Homenajearon a empleados públicos santafesinos
Homenaje a empleados públicos santafesinos que fueron víctimas del terrorismo de Estado Crédito: Prensa Gobernación
Sin categoría
Redacción El Santafesino
31/03/2015
derechos humanos dictadura cívico-militar empleados públicos

Homenajearon a empleados públicos santafesinos

El gobernador Antonio Bonfatti encabezó un homenaje a los empleados públicos provinciales víctimas del terrorismo de Estado, así como a todos los perseguidos y cesanteados por su participación política o gremial durante la última dictadura cívico militar.

El acto tuvo lugar en la Casa de Gobierno, en la capital provincial, en el acceso ubicado sobre calle San Martín, donde se colocó una placa recordatoria con los 16 nombres de los trabajadores estatales relevados hasta el momento por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos santafesino: Marcos Salvador Aguirre, Abel Argento, Analía Arrriola, Daniel Benavides, Juan Víctor Córdoba, Florencio Fernández, Luis Alberto Hormaeche, Horacio Maggio, Hermes Manera, María Emilia Monasterolo, Carlos Molinas, Ricardo Nicolini, Viviana Pineda, Orlando Rubén Trujillo, Alberto Velzi y Nilsa Urquía.

“No hay pueblo que pueda avanzar si no tiene memoria, si no busca la verdad y la justicia”, afirmó el gobernador, quien recordó la creación del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, en diciembre de 2007, y “de un área específica que abordara los derechos humanos en toda la amplitud de su significado”.

“Hemos participado de muchas actividades junto con los organismos de derechos humanos -continuó Bonfatti-, con todos aquellos que siguen manteniendo viva la memoria. Tuvieron que pasar 32 años para que en la Casa de Gobierno de Santa Fe se ponga una placa en memoria de 16 compañeros que dieron su vida por defender sus ideales”, reconoció.

“Los invito a que sigamos trabajando juntos, defendiendo esta política de Estado; a que nos tomemos de la mano para que la verdad siga saliendo a la luz y se haga justicia con aquellos que cometieron actos aberrantes que no pueden ocurrir nunca más”, instó el gobernador.

“Tenemos que tener cuidado en el presente cuando vemos que se pretende abordar la política desde la nada, sin ideología, sin militantes. Sin militancia no hay quien empuje y lleve adelante este carro que se llama democracia, que se llama sociedad, eso que todos queremos trasformar para vivir mejor. Este es el sueño de los militantes”, sostuvo para finalizar.

Estuvieron presentes, además, los ministros de Gobierno y Reforma del Estado, Rubén Galassi; y de Justicia y Derechos Humanos, Juan Lewis; y el secretario de Derechos Humanos, Horacio Coutaz; familiares de los homenajeados; el secretario general de la seccional Santa Fe de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), Jorge Hofmann; el secretario general del Sindicato de Prensa de Santa Fe, Pablo Giménez, así como también representantes de los sindicatos de la Unión del Personal Civil de la Nación (Upcn), de Luz y Fuerza, Judiciales, Bancarios, Sadop (Docentes Particulares), el Foro contra la Impunidad y por la Justicia de Santa Fe, y otras entidades de la sociedad civil y vinculadas con los derechos humanos.

El ministro Galassi remarcó que los nombres que se recuerdan en la placa forman parte del “primer relevamiento de la Secretaría de Derechos Humanos y en el caso de que hubiera alguna otra víctima en Santa Fe o algún otro punto de la provincia, también figurará”.

“Este homenaje es parte de una política -expresó- que en su momento también reconoció a los trabajadores que habían sido cesanteados y fueron reincorporados, y que se suma a muchas acciones que desde el Estado santafesino se adoptaron como política de Estado para sostener la memoria, la verdad y sobre todo hacer justicia”.

El acto fue organizado por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos junto con el Foro y los sindicatos de Upcn y ATE locales. La ceremonia comenzó con el descubrimiento de la placa, donde después familiares de los homenajeados depositaron una rosa.

“Empleados públicos y militantes”

Durante la ceremonia también hablaron Hoffmann; Elsa Splendiani, del Foro contra la Impunidad; y Elena Ferrigutti, la esposa de uno de los homenajeados.

El titular de ATE señaló que los empleados públicos víctimas del terrorismo de Estado “no murieron en vano porque estamos viviendo lo que ellos de alguna manera hicieron que ocurra y, sin ninguna, duda fueron semilla para llegar a este momento”, afirmó.

A su turno, Ferrigutti, ex detenida durante la dictadura, sostuvo que “los compañeros desaparecidos nos guían, ellos tenían otra mirada de la realidad, y nos impulsaron con su lucha y su ejemplo”.

Ferrigutti, acompañada por su nieta, es ex gremialista y detenida, y esposa del homenajeado Daniel Benavídez, alias “El Peluca”, cuando era empleado de la DPE (Dirección Provincial de la Energía) y delegado gremial por el Sector Almacén del sindicato, quien también habló también en nombre de Horacio Maggio, “El Nariz”, de la comisión gremial interna del ex Banco Provincial de Santa Fe.

En tanto, Elsa Splendiani, representante del Foro, pidió “memoria, verdad y justicia” y manifestó que “es innegable que la reconstrucción de la memoria es una obra colectiva; por lo tanto, esta reconstrucción se hace desde muchos lugares compartidos. Queremos recordar -puntualizó- a nuestros compañeros y compañeras no sólo desde su condición de militantes, sino también desde su condición de empleados públicos: eran empleados del Estado y fueron víctimas de su ferocidad en la peor dictadura cívico militar sufrida por el pueblo argentino”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *