La magia de jugar
Fuente: Guillermo Vogt
La Cuenca Santafesina
Redacción El Santafesino
27/08/2019
artesano carpintero Ernesto Schmidt historias de vida juguetes de madera niños

La magia de jugar

La tradición de divertirse con un juguete de madera perdura gracias a la pasión que Ernesto Schmidt le imprime al oficio de carpintero. “Para mí es una alegría ver a los chicos con los juguetes”, resume el artesano.

“En mi infancia no podía tener juguetes, me los fabricaba con troncos de madera y los hacía arrastrar porque no tenían ni ruedas”, recuerda Ernesto Schmidt. Hoy, a sus 82 años continúa fabricando juguetes de madera para el disfrute de toda la familia.

Ernesto nació en Posadas, Misiones. “Cuando ya tenía edad de trabajar me fui a una carpintería para hacer los juguetes”, relata el artesano. Allí se desempeñó como carpintero hasta que “salió el plástico y el juguete de madera fue desapareciendo”. También porque buscó nuevos horizontes laborales en Buenos Aires. “Ahí conocí a Telma  y la llevé a Misiones. No le gustó porque tenía la familia lejos. Entonces, para no extrañar tanto nos quedamos en la mitad: en Santa Fe. Y acá estamos hace 55 años. Soy más santafesino que misionero”.

En la ciudad capital ejerció como maestro de taller en el nivel secundario de la Escuela “Nuestra Señora de Lourdes” y se jubiló en el año 2003. “Como también trabajaba mucho en la fabricación de muebles y aberturas, me sobraba madera y no sabía qué hacer. ‘Voy a hacer juguetes’, me dije. Y así empecé a hacer juguetes otra vez”, explica mientras una sonrisa ilumina su rostro.

A primera vista

Ernesto apela a la intuición, a la memoria y a la creatividad para construir cada objeto lúdico en el taller montado en su propia casa, en el barrio Barranquitas. “Veo un camión nuevo y ya saco cómo es el modelo. Primero lo dibujo en una madera terciada y sobre eso voy sacando la medida para tener una idea del grandor del juguete. No es cortar así nomás, hay que tener un plano”, detalla el carpintero y añade que su hijo Daniel colabora con la tarea de pintura.

Así crea camiones, aviones, trenes, máquinas agrícolas, autos de carrera, carretillas, helicópteros, autobombas, caballitos movibles e, incluso, unicornios. “Siempre fui inventando algún modelo”, señala mientras muestra un video del payaso acróbata y cuenta las reacciones que los movimientos del juguete despiertan tanto en niños como en adultos.

La fascinación por los juguetes de madera no distingue edad. “Los grandes se acuerdan del pasado y dicen: ‘cuando era chico tenía tal juguete y estaba hecho de madera’. También he notado cómo atraen a los bebes, van paseando en el cochecito y van mirando los juguetes. Es extraordinario cómo los chicos tienen la mentalidad de reconocer lo que es el juguete”, refiere Ernesto y aclara que, en más de una ocasión, los chicos se van llorando porque los padres no pueden o no quieren comprar el obsequio.

Siguen rodando

“Juguetes de Madera” comercializa sus productos en la tradicional feria de artesanos de la costanera santafesina. Hace algunos meses que también comenzó a recorrer otros destinos como Estación Belgrano, Paraná, Esperanza, Franck y San Carlos Sud.

“Esos juguetes que fabriqué acá se fueron desparramando para diferentes puntos del país, por ejemplo: Córdoba, Chaco, Buenos Aires, Entre Ríos y al sur. La gente pasaba por la costanera santafesina y le llamaba la atención que nunca habían visto esos juguetes. Así fui produciendo cada vez más cantidad”, comenta Schmidt.

En tantos años de minuciosa dedicación a su pasión, Ernesto atesora una anécdota: “una vez vino una señora con una valija y dijo: ‘si este camión entra en la valija me lo llevo a Norteamérica’. El camión entró justo en la valija y se lo llevó. Hasta dónde fue a parar el juguete… es un orgullo para mí”.

Ernesto trasmite paz y contagia vitalidad. “Si no trabajo me parece que la vida se va acortando. Entonces, es otra manera de estar”, expresa en un tono cómplice que nos asegura que los juguetes de madera seguirán rodando…

2 respuestas a “La magia de jugar

  1. grande ernesto, lo conosco de años, aparte de carpintero y artesano, muy buena persona, segui siendo feliz con tus genialidades, abrasos, miguel angel pietri.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *