Interlaken consolida su labor en defensa de la cultura suiza
Fuente: Archivo El Cronista Regional

Interlaken consolida su labor en defensa de la cultura suiza

La Asociación Interlaken es una entidad sin fines de lucro con una importante trayectoria en Franck y la región, dedicada a la difusión de la cultura suiza.

Nació en una casa de familia el 20 de julio de 1995 y en la actualidad cuanta con unos 130 socios. Su presidente es Reynaldo Jullier, y está acompañado -entre otros- por Rubén Amerd, Marisel Jullier y Juan Helner.

Recientemente, celebró sus ocho años de vida con la tradicional Fiesta Suiza que tuvo como particularidad la colocación de la piedra fundamental en un lote del pueblo adquirido para la construcción de la sede propia.

En diálogo con El Cronista Regional, su presidente, Reynaldo Jullier, recordó aquellos tiempos en los que surgió la institución, en reuniones de amigos, “todos con apellidos suizos”. Su primer presidente fue Juan Carlos Yossen, padre de un niño que formaba parte de una orquesta de música valesana. Esta resultó una motivación para crear una entidad con un espíritu de amistad, fraternidad y solidaridad, siempre trabajando por la cultura.

Dos actividades sobresalen de la Asociación Interlaken: el grupo de niños y adultos que aprende idioma alemán y un cuerpo de baile que lleva la música valesana a toda la región.

En el primer caso, un grupo de aproximadamente 40 personas concurre a las clases que se dictan en las instalaciones de la Escuela Láctea, que cede gentilmente su espacio. En el segundo caso, el grupo de baile se sumó a la entidad, hoy con un total aproximado de 50 integrantes.

Jullier considera que estos son dos aspectos que gustan mucho a los vecinos de Franck, “a pesar que esta no era una colonia con muchos descendientes de suizos. Entre los fundadores había muy pocos suizos, que vinieron con italianos y franceses desde Esperanza”.

Con el paso del tiempo, se sumó población desde la zona de San Jerónimo Norte y en la actualidad, Jullier calcula que hay más de un 30 por ciento de descendientes suizos y alemanes entre los vecinos de Franck.

El presidente de la Asociación valora ese componente, “porque ayudó a hacer crecer el pueblo” que hoy conserva sus costumbres y hasta un modelo de trabajo.

En la actualidad, la atención de Interlaken está centrada en la construcción de su sede social, que se levantará en un lote adquirido en el pueblo. El epicentro de la última celebración del aniversario, realizada el pasado 20 de julio, fue la colocación de la piedra fundamental.

La fiesta tuvo una concurrencia importante, con la participación de instituciones de otras localidades e incluso público de otras provincias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *