Emotivo debut del Centro de Artes Circenses y Urbanas
Emotivo debut del Centro de Artes Circenses y Urbanas Crédito: Gobierno de la ciudad de Santa Fe
Cultura
Redacción El Santafesino
19/04/2011
Artes Circenses Molino Marconetti Teatro Municipal

Emotivo debut del Centro de Artes Circenses y Urbanas

Toda la geografía del Molino Marconetti fue escenario para el debut oficial del Centro de Artes Circenses y Urbanas de Santa Fe; hasta las columnas, paredes y ventanas fueron utilizadas por las decenas de briosos artistas para desplegar una impactante presentación que hilvanó numerosas y disímiles perfomances. Centenares de espectadores de diferentes puntos de la región se dieron cita en el emblemático espacio del Puerto de Santa Fe para sumergirse en este adrenalínico universo de las artes combinadas en el Nuevo Circo.

Los artistas del innovador Centro impulsado por el Gobierno de la ciudad y dirigido por Gerardo Hochman compartieron la escena con integrantes del elenco de La Arena, reconocida compañía porteña que en la sala Mayor del Teatro Municipal, presentó su espectáculo “Tiempos que Corren”.

Adrenalina en los sentidos

El contraste estético es ineludible: la estructura desnuda del interior del Molino, con sus ladrillos a la vista y las columnas dibujando rectángulos en el aire, albergando la gracia, la destreza y la belleza de manifestaciones artísticas de esta naturaleza cataliza emociones únicas, potencia la sensibilidad de los espectadores. Gerardo Hochman es consciente de esto y supo canalizar la potencia de los contrapuntos cargados de tensiones estéticas para realzar el acontecimiento.

La presentación en sociedad de la primera performance del Centro de Artes Circenses y Urbanas fue inmejorable en resultado y convocatoria. Centenares de espectadores fueron testigos de un espectáculo cargado de energía que utilizó todo el edificio central del Molino y desplegó numerosos cuadros y coreografías de vertiginosa factura. Tomando como base la ruptura de la convencional relación público-artista, los ‘circenses’ cubiertos en ropa urbana amalgamaron las secuencias con su propia humanidad: fueron ellos, en grupo, los que guiaron las miradas y los cuerpos de los espectadores para que la atención no se disipe.

Hubo que estar alertas y seguir todo el itinerario para no perderse nada. Trapecios, telas, aros, cuerdas, palos chino; acrobacias en suelo, fusionando coreografías con improvisación individual; malabares y danza; música por doquier; estilizadas cuotas de capoeira y parkour; actuaciones y clowns; histrionismo, coordinación, ritmo, dinámica; impulsos y más impulsos: una provocación constante al sistema nervioso, una inyección de adrenalina directa a los sentidos.

Para el cierre, la descarga: baile desenfrenado, sumando al público cómplice en la inmensa ronda, como en un ritual común de liberación de tensiones. Final digno de un momento especial, punto y coma en un proceso que se evidencia exitoso y que, sin dudas, nos regalará a los santafesinos muchas más experiencias de alta calidad artística.

Santa Fe, la referencia

“Esta performance fue la forma que encontramos para devolverle a la ciudad un poco de lo que nos ha brindado en este tiempo”, sostuvo Hochman y continuó: “es una pequeña muestra de lo que podemos hacer, un anticipo de los espectáculos y las propuestas que hemos proyectado para el futuro próximo”.

Entusiasmado por la repercusión obtenida, el director del Centro destacó “es muy importante que el Estado invierta esfuerzos y recursos en el desarrollo artístico de la ciudad; es una maravilla que se rescaten espacios patrimoniales históricos como este Molino y, más aún, que se destinen al crecimiento cultural de la región”.

En esta misma línea, Hochman indicó que “seleccionamos medio centenar de artistas que ya tuvieran una formación previa. En su primera etapa, el CACU es un espacio de perfeccionamiento; el objetivo es que funcione como una verdadera usina creativa de la que nazcan productos artísticos. Junto al Gobierno de la Ciudad apuntamos a que los artistas de circo de la zona tengan un espacio para reflexionarse, para sofisticar su lenguaje, para elevar la calidad de la práctica y para que ese aprendizaje pueda replicarse en otros espacios. Además, la intensión es que quienes se forman acá no sólo transmitan estos conocimientos a gente que ya esté en la actividad, sino también a todos aquellos que no tiene acceso a este tipo de manifestaciones, que no les resulta sencillo llegar a ellas”.

Alcanzar los sueños

Categóricamente, la subsecretaria de Programación e Industrias Culturales del Gobierno de la ciudad, Patricia Pieragostini, sostuvo: “para nosotros esta presentación es una fiesta; hemos soñado con este momento desde 2008, cuando comenzamos a proyectar este Centro de Artes Circences y Urbanas, y arribar a esta instancia es maravilloso y emocionante; más en un espacio como el Molino Marconetti, emblemático por su recuperación y por las actividades que desarrollamos en su seno”.

En esta línea, dijo que con esta iniciativa “dimos visibilidad a una necesidad importante que muchos artistas de la región tenían: contar con un espacio de perfeccionamiento y formación como este. El éxito de los talleres que Hochman dictó el año pasado en el Teatro Municipal y la gran repercusión que tuvimos en la convocatoria para seleccionar a los artistas que serían parte de esta primera etapa del Centro hablan a las claras de esto; abrimos 46 lugares y se presentaron 150 artistas de diferentes localidades de la zona”.

De esta manera, Pieragostini añadió que durante el mes y medio de trabajo en el Centro, “los artistas han hecho un esfuerzo inmenso; por eso es que las emociones están a flor de piel. Hochman es clave en este proceso: la poética que le imprime a sus propuestas han amalgamado las rutinas individuales y las trayectorias disímiles de quienes integran el Centro; realidad que vimos plasmada en la espectacular presentación que vimos. Marca un hito en la historia del proyecto del CACU, implica un gran impulso para todos y ratifica que tenemos que seguir en este camino, creciendo, progresando, apuntando siempre a más”.

Impulso santafesino

“Una de las facetas más interesantes de esta edición del Arte Ciudad es que, además de los espectáculos protagonizados por grupos consagrados, hemos abierto un espacio vital para el desarrollo de propuestas que integren a artistas santafesinos y de la región”, afirmó Pieragostini y agregó que “los exitosos trabajos de laboratorio como el de Retroclub, Cuerpo Ciudad y este del Centro de Artes Circenses y Urbanas son una genuina fuente de creación para nuestros artistas que, además, se sumergieron en intensos procesos de colectivos de trabajo integrados por 30, 40, 50 personas. Proyectaron juntos, entrelazando las especificidades de cada uno de sus campos de acción, poniendo en diálogo sus trayectorias, visiones y experiencias”. Así, la representante del Gobierno de la ciudad concluyó: “como desde el inicio de la gestión, apostamos al riesgo estético, a la investigación, a la indagación en nuevos campos. Los resultados fueron inmejorables: fueron propuestas innovadoras y de calidad que abrieron lugar a procesos dinámicos y flexibles dominados por la diversidad y la inclusión”.

En escena

Los 46 artistas que fueron seleccionados para esta primera etapa del CACU y que protagonizaron las performances son: Marcela Acosta, Emmanuel Alberto Alassia, Mauro Arce, María Celina Arcoba, Florencio Arteaga, Luciano Bertone, Pamela Blázquez, Gricel Bravo, Ailén Cohan, Melisa Colombo, Rodrigo Duarte, Janise Eberhardt, María Celeste Faletto, Francisco Games, Miguel Gómez, Lucila Gunno, Elisa Habringer, Juan Carlos Izaguirre, Melisa Kees, Sara Krumm, Aime Luna, Stefanía Macua, Javier Melgar, Ana Laura Municoy, Delfina Nin, María José Pacayut Klein, Luciana Paillet, Damián Carlos Perna, Ariel Pereyra, Ricardo Pérez, Verónica Pertovt, María Dolores Pijuan, Alfonsina Rama, Maite Rovetto, Isabel Ruiz, Matilde Salami, Walter Siandra, Cristian Sosa, Esteban Sosa, Gonzalo Squeff, Diego Armando Tortul, Alejandro José Valdéz, Emanuel Valentinuzzi, Nahuel Valiente, María Julieta Zalazar y Cristian Zapata. Vale destacar que ellos son oriundos de nuestra ciudad y de diferentes localidades de Entre Ríos, Córdoba y la provincia de Santa Fe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *