Las pérdidas superan los 300 millones de dólares en la provincia de Santa Fe
Trasborde de la producción láctea en zonas del dpto. Las Colonias, una consecuencia de las inundaciones de Santa Fe Crédito: El Cronista Regional

Las pérdidas superan los 300 millones de dólares en la provincia de Santa Fe

La más grave consecuencia del fenómeno hídrico se registra principalmente en la ganadería, con mortandad y disminución de peso de animales, además de pérdidas futuras de crías. En materia de lechería, la producción disminuyó un millón de litros diarios (un 20 por ciento menos en el total provincial). Hay unas 200 mil hectáreas de agricultura perdidas por la inundación, en su mayoría soja, que aún no se había cosechado. En horticultura, los perjuicios ascienden a unos 20 millones de pesos.

En diálogo con El Cronista Regional, el secretario de Agricultura, Oscar Alloati, explicó que “la retirada del agua es lenta” y de a poco aparecen lugares más altos en los campos. El funcionario advirtió que se necesitarán unas 100 mil toneladas de forraje seco para complementar la alimentación de las vacas lecheras; y se tendrá que volver a sembrar en la zona de quintas, dos de los problemas que más preocupan en la región.

Tanto la Sociedad como la Cooperativa de Quinteros, llevaron sus reclamos al Ministerio de Agricultura, Ganadería, Industria y Comercio (MAGIC), centrados básicamente en la necesidad de reiniciar las actividades a partir de un subsidio oficial.

“Los quinteros nos solicitaron tres cosas: la declaración de desastre, que eso ya está; que le ayudemos a sacar el agua de las quintas; y una ayuda financiera para volver a sembrar” detalló el funcionario. Según estimaciones del sector, para esto último se necesitarían 2 millones de pesos, en un área de 2 mil hectáreas que ocupan a 4 mil personas.

La Sociedad de Quinteros había adelantado que unas 1.900 hectáreas sembradas quedaron bajo agua y que las pérdidas rondarían entre los 12 y los 15 millones pesos.

Las localidades más afectadas son Monte Vera, Recreo, Santa Fe, Arroyo Aguiar y Santo Tomé, donde los perjuicios se debieron a las incesantes precipitaciones y a la creciente del Salado.

En tanto que la ayuda que, oficialmente se estima, necesitará el sector lechero son unos 10 millones de pesos para la compra del forraje -que necesitarán de junio a septiembre-, “porque los productores están consumiendo las reservas ahora producto de la pérdida de pasturas” advirtió Alloati.

El secretario de Agricultura, sintetizó que de los más de 300 millones de dólares que se perdieron, casi 200 son de ganadería, un problema que se extenderá al menos por dos años.

Finalmente, recordó que está disponible el registro para el traslado de hacienda desde las zonas anegadas que, hasta el momento, funcionó con éxito. Los interesados pueden comunicarse al MAGIC, a los teléfonos 0342-4505368 o 4505321, o vía Internet en www.santafe.gov.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *