La Provincia registró un crecimiento urbanístico
Fuente: Prensa Gobernación

La Provincia registró un crecimiento urbanístico

El gobierno de Santa Fe lleva adelante una planificación urbana basada en el trabajo coordinado e integral de sus áreas de competencia, y con las comunas y municipios. El objetivo es garantizar y orientar la planificación urbana local de manera más equilibrada y sostenible.

El Administrador del Servicio de Catastro, Horacio Palavecino, indicó que “desde 2008 hasta fines del año 2013 se registraron 153.174 nuevas partidas del Impuesto inmobiliario en los ejidos urbanos, elevando a 1.461.411 el total de partidas registradas en todo el territorio provincial”.

Estos datos comparados equivalen a duplicar la ciudad de Santa Fe y representa un crecimiento urbanístico del 11,71%. En tanto otro parámetro importante a considerar es la ampliación del ejido urbano de toda la provincia, incorporando 10 mil nuevas hectáreas, el equivalente a 11 ciudades de Granadero Baigorria.

Palavecino, a su vez detalló que, en igual período, se sumaron 23,8 millones de m2 edificados, según los registros de la dependencia a su cargo y regularizado por medio de tareas de fiscalización llevadas adelante.

“El gobierno de Santa Fe ha tomado la firme decisión de dar respuesta a la demanda habitacional de sus ciudadanos”, sostuvo Palavecino, y agregó que “el notable crecimiento de los grandes centros urbanos hace necesario seguir reforzando el trabajo coordinado e integral, de control y fiscalización, de las diferentes áreas que tenemos competencia en esta temática”

El Servicio de Catastro e Información Territorial, la Secretaría de Medio Ambiente, la Secretaria de Regiones, Municipios y Comunas y el Comité de Ordenamiento Territorial entre otros, son las principales áreas competentes a la hora de inspeccionar y controlar el cumplimento de las normativas vigentes para los nuevos emprendimientos urbanísticos. Las mismas buscan consolidar un crecimiento con eje en el desarrollo sustentable.

El acceso a la vivienda es un derecho que debe garantizarse, por ello el Gobierno de Santa Fe trabaja en diferentes acciones e inversiones, a través de la Secretaría de Estado del Hábitat, y con el cumplimiento de las normativas de ordenamiento territorial en los nuevos emprendimientos urbanísticos. Asimismo el debate sobre la nueva Ley de Suelo que se está desarrollando en las 5 regiones provinciales denotan la importancia de un abordaje integral a esta realidad de crecimiento.

Localidades del gran Rosario

Continuando con los detalles, Palavecino indicó que “en la zona del Gran Rosario las localidades de Funes, Roldán, Ibarlucea, Piñero, General Lagos, Timbúes, Alvear y Pueblo Esther son las que experimentaron un mayor crecimiento, a través de los nuevos emprendimientos denominados barrios abiertos y cerrados”.

Funes muestra su crecimiento con el registro de 15 nuevos barrios que representan 5974 lotes. En Roldán se observan 11 sectores con un total de 8638 divisiones. Ibarlucea sumó 2 urbanizaciones y 300 lotes, y Timbúes con 3 distritos suma 606 porciones.

Hacía el sur del Gran Rosario, Pueblo Esther incorporó 4 nuevos barrios y 662 lotes. General Lagos por su parte, 2 barrios y 278 loteos y Alvear 2 barrios y 179 terrenos.

Finalmente en Piñero se constataron 3 nuevos barrios con 179 lotes.

Contextualización de las nuevas urbanizaciones

En el mismo marco de información el Secretario de Medio Ambiente, Cesar Mackler, indicó: “Es importante poder poner en contexto el tema de las nuevas urbanizaciones en la provincia de Santa Fe, el crecimiento de las mismas comenzó a notarse en el sur provincial en la década de 1990 con emprendimientos denominados de barrios cerrados”, recordó el funcionario.

“Después de 2001 los nuevos emprendimientos paralizaron las obras debido al contexto económico, y a partir de 2008 se registraron nuevos movimientos urbanizadores repartidos entre barrios cerrados y abiertos, ahora sí notándose el fenómeno en todo el territorio provincial”, continuó.

“Si bien las grandes urbes como Rosario y Santa Fe han sido las pioneras en experimentar este fenómeno, es indiscutible que las normativas vigentes rigen en y para todo el territorio provincial”, enfatizó el secretario.

El Estudio de Impacto Ambiental (EIA), de factibilidad hídrica y el cumplimento de los códigos urbanos de cada localidad son parte de la normativa vigente que debe cumplimentarse.

Ordenamiento territorial

Mackler también enfatizó en la importancia de un trabajo articulado con cada municipio y comuna, ya que son los primeros en dar el certificado de uso conforme de suelo y a partir de allí debe garantizarse el cumplimiento de las normativas vigentes, tal como lo señala el artículo 19 de la ley 11.717 que indica: “Los funcionarios y agentes públicos responsables de la aprobación de una acción u obra, que afecte o sea susceptible de afectar el ambiente, están obligados a solicitar, con carácter previo, el informe de evaluación de impacto ambiental”. “Es decir que toda autoridad comunal y municipal debe exigirlo previo a la habilitación de obra”.

En tal sentido, el gobierno provincial sancionó el decreto Nº 638/14 creando el Comité Interministerial de Ordenamiento Territorial (CIOT), con el objetivo de sistematizar los procesos de ordenamiento territorial, introduciendo criterios transversales en las acciones de gobierno que permitan una mejor articulación entre las diferentes áreas y promuevan la optimización del potencial productivo con la conservación del entorno en procesos territoriales para un Desarrollo Sustentable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *