Inflación de septiembre: consecuencias de las PASO, termómetro para la economía que viene
Fuente: Archivo
Economía
17/10/2019
dólar Indec inflación mercados

Inflación de septiembre: consecuencias de las PASO, termómetro para la economía que viene

La inflación en la Argentina sigue sumando ritmo y nos deja cómodo ocupando el tercer lugar en el mundo entre los países con mayor inflación.

La inflación en la Argentina sigue sumando ritmo y nos deja cómodo ocupando el tercer lugar en el mundo entre los países con mayor inflación. El INDEC (Instituto Nacional de Estadísticas y Cencos) publicó oficialmente el índice de precios al consumidor – IPC de Septiembre, trepando al 5,9% la variación mensual respecto del mes anterior.

Con esta cifra, en los nueve primeros meses el IPC acumula un alza del 37,7%, y con relación a un año atrás, un incremento del 53,5%. Con las proyecciones para octubre, noviembre y diciembre, la inflación cerraría en torno al 55/57%, un índice que no se alcanza desde 1991.

Para entender el incremento mirando el dólar quieto de septiembre, se debe conocer las variables que influyen de manera indirecta sobre la estructura de los costos. Para ejemplo de ello, el índice de precios mayoristas de Agosto pronosticaba una inflación de Septiembre que marcaría la diferencia, para lograr ser la más elevada de lo que va del año.

También influyeron entre otros factores, los fenómenos estacionales (marcado aumento de la indumentaria), el aumento de las prepagas que en algunos casos llegó al 6%, y un factor determinante que fue la suba de las naftas en un 4% (suba que no iba a suceder por 3 meses) producto de la crisis internacional por el precio del crudo.

Por su parte, los precios de los alimentos no se quedaron atrás: los que más aumentaron fueron: pan de mesa (14,2%); pan francés (7%); galletitas dulces (10%); harina de trigo (6,4%); pollo entero (14,3%); manteca (6,6%); hamburguesas congeladas (11%); y banana (18,5%).

Las estadísticas nos demuestran que Argentina ha sufrido las consecuencias de la inflación, como lo demuestra el gráfico (ver al final de la nota) que nos marca un camino de 75 años de trayectoria inflacionaria.

La inflación trae aparejado consecuencias para la vida de todos los argentinos. Estas consecuencias son producto de la falta de decisiones económicas, que permitan buscar una solución definitiva a tantos problemas estructurales no resueltos en nuestro país. No resulta ameno que un estudiante, un trabajador, un comerciante, un industrial, un empresario, un kiosquero, un albañil, etc. esté pendiente de cuanto sigue sacrificando en términos reales para conocer cuánto sigue retrocediendo.

La experiencia Argentina nos demuestra que cuando el dólar está quieto (últimas seis semanas en promedio a $60), parece que está tomando carrera para su próximo salto. Todo indicaría que octubre será el mes de cambio en muchos sentidos, a la expectativa de lo que las urnas decidan el 27 de Octubre, esperando la reacción de los mercados el día lunes.

Por Pablo Damian Meier

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *