Limpian 80 kilómetros de desagües entubados
Limpian 80 kilómetros de desagües entubados Crédito: Gobierno de la ciudad de Santa Fe

Limpian 80 kilómetros de desagües entubados

El mandatario local constató las tareas de desobstrucción de nexos, ramales y conductos que realiza el Gobierno de la Ciudad a través de la empresa Emsade, adjudicataria de una licitación que se realizó a mediados del mes de febrero. Los trabajos de desobstrucción hidrocinética de desagües pluviales entubados de hasta 1,60 de diámetro demandan una inversión del Municipio de 5.398.521 pesos, y alcanzarán a unos 80 kilómetros de desagües en toda la ciudad. Las tareas se iniciaron el pasado 8 de abril y cuentan con un plazo de ejecución de 10 meses.

Los operarios realizaban el mantenimiento en el último tramo de la cuenca Boneo, que se extiende sobre la calle del mismo nombre, desde Facundo Zuviría y Pasaje Koch, hasta la avenida Peñaloza, en barrio San José. Previamente, las tareas de limpieza y desobstrucción se realizaron en conductos de los barrios Estrada y Santa Rosa de Lima.

Los trabajos tienen el propósito de favorecer el saneamiento hídrico de diferentes zonas que en la actualidad presentan problemas de acumulación y permanencia de agua debido a la falta de captación del escurrimiento superficial. La causa fundamental de la problemática planteada son las obstrucciones que presentan los desagües entubados existentes con diámetro menor o igual a 1.60 m, por lo que se procede a la limpieza de los mismos.

Junto al intendente José Corral participaron de la recorrida la secretaria de Gobierno, Adriana Molina; el subsecretario de Planeamiento Hídrico, Felipe Franco; y el coordinador de Distrito Norte, Marcelo Doyharzabal, entre otros funcionarios. Además se hicieron presentes el gerente de la empresa Emsade, Gustavo Rodríguez, personal técnico de la secretaría de Obras Públicas y Recursos Hídricos del Municipio, miembros de la Asociación Vecinal Barrio San José, y vecinos de la zona.

Tarea permanente

En declaraciones a los medios de comunicación, el intendente José Corral informó que los trabajos de mantenimiento en desagües entubados comenzaron el 8 de abril, y destacó que “se trata de una tarea permanente. Esta licitación en particular, y el trabajo en esta cuenca que toma desde Facundo Zuviría hacia el oeste, comenzó efectivamente días antes de la lluvia que tuvimos la semana pasada. No sabíamos que iba a llover de esa manera, pero lo que sí sabíamos es que tenemos que tener los desagües lo más limpio posibles. Faltan obras de infraestructura en la ciudad, pero las que tenemos tienen que funcionar bien, y para eso tienen que estar limpias”.

En relación con las tareas que realiza la empresa Emsade, el mandatario expresó que “este trabajo llevará unos diez meses, a cargo de esta empresa que hace un trabajo muy serio y profesional. Utilizan camiones especiales que tienen una inyección de agua a presión y una especie de gran aspiradora que va sacando todo tipo de residuos. Los muchachos dicen que sacan bolsas, escombro, que lamentablemente van a parar a los desagües”, contó el Intendente. De hecho, se extrajo de uno de los desagües una cubierta, elemento que provoca una grave obstrucción.

Mejorar el escurrimiento

En esa línea, José Corral valoró que “con la lluvia intensa que tuvimos el jueves, en esta cuenca que es la más complicada en el Norte de la ciudad, que toma la zona de Facundo Zuviría y Pompeya, a la tarde del día siguiente a la tormenta el agua estaba bajando y prácticamente ya no había más en ese sector. Eso tiene que ver con que efectivamente los desagües y los sistemas de drenaje funcionaron”.

Por otra parte, consideró que “no son las soluciones definitivas porque el hecho de que la gente tenga un centímetro de agua dentro de su casa le arruina el día y la semana. Es un daño que dura, pero no es lo mismo tener un centímetro que un metro; o que en el día el agua se escurra a que tengamos el agua una semana como ocurría antes. Sin dudas, eso nos altera la vida a todos los santafesinos, pero en particular a las familias que más lo sufren”.

“Si sumamos los diferentes contratos de limpieza, más el personal que tenemos para la operación de bombas de extracción, y el mantenimiento de las bombas, estimamos una inversión de 50 millones de pesos al año”, informó el Intendente. Y agregó que “es mucho dinero, pero está bien invertido porque alivia la situación a la hora de lluvias intensas como esta prueba tan difícil que tuvimos hace unos días”.

Finalmente, el Intendente insistió en que el trabajo de limpieza y desobstrucción de los desagües que corresponde realizar al Municipio, requiere del compromiso de los vecinos en hábitos cotidianos como el manejo de residuos: “El desafío es trabajar entre todos para estar mejor todavía. El aporte que pueden hacer los vecinos es sacar la basura en el horario que corresponde, en cestos en altura; no sacar los residuos cuando hay aviso de lluvia, ni depositarlos en los canteros de las avenidas. De lo contrario, esos residuos terminan en los desagües y cuando necesitamos que trabajen bien no rinden todo lo que podrían, porque tienen basura acumulada”.

Avances

Según informó la Secretaría de Obras Públicas y Recursos Hídricos del Gobierno de la Ciudad, se han limpiado y desobstruido el conducto de hormigón armado de 1,20 metros de diámetro en Pasaje Koch, entre las Avenidas Peñaloza y Facundo Zuviría, en barrio San José; y en el conducto de 0,60 y 0,80 metros de diámetro en calle Aguado entre La Rioja y Zanjón Suipacha, del barrio Estrada.

También se limpió y desobstruyó el conducto de hormigón armado de 0,60 metros de diámetro en calle Padre Quiroga entre Mendoza y Alfonso Durán; y de 0,80 metros de diámetro por calle Alfonso Durán, entre Padre Quiroga y Arenales, del barrio Santa Rosa de Lima.

Detalles técnicos

El gerente de la empresa Emsade, Gustavo Rodríguez brindó algunos detalles del tipo de maquinaria empleada para el saneamiento de los desagües entubados. Al respecto comentó que “utilizamos un camión combinado tipo Vactor que tiene una bomba de alta presión con impulsión de agua hidrocinética; y que cuenta además con una bomba de alto vacío, que es la que produce la aspiración a través de una manguera de ocho pulgadas”.

Además, comentó que en Santa Fe la firma realiza el mantenimiento de desagües desde hace cuatro años. “En las cañerías nos encontramos con envases descartables, escombros, y en los conductos grandes hasta con restos de cocina”, comentó Gustavo Rodríguez. Y consideró que “de a poco la gente va tomando conciencia del trabajo que estamos haciendo. No es fácil concientizar a la sociedad para que tenga una conducta más limpia; pero los resultados están a la vista. En la última lluvia del jueves, el agua escurrió mucho más rápido que en temporadas anteriores, por lo que creo que a medida que transcurra el tiempo se lograrán mejores resultados”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *