El futuro de la educación, amenazado por exigencias de organismos internacionales
Fuente: El Cronista Regional

El futuro de la educación, amenazado por exigencias de organismos internacionales

Diputados provinciales de todas las bancadas escucharon durante casi tres horas a los máximos dirigentes de AMSAFE. La reunión dejó más dudas que certezas, o por lo menos un abanico de datos que difieren de los que Alejandro Rébola exhibiera una semana antes. El ministro de Educación había intentado explicar a los legisladores los ejes y fundamentos de una «reasignación» de recursos. Eso que para el funcionario es «optimización» para el gremio es un severo «ajuste».

Rébola había admitido en los últimos días que su cartera contaba con 17 millones de pesos menos para el ejercicio 2002, pero había asegurado que la reducción no afectaba a ningún docente.

Con planillas en las manos, los gremialistas enseñaron a los diputados un desagregado del presupuesto según el cual esos casi 20 millones se podan de los rubros Personal y Transferencias para ser asignados a otras áreas como Bienes de Consumo (950 mil pesos más), Servicios No Personales (14,5 millones de pesos más) y Servicios de la Deuda (1 millón de pesos más).

El recorte, según el gremio, implicará la fusión de secciones que afectará a unos 800 maestros de EGB. Por eso rechazaron el cierre de cursos, para evitar que un docente tenga a su cargo más de treinta alumnos. Sin embargo, admitieron que existen sitios con un sobredimensionamiento de maestros que dirigen a reducidos grupos de alumnos. Dijeron estar dispuestos a conversar caso por caso y a ejecutar la reubicación, según haga falta. Pero a pesar de lo urgente que resulta el diálogo, el gremio se topa allí con la «tozudez» y la «soberbia» del ministro, que no accede a recibirlos. Por eso, aunque parezca lamentable, los legisladores debieron ofrecerse como «mediadores» para intentar que Rébola acceda a generar el ámbito de discusión que oficialistas y opositores terminaron reclamando.

Ante los diputados, el ministro había exhibido actas firmadas por directores y supervisores que supuestamente convalidaban el recorte. Pero los gremialistas denunciaron que esos documentos fueron firmados «bajo presión» y muchos «en disconformidad».

Nivel Superior

En el nivel superior, la provincia cuenta con 126 institutos de los cuales 61 son de gestión privada. El ajuste en el sector implicará la reducción de 3800 horas cátedras (puede esto no significar el cese de ningún docente, pero sí la reducción de su salario a la mitad).

Durante la reunión, el gremio reveló que curiosa o sospechosamente, ese «tijeretazo» afecta exclusivamente a establecimientos oficiales. El recorte no avanza sobre los de gestión privada, que paradójicamente reciben subsidios del Estado, además de sus elevadas cuotas.

A las denuncias, AMSAFE sumó otra que dejó boquiabiertos a los diputados. La dirigente rosarina, Sonia Lesa, sorprendió citando un informe del Banco Mundial que «recomienda» terminar «progresivamente» con la gratuidad en el nivel superior de educación, debiendo prevalecer los institutos privados.

Azorado, el propio presidente de la Cámara, Alberto Hammerly, reconoció desconocer la información. «Por supuesto que son temas que no podemos conocer en profundidad. Pero en lo personal diría que no lo conozco. Ojalá se pueda discutir».

El socialista Eduardo Dipollina amplió diciendo que se trata de una cláusula que el organismo internacional impone a la provincia para conceder préstamos. «No conocíamos la información -confesó igualmente- y es realmente preocupante que se agreda de esta manera a la educación pública y gratuita».

Claro que la especie fue desmentida por Alejandro Rébola. Primero, el ministro le reclamó la documentación al periodista que lo consultaba. Segundo, calificó la información como «falsa». «Tirar este tipo de cosas no hacen más que crear más inquietud, zozobra e inseguridad en una comunidad que ya de por sí tiene muchos problemas».

AMSAFE insistió con la afirmación y ofreció copia del documento a todos los legisladores presentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *