La UNL llegó a su padrino número 100
La UNL llegó a su padrino número 100
Cultura
Redacción El Santafesino
06/07/2011
espacio cultural extensión universitaria reserva ecológica

La UNL llegó a su padrino número 100

Con la incorporación del gobierno de la ciudad de Santa Fe, la Universidad Nacional del Litoral (UNL) alcanzó el Padrino Nº 100, una cifra impensada allá por 2003 cuando nacía el programa con el propósito de promover, fortalecer y apoyar las actividades académicas, culturales y de extensión universitaria con el aporte económico de empresas e instituciones de la región.

La adhesión del gobierno de la ciudad se realizó en un acto realizado en el Consejo Superior de la casa de estudios. La rúbrica fue entre el rector Albor Cantard y el intendente Mario Barletta. “Es una connotación simbólica muy importante, no sólo por ser el número cien, sino porque es el gobierno de la ciudad de Santa Fe, donde la universidad tiene su sitio mayoritario y por la particularidad de que quien firma sea el ex rector de esta casa de estudios”, destacó Cantard.

Para Barletta esta adhesión “reafirma y refuerza la relación entre la institución universitaria y el gobierno de la ciudad. Para la ciudad de Santa Fe esta universidad es uno de sus tesoros más preciados. Es importante que la universidad haya llegado al número cien porque da cuenta del compromiso que tiene el empresariado y las instituciones de la ciudad de Santa Fe para con la casa”.

Así, desde aquellas 19 empresas que en ese momento dieron su voto de confianza a esta propuesta de la UNL, hasta las cien que hoy lo hacen, desde este programa se han realizado incontables aportes para la concreción de inversiones en cuatro pilares fundamentales: obras de infraestructura; equipamiento edilicio; investigación y desarrollo, y actividades sociales, culturales y académicas.

Durante estos nueve años el monto total recaudado fue de 2.261.372 pesos. Pero en el primer año sólo se había llegado a 32.500 pesos con el aporte de esas iniciales 19 empresas. En tanto, en 2010 la cifra llegó a 543.065 pesos, la cual lo convirtió en el año más exitoso del programa. En lo que va del 2011 ya se lleva recaudado 290.000 pesos, por lo que se prevé superar ampliamente el monto anterior.

Obras que se hicieron

La importancia que tiene ser padrino de la UNL para las empresas es la asociación al prestigioso perfil a nivel nacional de esta institución centenaria y reconocida en la comunidad y el acceso a servicios especiales.

Pero lo más importante es que con el aporte que hacen, desde esas pequeñas empresas de la ciudad de Santa Fe y de la región hasta las más importantes que se destacan a nivel nacional, pasando por las instituciones públicas, la Universidad puede mejorar sustancialmente su infraestructura y desarrollar actividades culturales, académicas y sociales.

Así, gracias al aporte de las 122 empresas que en total que pasaron por el Programa Padrinos, la casa de estudios terminó la construcción del Pabellón de Producción Vegetal de la FCA y la construcción del Hospital de Salud Animal de la FCV; se hizo el cuarto piso del nuevo edificio de la Secretaría de Vinculación Tecnológica; se construyeron las garitas de colectivos en Ciudad Universitaria; se realizó la remodelación de entrepiso de la Radio LT10 para albergar la oficina de Prensa de la UNL y se remodeló el Área de Deportes de la radio; se hicieron diferentes obras de restauración y remodelación en la Reserva Ecológica; se equipó el quirófano de internación de grandes animales de la FCV; y se construyeron de los nuevos baños del Paraninfo; entre las más importantes.

También se realizaron obras de acondicionamiento y reestructuración de aulas, laboratorios, oficinas e instalaciones de las distintas facultades, escuelas, institutos y del Rectorado de la UNL; se compró material para la práctica deportiva en el Predio UNL-ATE; una Impresora Braille para el Programa UNL Accesible; y se realizó la señalética para el edificio de Rectorado y para Ciudad Universitaria.

También se destinaron fondos para actividades sociales como, por ejemplo, apoyo para la gira que el Coro de la UNL realizó por el Noroeste argentino; para la producción del CD del Jardín Maternal La Ronda; apoyo a la campaña de la Leche del Padre Gasparotto y el programa Ahora Vengo que se emitía por LT10; alquiler del local Triferto Peatonal para la instalación del Espacio Cultural de la UNL; compra y donación de libros y material didáctico para las bibliotecas de la cuadra; adquisición de 600 manuales específicos de arquitectura y apoyo económico a una gran cantidad de actividades culturales y educativas de la casa.

También con esos fondos se destaca, y quizás sea uno de los beneficios más importantes, la innumerable cantidad de alumnos que fueron y son becados para el cursado, ingreso y permanencia en las carreras universitarias.

Prensa UNL – prensa@unl.edu.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *