Hospital Cullen: redujo la mortalidad de pacientes en terapia
Mortalidad de pacientes en terapia Crédito: Prensa Gobernación

Hospital Cullen: redujo la mortalidad de pacientes en terapia

El ministro de Salud de Santa Fe, Miguel Ángel Cappiello, destacó la labor que se viene cumpliendo en la Unidad de Terapia Intensiva (UTI) del hospital José María Cullen de Santa Fe, que en los últimos ocho meses le ha permitido reducir la mortalidad de pacientes del 73% al 47%.

“Esto es muy alentador, porque los porcentajes se ubican en los rangos internacionales”, sostuvo Cappiello, reconociendo que estos logros se producen en el marco de un proceso de fortalecimiento tanto en capacitación de sus recursos humanos como en incorporación de equipamiento tecnológico en procura de alcanzar los cada vez más altos objetivos.

Así lo confirmó al revelar un informe que le fuera brindado por el jefe de dicha UTI, Rafael Ávila, en el que destaca la baja importante en la mortalidad en el servicio a su cargo, debido “al compromiso permanente con los pacientes y al apoyo de la gestión”, entre otras causas.

La terapia de máxima categoría

El ministro santafesino resaltó que la UTI del Cullen es la “de mayor complejidad en la región, siendo la misma considerada de Nivel I -máxima categoría establecida por la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva-, formando médicos especialistas y resolviendo el 100% de las patologías graves, excepto trasplantes, actividad esta que se proyecta comenzar a realizar en breve”.

También reconoció el trabajo que se lleva adelante en la Sala de Guardia del efector y el compromiso de cada uno de los demás servicios del efector para dar respuestas a las urgencias y emergencias que a diario deben atender. Y citó Cappiello el caso de los accidentes de motos que son unos 20.000 pacientes con distintos grados de lesiones que pasaron por el hospital en los últimos cuatro años y medio.

En ese sentido, Cappiello reveló que la magnitud de esos siniestros, que muchas veces dejan secuelas irreversibles, cuando no trágicas, con el consiguiente tremendo dolor y pesar en las familias, constituye una verdadera pandemia, que se traduce en poco más de 4.000 anuales, promediando casi los 400 mensuales.

Según Ávila, la terapia del hospital Cullen de Santa Fe “es una de las unidades más complejas del país” y uno de los desafíos más importantes que encara “es el reemplazo y soporte vital de órganos, encontrándose muy avanzado dentro de esta actividad lo relativo al reemplazo renal continuo y la circulación extracorpórea para reemplazar el pulmón”.

Equipo de nefrología crítica

“Nuestra UTI, resaltó el profesional, ha desarrollado un equipo de nefrología crítica, el cual fue puesto en marcha hace un año con la compra de una máquina de hemofiltración de última tecnología, la cual poseen sólo cinco instituciones en el país. Además, se formó un equipo con un recurso humano entrenado aquí y en el exterior”.

“En el último año y medio, se han incorporado tecnologías de última generación que ponen a esta UTI a la vanguardia en materia de atención crítica y que marcan la diferencia, mediante una inversión que asciende a los 320 mil pesos. Se ha incorporado un aparato para encefalografía continua móvil que se puede ubicar junto a la cama del paciente y un analizador de gases incorporado al mismo monitor, un doppler transcraneano y un Prismaflex para la filtración endovenosa continua”, ponderó Ávila.

Según el informe elevado, la cantidad de ingresos mensuales en la UTI del Cullen ronda aproximadamente los 40 pacientes, “lo que anualmente representaría más de 450”, precisó Ávila.

En cuanto a la principal causa de ingreso a UTI, indicó que es “el politraumatismo con o sin traumatismo de cráneo grave, seguida por pacientes clínicos, y luego por postoperatorios de complejidad”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *