Las aulas evidencian las contradicciones de las políticas educativas
Alumnos de 7º año de Franck, Santa Fe Crédito: El Cronista Regional

Las aulas evidencian las contradicciones de las políticas educativas

El inicio del ciclo lectivo en la provincia de Santa Fe estuvo precedido por fuertes polémica entre el Ministerio de Educación y el sector gremial por el ajuste en el área. En el medio, las realidades de las escuelas urbanas y rurales jaqueadas por la imposición de fusiones y la negativa (legal, por la Ley de Emergencia provincial) absoluta a la creación de cargos.

En la localidad de Franck, se evidencia parte de esta situación latente en la educación santafesina en la Escuela Primaria Nº 321 “Joaquín V. González”: 80 alumnos de 7º año para sólo 2 docentes. Los reclamos de las autoridades del establecimiento movilizaron al Ministerio de Educación para que habilite un cargo provisorio para la creación de una nueva sección.

Consultada por El Cronista Regional, la directora de la Escuela Nº 321, Mabel Moro, reveló que el ciclo lectivo comenzó con dos secciones de 7º año, “una de 39 alumnos y una de 41. Nos habían prometido la creación de una tercera sección. Dada la problemática que todos conocemos, no se crean cargos, sólo se reacomodan donde hay situaciones de fusión de secciones”.

La titular del establecimiento explicó en esta localidad no hay otra escuela primaria “por lo tanto en Franck no hay ninguna sección fusionada y no vamos a tener un cargo. Debemos esperarlo de afuera, pero los docentes de otras localidades no quieren trasladarse porque se han ganado sus lugares”.

La Escuela recibió una docente el martes 5 de marzo, un día después del inicio de clases, pero en carácter provisorio. “No sabemos hasta cuando vamos a tener esas tres secciones de 7º año” advirtió Moro.

El problema también se plantea en Ingles y Tecnología, donde hacen falta dos horas semanales en cada materia. “No se puede trabajar con 40 alumnos en un laboratorio” exclamó la directora. “Si un chico no puede manipular los elementos y ser partícipe directo del aprendizaje, vamos a volver a la época donde el maestro hacía las experiencia y los alumnos sólo eran receptores, no participaban”.

Desde las esferas oficiales no se admite que haya un docente para diez alumnos en una escuela rural pero si permite que haya un docente frente a un aula con 40 alumnos. La directora compartió esta reflexión interpretando la realidad con claridad: “la reglamentación para ciertas cosas está vigente y para otras no. Es decir que para cuando hay menos cantidad de alumnos sí se puede fusionar, pero no se puede abrir otra sección cuando la cantidad de alumnos supera el número fijado por esa misma reglamentación”.

En el caso del 7º año de la Escuela Nº 321 de Franck, con 75 alumnos ya debería haber tenido tres secciones. El establecimiento tiene un crecimiento constante de matrícula que se calcula del 4 por ciento anual y que hoy alcanza a 555 alumnos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *