La inundación devela sectores vulnerables en la costa santafesina
Un vecino de Arroyo Leyes retira sus pertenencias en medio del agua Crédito: Exequiel Kay
La Región
Redacción El Santafesino
31/12/2015
Arroyo Leyes Costa Santafesina inundaciones Río Paraná

La inundación devela sectores vulnerables en la costa santafesina

A sabiendas de la vulnerabilidad de varios sectores de sus distritos, visible ante cada creciente del río Paraná, las comunidades de Arroyo Leyes y Santa Rosa de Calchines están viviendo momentos difíciles. Familias evacuadas, armado de refugios, asistencia sanitaria, refuerzo de defensas, representan las habituales postales que una vez más dejan huellas en los curtidos cuerpos de los lugareños e impactan en las retinas de los visitantes.

La inundación es el árbol que tapa el bosque de las comunidades que viven expuestas a los designios de la naturaleza, debajo del cual drenan las necesidades estructurales en materia de caminos, defensas, vivienda, y protocolos de asistencia en emergencias hídricas. Los operativos viales, el traslado de personas, el acopio de materiales, la solidaridad, generan una adrenalina que pospone cualquier análisis de estas realidades.

Sin embargo, ensayemos un diagnóstico a partir de la crónica. Cuando la noticia del agua llegó a la ciudad capital, Arroyo Leyes ya evacuaba sus primeras 50 familias del barrio Villa Juana, ubicado al norte del distrito y sobre la margen oeste de la Ruta Provincial Nº 1. Sus vecinos viven a resguardo de una débil defensa que con esfuerzo construyó el gobierno local en los últimos años. La repentina crecida apuró un fortalecimiento del anillo pero no alcanzó.

“Pasamos Navidad trabajando con el personal comunal y los vecinos para reforzar la defensa. Pero un aumento de 60 centímetros en dos o tres días nos venció. El agua creció unos 15 centímetros por día y el fin de semana se cortó la defensa” relató Eduardo Lorinz, presidente comunal, quien precisó que se evacuaron 50 familias, unas 140 personas. Hoy están viviendo en refugios construidos a la vera de la ruta.

El caso pone en evidencia una carencia estructural que padece Arroyo Leyes pero también parte del norte de San José del Rincón, siempre al oeste de la Ruta Provincial Nº 1. Desde el kilómetro 8,5 –límite jurisdiccional- en adelante hasta el Arroyo Potreros y su valle de inundación, no hay defensas consolidadas, salvo aquella precaria en el barrio damnificado.

Los problemas ante un pico de creciente, se suscitarán en loteos del kilómetro 21 y de la calle 146, y las calles 104, 44, 22 (cerca de la sede comunal), 18, 6 y 2, todas en dirección al oeste salvo el barrio Los Naranjos, fuera del anillo defensivo, que está al este de la ruta y que también padece anegamientos.

El jefe comunal costero recuerda la existencia de un proyecto ejecutivo para la construcción de una defensa en todo ese tramo, elaborado durante la gestión del ex gobernador Jorge Obeid. “En varias de las calles que menciono, hay defensas que durante todos estos años construyó la Comuna de Arroyo Leyes, pero son defensas precarias sin la compactación adecuada”, advierte Lorinz quien apunta que ante crecidas extraordinarias, en más de un 90 por ciento de los casos, el agua llega a la Ruta Provincial Nº 1. Cabe recordar que la defensa consolidada está entre los kilómetros 0 y 8.

“Desde la crecida de 1998, con 7,41 metros en el puerto de Santa Fe, la población en el sector oeste se ha triplicado”, aseguró el presidente comunal, sin un registro de familias concreto: la crecida interrumpió un censo que estaba en marcha desde la comuna. Pero se estima unas 400 familias que “necesitan una obra definitiva”, remató.

El caso de Santa Rosa

El casco urbano de Santa Rosa de Calchines no sufre mayores complicaciones al momento de hacerse este relevamiento. Puede complicarse la situación en caso de lluvias extraordinarias o bien ante un pico de crecida histórico. Los problemas se suscitan en un sector vulnerable y que periódicamente es noticia: el paraje Los Zapallos.

Puntualmente, vecinos que viven en las costas que baña el Arroyo Leyes, convertido en un verdadero río en los últimos años, y al pie del puente que pasa por encima de ese curso de agua. Allí viven 110 familias, tanto al este como al oeste de la Ruta Provincial Nº 1. El segundo caso, es el más bajo y por ende el más vulnerable.

“Estamos haciendo evacuaciones preventivas. Defenderemos este lugar hasta lo último pero si llueve o sube aún más el nivel del río, será difícil”, aclara Carlos Kaufmann, presidente comunal de Santa Rosa de Calchines. Las familias están siendo asistidas con la ayuda de la comuna, Desarrollo Social y Defensa Civil de la Provincia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *