estos nuevos 100 años tiene que ver con reafirmar el compromiso con nuestra educación, con la cultura y con el arte. En este sentido, escuchar las devoluciones recibidas de parte de las y los protagonistas directos de nuestras iniciativas de estos cuatro acontecimientos, trascendentales según nuestra óptica, nos devuelven el alma al cuerpo, nos motivan y nos impulsan a profundizar las políticas en materia de educación y cultura”.

Siguiendo la línea argumental, Barletta concluyó: “Muchos nos critican y nos reclaman que deberíamos destinar esfuerzos, energías y presupuesto sólo a cuestiones como los baches en la ciudad; nuestra respuesta es que, si bien estamos trabajando en ello, hay baches sociales que son más importantes que aquellos que rompen un amortiguador. Es trascendental garantizar el verdadero acceso a la educación y a los bienes culturales; porque son la cultura, el arte y la educación las que nos van a recuperar a todos nosotros. Por tanto, redoblamos la apuesta y aseguramos que vamos a seguir profundizando nuestras políticas en esta materia”.

Desde el barro

Dos fueron las voces que representaron al Taller en sí mismo: Frías, su directora, y Lucrecia Pelliza, presidenta de la Asociación Amigos del Taller. En primer término tomó la palabra su responsable y cara visible quien destacó el rol que juegan Gabriela Heligon y Tusi Horn en el desarrollo cotidiano del espacio artístico, para luego brindar un análisis retrospectivo del proceso histórico en el que estuvo sumergido el Taller.

Sus precisas reflexiones derivaron en una postura conceptual respecto al trabajo artesanal que, según afirmó, “reivindica un mundo individual de formas particulares: tiene el sello, la impronta de su hacedor, sin perder todo aquello relacionado con el saber antiguo, con la obra de los primeros artesanos. Estrechamente ligado a esta revalorización surge la consideración del entorno del mundo natural e inmediato que rodea al artesano del cual extrae los recursos y es fuente de inspiración. En lugares como La Guardia es natural y hasta fundamental orientar la atención hacia el desarrollo sustentable de una actividad artesanal, estimulando el acercamiento y manejo de las técnicas, promoviendo la búsqueda de tradiciones como base para un posterior desarrollo de un estilo personal y genuino”.

Luego, explicó que para que esto acontezca es necesaria la existencia de un Taller como el de La Guardia y que, a su vez, “es decisivo para este espacio y para todas las expresiones artísticas regionales que los Gobiernos desarrollen políticas de contención, valorización y potenciación a favor de ellos; tal como lo está haciendo la actual gestión municipal desde el momento de su asunción”.

Por su parte, Pelliza expresó su deseo de que el Taller continúe en esta senda “de crecimiento y fortalecimiento como institución educativa; por ello auguramos la proyección de este espacio como genuino referente regional de la producción artesanal cerámica de estilo prehispánico”. Por esto, concluyó, “destacamos que en La Guardia se amase barro, se valore y resignifique tan noble material gracias a que aquí hay manos artesanas formadas en este espacio. Con este cincuentenario el Taller hace historia, nos da mucha satisfacción pensarnos como protagonistas de este hecho único en la región y creemos que este 2010 marcará el camino de lo que está por venir: su proyección definitiva como referente indiscutible de la artesanía cerámica nacional”.

Revalorización y proyección

En el marco del acto, Alejandra Tissembaum, Directora del Liceo Municipal, destacó que “en los últimos años el Taller ha crecido exponencialmente y se ha inmerso en un acelerado proceso de evolución. Esto responde, claro, a quienes están al frente del espacio artístico, pero también a que la actual gestión del Gobierno de la Ciudad que lo ha revalorizado y resignificado, potenciándolo desde diferentes facetas: no sólo en cuanto a lo edilicio y humano, sino también desde el flanco comercial que tanta falta le hacía a este lugar, abriendo una vía de proyección para las producciones del Taller en la ciudad, la región y el mundo”.

En este sentido, Barletta remarcó que “a base de esfuerzo, trabajo y paciencia el Taller ha sabido ganarse un espacio de reconocimiento en la región. Al asumir, comprendimos esto y obramos en función de procurar mejoras en todos los sentidos posibles. Una de las maneras que encontramos para lograr esto fue tomar las producciones del Taller como obsequios institucionales del municipio: a cada personalidad que nos honra con su visita le entregamos una de estas creaciones únicas”.

Frías también destacó el trabajo de la actual gestión: “A partir de que el Gobierno de la Ciudad tomó como regalo institucional nuestras producciones, las piezas del Taller llegan a distantes geografías, tanto de nuestro país como del exterior, con lo cual hemos comenzado a tener mayor visibilidad y nos han contactado desde localidades remotas”.

En esta línea, Barletta fue concluyente al destacar: “La artesanía de La Guardia se compone de tres elementos maravillosos: está hecha con nuestra tierra, que es de las mejores del país; se produce con nuestra agua, que es la de mejor calidad; y, como si esto fuese poco, son las mejores manos las que las trabajan, a través de ellas se plasma el trabajo del artista santafesino, que no sólo le imprime su calidad creativa sino también mucho amor”.

Festejos durante el año

En este marco se anunció que las actividades conmemorativas del aniversario del Taller continuarán durante el resto del año. En agosto se abrirá la muestra “De mitos, creencias y escenas cotidianas. Cerámicas Escultóricas”, con piezas cerámicas participantes del concurso anual Premios Estímulo “Prof. Ricardo Ahumada 2009”, pertenecientes a los Talleres Infantiles y a los distintos Niveles de Formación de Adolescentes y Adultos.

También en ese mes se realizará la exposición “Réplicas y recreaciones de piezas de cerámica arqueológica prehispánica del litoral” que reúne piezas pertenecientes al tercer nivel de Formación Adultos, realizadas a partir del estudio e investigación de fragmentos cerámicos arqueológicos pertenecientes al patrimonio del Museo Etnográfico y Colonial “Juan de Garay”. En este marco se realizarán charlas a cargo de un arqueólogo y un antropólogo.

Asimismo, en octubre se abrirá “50 años de Cerámica Artesanal en La Guardia”, una muestra que expondrá las piezas participantes del concurso anual Premios Estímulo “Prof. Ricardo Ahumada 2010”, pertenecientes a los Talleres Infantiles y a los distintos Niveles de Formación de Adolescentes y Adultos, y exhibición de piezas patrimoniales del Taller.

Por último, en noviembre, tendrá lugar la “Muestra de fin de año del Taller de Cerámica Artesanal de La Guardia”, con piezas cerámicas pertenecientes a los Talleres Infantiles y a los distintos Niveles de Formación de Adolescentes y Adultos. Será un espacio de exposición y venta del Taller de Producción. Además se realizará el “Festival Folklórico y Regional por los 50 años del Taller de Cerámica Artesanal de La Guardia” en la sede del Taller.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *