Elisa: podría profundizarse la crisis del comercio sin ayuda del sector financiero
Fuente: El Cronista Regional

Elisa: podría profundizarse la crisis del comercio sin ayuda del sector financiero

A pesar de la adopción de medidas que respondieron a las inquietudes de los comerciantes, industriales y productores agropecuarios de Elisa, la sucursal del Nuevo Banco de Santa Fe sigue “en deuda” con algunos reclamos de sector.

A mediados de enero, el Centro Comercial, Industrial y Agropecuario entregó un petitorio a Dante Herzog, gerente de la entidad bancaria, donde se solicitaron medidas a través de 12 puntos.

Según manifestó Roberto Galoppo -presidente del Centro Comercial- a El Cronista Regional, el banco cumplió con al menos siete de esos puntos pero aún quedan sin resolución otros cinco, que detallamos:

-Disponer la refinanciación de los descubiertos en cuenta corriente (aumentados abruptamente por el corte de la cadena de pagos) y de los cheques rechazados en plazos acordes (6, 8, 10, 12 meses) y tasas no usurarias.

-Extensión del plazo para la recuperación de los cheques rechazados hasta 60 días (en estos momentos es hasta 30 días).

-Prórroga de vencimiento de documentos, créditos y demás acreencias bancarias, con fecha posterior al 3-12-01.

-Quita de la comisión de canje de los valores.

-Refinanciar descubiertos, valores rechazados y otros pasivos bancarios, a tasas y plazos acordes a la crítica situación.

En su respuesta el Banco de Santa Fe señaló que la mayoría de las peticiones escapan a la decisión de esa entidad y dependen del Banco Central de la República Argentina como autoridad de contralor.

De todos modos, en ese momento, adoptó una serie de medidas entre las que se destacaron no cobrar comisiones o multas por cheques rechazados hasta el 31-01-2002; aceptar el pago de cuotas correspondientes a préstamos personales, hipotecarios y prendarios en Lecop y/o Patacones y postergar ejecuciones.

Nueva advertencia

En el contexto de estas gestiones, Galoppo respondió a El Cronista Regional algunos interrogantes en torno a la difícil situación actual al tiempo que lanzó una seria advertencia sobre el futuro del sector.

-¿Cómo afectan los problemas financieros a los comerciantes y productores de la localidad?.

-Esta es una zona agrícola-ganadera. En estos momentos, el sector más afectado es el de los granos donde hoy se destaca el girasol. El problema -que ya se observa a nivel nacional y provincial- surge por exigencias de los exportadores que no compran y los silos están abarrotados de granos. Entonces el productor entregó la cosecha pero no puede cobrar. A partir de ahí, se encadenan una serie de problemas más porque el productor no puede cumplir con los que cosecharon y por ejemplo con el comercio. Por lo tanto hay otro inconveniente que vincula al banco. Comienzan a circular cheques a cuenta de la cosecha y resulta que al no poder vender el cereal, estos son depositados en el banco y son rechazados. Entonces, no se puede ni cobrar ni pagar. Desde el Centro Comercial hicimos un planteo hacia los directivos del banco y otras instituciones para buscar soluciones -en este caso- en beneficio del comercio que de seguir como hasta el momento tendrá que cerrar sus puertas. La situación es grave.

-Con respecto a los reclamos trasladados a las autoridades del Banco y teniendo en cuenta que hay algunos aspectos sin resolución, ¿qué puede esperarse ahora?.

-En enero entregamos un petitorio al Banco detallando los problemas y los reclamos. Debemos reconocer que hubo respuesta favorable sobre algunos puntos pero hay otros que no se revisaron porque -según las autoridades del Banco- dependen de medidas que tome el Banco Central. Estimo que es así. Pero de todos modos tenemos miedo porque los bancos no tienen problemas en decir no. Por eso sugerimos desde los centros comerciales o desde Sociedad Rural o Federación Agraria (como por ejemplo de San Cristóbal) que nos unamos todos y acompañar -en caso de ser necesario- a las autoridades del Banco para alguna gestión en Buenos Aires. Pero creemos también que es importante que esas autoridades accedan a nuestros pedidos porque no estamos pidiendo nada del otro mundo.

-En este momento, ¿cual es el problema más urgente a resolver?.

-Por ejemplo la compra de valores se destrabó en parte. El productor agropecuario vende -por ejemplo a 30 días- cereal o carne y cobra con un cheque a fecha diferida. Entonces, ¿qué hace el productor?: lleva el cheque al banco y este o no se lo compra o si lo toma hay unas demoras tremendas con respecto al clearing. Por lo tanto ese productor cumplió con el comercio por ejemplo con un cheque, con algún valor o simplemente de palabra, pero resulta que después no se acreditan los depósitos en sus respectivas cuentas. Por eso el Banco debería observar esto y tendría que permitir un descubierto a tasas razonables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *