Enfermedades que pueden aparecer en el trigo
Ing. Norma Formento, fitopatóloga del INTA Paraná Crédito: El Santafesino

Enfermedades que pueden aparecer en el trigo

El cultivo de trigo en Argentina es afectado por numerosos factores bióticos, entre los cuales las enfermedades ocasionadas por microorganismos fúngicos, bacterias y virus son limitantes del rendimiento y la calidad de los granos.

Conocer anticipadamente la existencia de enfermedades emergentes o re-emergentes, constituye un desafío para mantener la productividad en forma sostenible en un futuro cercano. La producción mundial de cereales incrementó desde 1950 al año 2000, de 650 a 1.900 millones de toneladas de granos, aumentando sólo el 10% del área sembrada y se prevé que en los próximos 20 años habrá un requerimiento de un 50% más de cereales producidos para una población creciente.

Desde el punto de vista agrícola la inserción de nuevos paradigmas tecnológicos como por ejemplo los sistemas de labranza conservacionista con la presencia de rastrojo de cultivos en superficie, la globalización del germoplasma en el cono sur americano, la introducción de materiales franceses y el cambio climático dan lugar a nuevos y complejos escenarios sanitario de los cultivos.

El cambio climático, la transferencia lateral de genes, el intercambio de germoplasma, la circulación de aire en la atmósfera y los nuevos escenarios productivos son los principales procesos que influyen en la emergencia o re-emergencia de las enfermedades de los cultivos.

Las enfermedades emergentes son aquellas de aparición reciente y las reemergentes, ya identificadas, son las que aumentan peligrosamente su frecuencia o distribución geográfica. Entre las que resurgen después de un período de declinación (desde 1950) se destaca la roya negra o roya del tallo (Puccinia graminis-tritici) que hace 3 años se detecta con mayor relevancia en lotes de producción o bien otras que aumentan en forma sostenida en los últimos 20 años o amenazan con aumentar en el futuro por factores climáticos conductivos como la mancha borrosa (Bipolaris sorokiniana), que afecta a casi todos los órganos del trigo, desde raíces, entrenudos, nudos, semillas, hojas, vainas y tallos.

Dentro de las emergentes, se detectan unas 10 enfermedades virales, no obstante el panorama se amplía y se torna cada vez más complejo en cada nueva campaña. Si bien la prevalencia de estas enfermedades difiere según la zona, las condiciones climáticas, la existencia y densidad de vectores y la presencia de reservorios (malezas y plantas voluntarias), en ciertos casos, la semilla constituye un reservorio de la enfermedad con gran importancia en el marco de las exportaciones.

Se considera que el WSMV (wheat streak mosaic virus) o Mosaico estriado del trigo, es un Potyviridae del género Tritimovirus, es la virosis más importante en Argentina, detectada en el 2002. En noviembre de 2003, SENASA la declara plaga no cuarentenaria que implica bajo monitoreo permanente.

En el año 2005 se detectó en Santa Fe y durante los ciclos 2007 y 2008 ocasionó severas epifitias en el sudeste bonaerense. Se transmite por semillas (1/10000) y por un vector, un ácaro muy pequeño (0,1- 0,5 mm ), Aceria tosichella Keifer (Prostigmata: Eriophidae), con un ciclo de vida muy corto y con una alta eficiencia de transmisión, lo hace durante toda su vida sin transferir esa capacidad a la descendencia. Sobrevive en plantas voluntarias de trigo, maíz y varias malezas, ya que depende estrictamente de un puente verde donde transcurrir el período libre del cultivo en el campo. En Entre Ríos se observó en el Campo Experimental de la EEA Paraná , en septiembre del 2008.

El virus ocasiona mosaico estriado, enanismo, necrosis, deformación de espigas, granos vanos, muerte de plantas y produce importantes disminuciones en el rendimiento que pueden alcanzar el 100% con pérdida total del cultivo.

El monitoreo sanitario de plantas voluntarias de cualquier cultivo permite evaluar su función como reservorios de enfermedades y su importancia como factor desencadenante de epifitias. Son importantes los trigos guachos en la epidemiología de la enfermedad, por la sobrevivencia del ácaro en el verano, que luego se traslada al cultivo de maíz.

Medidas de control

Como medidas de control se indican la eliminación de plantas de cereales guachos, control de malezas posibles reservorio del ácaro, siembras tempranas y cultivares resistentes a la enfermedad. Desde Syngenta se aconseja el uso de Dividend Extra, un fungicida sistémico y de contacto para cereales. Suprime hongos de la semilla y el suelo, en especial Fusarium y Rizoctonia. Es una alternativa superadora del Fungicida-Curasemilla Dividend ampliamente conocido en las zonas trigueras.

Para el control de Roya, Septoria y Mancha Amarilla se recomienda el uso del fungicida Amistar Xtra. Es el producto más usado en superficie aplicada, con más del 50% de área de productores de alta tecnología, orientado a la búsqueda de altos rindes.

Otra herramienta es el fungicida Artea que combina Triazoles para garantizar el mayor control de enfermedades sin gastar de más. Una mezcla efectiva de Cyproconazole y Propiconazole para proteger a los trigos de sus enfermedades. Es el principal fungicida usado en zonas de rindes medios.

Para cebada se recomienda Tilt, el Triazol más económico con todo el control de enfermedades.

Las enfermedades emergentes y re-emergentes constituyen un serio peligro y exigen una interpretación global, regional y local con carácter dinámico. Son influenciadas por cambios tecnológicos, económicos, sociales, ambientales, biológicos y bélicos (bioterrorismo) + potencial de cambio y adaptación de los microorganismos. Requieren estrategias integradas interdisciplinarias, con nivel internacional, rigor científico en la vigilancia epidemiológica y técnicas de diagnóstico, con soluciones adecuadas, oportunas, eficaces y prácticas.

Acerca de Syngenta

Syngenta es una de las compañías líderes mundiales con más de 25.000 colaboradores en más de 90 países dedicada a su propósito: Incorporar a la vida el potencial de las plantas. A través de ciencia de clase mundial, alcance global y compromiso con nuestros clientes contribuimos a incrementar la productividad en los cultivos, a proteger el medio ambiente y a mejorar la calidad de vida y la salud. Para obtener más información por favor ingrese a www.syngenta.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *