Energía, agua y salud, las quejas más frecuentes
Industria, ciencia y estado, juntos para crecer Crédito: Archivo El Cronista Regional

Energía, agua y salud, las quejas más frecuentes

Los santafesinos tienen al alcance de la mano una herramienta a la cual acudir cuando sienten que sus derechos son vulnerados y necesitan reparar esa situación. Tanto la Defensoría del Pueblo –entidad que depende de la esfera provincial- como Adelco –Asociación de Defensa al Consumidor- están atentos ante los problemas que presentan los ciudadanos e interceden para que estos se resuelvan.

El Santafesino dialogó con la defensora adjunta zona norte Liliana Loyola quien contó que son variados y de diversa complejidad los problemas que llegan a la entidad.

En ese sentido dijo que “los más constantes son los reclamos relacionados al ámbito de la salud, no sólo del ámbito público sino también del privado” y mencionó algunos ejemplos que son puntos de quejas como la provisión de equipos, de medicamentos, turnos para cirugías programadas, entre otros. Por otro lado, la funcionaria manifestó que también se observan muchas quejas “en materia de servicios como de la Empresa Provincial de la Energía y de ASSA” y por último explica que la institución también recibe cuestiones relacionados a la defensa al consumidor, a la asistencia a la víctima y por mediación comunitaria, ya que la defensoría “cuenta con dos organismos internos donde se abordan temas como la violencia doméstica, el maltrato infantil, el abuso de niños, de ancianos y por otro lado, se tratan disputas entre vecinos, problemas que tienen que ver con cuestiones medioambientales donde intervienen distintos actores, cuestiones alimentarias, régimen de visitas, etc, por eso digo que la variedad de temas que llegan es permanente”, expresó Loyola.

-¿Qué reclamos llegan de la Empresa Provincial de la Energía?

“Básicamente problemas con la facturación, sobre todo cuando la empresa realiza estimaciones de consumo. La EPE alega que no tiene personal suficiente para poder hacer la lectura de todos los medidores y entonces hacen estimaciones tomando un promedio histórico. Entonces, cuando se realiza la lectura efectiva del consumo, no es lo mismo prorratearlo mensualmente que acumularlo y ahí es cuando la diferencia es grande”, sobre todo en lo que tiene que pagar el consumidor. “Otras veces es por la diferencia en el consumo respecto de lo que plantea empresa y consumidor y también hay reclamos de cuando la empresa supervisa y dice que el medidor ha sido tocado. Hay veces en que el usuario no está presente cuando se hacen esos procedimientos y hay toda una discusión en cuanto a la validez de los mismos. Pero el más complejo y común es la estimación que se hace por no realizar bimestralmente la lectura” de los medidores, mencionó la defensora adjunta.

– Hace tiempo se planteaba la situación de que algunas empresas de colectivos no cumplían con el otorgamiento de pasajes para personas con certificado de discapacidad, ¿Qué panorama se plantea ahora?

– “Eso mejoró bastante, aunque todavía siguen subsistiendo reclamos sobre algunas empresas puntuales, pero en general se avanzó. Sí se registran reclamos por empresas que no cumplen con los horarios o con las condiciones elementales que se deben brindar al usuario”.

– ¿Y qué pasa con la telefonía?

“Los reclamos que más llegan son acerca de la telefonía celular. También se ha dado últimamente que hay problemas con las compras que se realizan por Internet donde no se recibe lo que se adquirió”.

Si bien la defensora adjunta manifestó que no se resuelven el ciento por ciento de las quejas que llegan a la entidad, desde allí las personas salen con una referencia hacia donde dirigirse en el caso de que no encuentren solución allí.

“Nuestra función fundamental es ser una entidad de control y ver que los organismos puedan resolver cuestiones de la gente, que a veces son colectivas. Lo que hacemos es recibir el tema y tratar de viabilizar las soluciones”, dijo Loyola.

En ese sentido, la funcionaria mencionó algunos datos generales respecto de las resoluciones. Por ejemplo, “en casos de violencia doméstica donde se registran más de 10.000 casos, podemos decir que entre el 70 y 80 por ciento no se judicializó y se resolvió en el interior del Centro de Asistencia a la Víctima. Respecto de las mediaciones, estimamos que son 100 mensuales con un alto porcentaje de resolución en los temas planteados”.

La defensoría del pueblo tiene su sede central en Santa Fe y Rosario pero también posee delegaciones en varias ciudades del interior de la provincia.

Desde Adelco

En el caso de Adelco (Asociación de Defensa al Consumidor) su objetivo básico es informar, representar y defender a los consumidores de productos y usuarios de servicios públicos y privados, no sólo en su calidad de comprador, sino también con relación al ahorro, a la seguridad, la salud, educación, etc. El campo de acción específico de quienes integran Adelco es el consumo.

Así es que la asociación tiene dos oficinas de atención al público que están ubicadas en Esperanza y Santo Tomé, además de las consultas que se reciben mediante la web www.adelcosantafe.com.ar.

Luis Lombó, presidente de la entidad, conversó con El Santafesino y explicó que en los dos puntos de atención se dan “situaciones comunes y diferentes. En Santo Tomé, las quejas responden a problemas provenientes de la EPE y en Esperanza, se relacionan a la telefonía fija”. Después, a nivel general, se atienden casos de telefonía celular, garantías en electrodomésticos, cuestiones que tienen que ver con bancos, tarjetas de créditos y préstamos y también se presenta el tema de la información sobre algún producto o servicio, cuando no se la brinda de manera adecuada y veraz”.

Adelco trabaja de la siguiente manera. Toman el reclamo, se cursa una nota informándole al proveedor del bien o servicio sobre cual es el derecho que ha sido afectado y cuál es el reclamo del consumidor y se los insta a que se solucione el problema. Con esta tarea, “se consigue entre un 40 a un 50 por ciento de solución de los conflictos y cuando éstos no son solucionados se deriva al consumidor al organismo correspondiente”.

Lombó especificó que la institución atiende a unos 1.000 ciudadanos de manera anual y bregan porque la provincia cuente con una ley de defensa al consumidor para que los mismos municipios tengan la facultad de ser órganos de aplicación de la norma ya que los habitantes del interior “se encuentran desprotegidos, porque a veces no pueden trasladarse hacia los organismos o hacia las audiencias” que se encuentran en las principales ciudades, finalizó el presidente de Adelco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *