Exportación de carne: 2.500 trabajadores podrían recuperar sus empleos en marzo
Fuente:

Exportación de carne: 2.500 trabajadores podrían recuperar sus empleos en marzo

Durante el mes de enero los mercados mundiales más exigentes del mundo volvieron a abrirse para las carnes argentinas. La medida no solo repercute en el sector exportador. El Subsecretario de Agricultura y Ganadería de nuestra provincia, Ing. Oscar Aloatti, precisó en diálogo con El Cronista Regional los beneficios para Santa Fe en este nuevo escenario.

-¿Después de cuánto tiempo se retoman las exportaciones de carne a Europa y particularmente a Israel?.

-Han pasado casi 11 meses -desde marzo del año pasado- que no vendemos carne a esos mercados por el problema de la reaparición de la aftosa. El 15 de enero, la comisión permanente de veterinarios europeos otorgó el permiso para la venta de carnes. El 6 de febrero el frigorífico Quikfood, de San Jorge, retomó el envío con mil toneladas destinadas vía aérea a España. Una de las dificultades con la que nos encontramos es la provisión de novillos pesados, porque Córdoba por el momento está cerrada por un nuevo rebrote y Buenos Aires tiene escasez porque las inundaciones obligaron a los productores a vender sus animales. Entendemos que en un par de meses esta situación se normalizará.

-¿Cuáles son los destinos de la carne argentina?.

-Alemania es nuestro principal comprador porque se han desarrollado una gran cantidad de comedores típicamente argentinos, incluso con asadores argentinos, donde el asado, el bife a la parrilla u otros cortes cocidos con planchas tienen gran aceptación. También nos compran Italia, España o Francia en menor medida.

-Santa Fe es fuerte en la producción de carne. ¿De qué manera cree que contribuirá el retorno de las exportaciones?.

-Nuestra provincia lideró el sector de exportación por la calidad de sus plantas y sus carnes. Cumplimos con todas las exigencias europeas. La última es que el animal con destino de exportación tiene que estar certificado por un veterinario habilitado por Senasa, donde se pueda comprobar que no tenga aftosa, que no haya recibido anabólicos, entre otras exigencias.

-El desarrollo del programa de vacunaciones fue vital en 2001 para cumplir con el objetivo de volver a vender a los mercados más exigentes. ¿Qué pasará éste año?.

-Este año las vacunas serán provistas por el Estado Nacional pero la aplicación será a cuenta del productor. Santa Fe ya comenzó a vacunar en el Departamento General López y antes de terminado febrero creemos que tendremos vacunado todo el centro y sur de nuestra provincia, para terminar en marzo o abril en el norte. Serán dos dosis en el año y seguramente la segunda ronda se iniciará en la primavera.

-¿Cómo llegarán las vacunas a los departamentos Las Colonias y La Capital ?.

-Seguramente repetiremos el esquema: del Senasa llegarán las vacunas a nuestro Ministerio, y coordinaremos con las Unidad Ejecutoras Locales (UEL) o Fundaciones. Por lo general ocurre que las trae el vehículo desde el laboratorio proveedor, mientras están listos nuestros vehículos de distribución para llevarlas hasta las unidades ejecutoras en toda la provincia. Normalmente se embarcan a la tardecita, viajan por la noche, a la mañana temprano están acá y al mediodía llegan al lugar.

-¿Seguirán los operativos de control en rutas para evitar la propagación de la aftosa?.

-No se mantienen las prohibiciones salvo en las zonas que están observadas. Por eso hay que extremar precauciones en el campo, sobre todo en el movimiento de la hacienda de invernada. Los animales que salen del campo tienen que estar vacunados y nuestro plan de vacunación es que cuando se cargue una tropa, ésta debe estar vacunada pero también todo el ganado que tiene en el campo.

-¿Cuántas personas trabajaban antes de la crisis de la aftosa en los frigoríficos provinciales y qué posibilidad observa para recuperar ese nivel de empleo?.

-Cerca de 3 mil personas se quedaron sin trabajo y fueron asistidos en parte con subsidios nacionales y provinciales. Pensamos que a principios de marzo estaremos en 2500 personas que volverán al trabajo y, posteriormente, recuperaremos el mismo nivel de empleo. Ocurre que algunos de éstos 3 mil habían sido reubicados en otros empleos.

-¿Cómo repercutió la crisis de la aftosa en la capacidad instalada para exportar?.

-En condiciones de exportar había 9 frigoríficos y siguen estando. Solamente se cerró en forma total la planta Casilda de Rafaela Alimentos (N. de R: finalmente reabrió sus puertas como estaba previsto).

-El Frigorífico Nelson es todo un símbolo en nuestra región. En éste escenario, ¿se puede ilusionar su gente con la reapertura de la planta?.

-Luego de haber trabajado con cortes cocidos Finexcord, con cerca de 100 empleados, surgió el interés de dos frigoríficos, que después se diluyó y esperemos que se retome. Este interés estaba fundamentado en que el principal acreedor, el Banco Francés, tenía la posibilidad de escuchar alguna oferta y de venderle la planta otorgando algún crédito también para los compradores. En este momento, la situación es de expectativa. Si se normaliza el mercado de granos, las exportaciones de carne y liquidación de divisas, soy optimista en que podremos reactivar el frigorífico Nelson.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *