El trabajo de las jóvenes de La Casa de Juan Diego
Fuente: Gobierno de la ciudad de Santa Fe

El trabajo de las jóvenes de La Casa de Juan Diego

Un compromiso, una idea y la colaboración del Estado y las instituciones para poder concretarlos. María Emilia Gagneten es vecina de la Casa de Juan Diego, una institución que trabaja con niños y jóvenes en situación de calle. ¿Cómo puedo ayudar a estos pibes, ya, ahora?, se preguntaba. Sin aspiraciones altruistas, mirando a los ojos de sus vecinos, sin bajar la vista, ni mirar para otro lado, se puso en marcha. Así fue como se contactó con la Oficina del Distrito Centro de la Municipalidad, que corresponde a su barrio, Candioti Sur, e hizo una propuesta concreta: confeccionar las mochilas para los chicos que participarán desde enero de las Colonias Municipales.

A sus 65 años, María Emilia “milita” por una causa: colaborar con la educación de los chicos más vulnerados. Desde hace cuatro meses, está trabajando con un grupo de jóvenes, entre 17 y 25 años, de La Casa de Juan Diego, para enseñarles un oficio. Una vez más puso en marcha la maquinaria solidaria, juntando unos pesos de aquí y de allá, repararon una vieja máquina de coser, un vecino donó otra y comenzaron las clases.

Previendo la erradicación de bolsas plásticas, enseñó a fabricar bolsitas de fliselina (un material entre tela y papel) y comenzaron a comercializarlas en un mercadito del barrio, luego en una verdulería. Y así, de apoco, las jóvenes fueron encontrando un oficio y una manera de hacer unos pesos.

Con el Municipio

Con esa experiencia al hombro, María Emilia se juntó con Rodolfo Bravi, coordinador del Distrito Centro del Gobierno de la Ciudad, con otra idea: “Por qué no unir las dos puntas, ayudamos a las chicas y ustedes resuelven el tema de las mochilas que les regalan a los niños que participan de las Colonias”. Se presentó una muestra y el Municipio contrató los servicios de La Casa de Juan Diego para la realización de 2.000 mochilas. Y también donó el material para su elaboración.

Por su parte, Rodolfo Bravi señaló la importancia del trabajo que las instituciones como La Casa de Juan Diego realizan en los barrios de la ciudad. “Una de las estrategias que implementamos desde el Municipio con el Programa de Descentralización, es generar redes con las instituciones y crear proyectos comunes. De esa manera, se pueden resolver situaciones, que en algunos casos son muy complicadas”. Paralelamente, el funcionario destacó la predisposición y el compromiso de los vecinos y agregó: “Detrás de las instituciones hay personas que tienen la voluntad de mejorar su vida, de cambiarla. En casos como estos, donde se unen la buena voluntad de los vecinos, la participación del estado y de las instituciones, es cuando vemos los frutos del Programa de Descentralización”.

De acuerdo a lo adelantado desde la Dirección de Deportes, unos 3 mil chicos, de 6 a 13 años, podrán acceder, de manera gratuita, a las actividades que se iniciarán desde el 9 de enero y que se extenderán hasta el 17 de febrero de 2012, en 10 sedes diferentes. Al igual que el año pasado, también habrá una colonia destinada a chicos discapacitados y otra para adultos mayores.

Para colaborar

“Necesitamos máquinas de coser, preferiblemente en funcionamiento, hilos, agujas y alfileres”, solicitó María Emilia, para continuar con la fabricación de bolsas para los mandados. Los comerciantes o vecinos que quieran contactase con María Emilia o con La Casa de Juan Diego, pueden hacerlo a los teléfonos: 4538267 ó 4557153.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *