Nuevos nombramientos
Una lectura de la realidad política: una caricatura del clima que vive la sociedad de Laguna Paiva Crédito: Lequi

Nuevos nombramientos

Desde la última edición de El Cronista Regional -9 de octubre último- donde se dieron precisiones de los nombramientos en Juzgados Comunales de la provincia, surgieron nuevos elementos en torno del tema.

Al mismo cierre de la edición papel de noviembre, se conoció un nuevo decreto: El gobernador Carlos Reutemann suscribió el pasado 31 de octubre un nuevo decreto con una inuscitada particularidad. La norma designa a la Sra. Marisa Josefa Villalba como secretaria del Juzgado Comunal de la localidad de Perez, a pocos kilómetros de la ciudad de Rosario.

La joven secretaria resulta ser la hija de una histórica militante radical alineada con el sector interno de esa fuerza que lidera el Dr. Horacio Usandizaga. Marisa es hija de la diputada provincial Josefa Villalba (UCR). Este medio consultó al propio Usandizaga acerca de esta designación.

– ¿Esto es por la idoneidad de la nombrada o por la amistad confesa entre Ud. y Reutemann? -preguntó El Cronista Regional

– No, no, no. Yo a esa persona no la conzco, ni siquiera sabía de esto. Yo no sé nada, no sé ni quién es…. -se excusó-.

Otro nuevo nombramiento es el caso de la Dra. María Cecilia Reynoso designada mediante decreto Nº 3250 del 9 de octubre como jueza comunal de la localidad de Clucellas.

Al mismo tiempo asumieron Luis Alberto Muñoz como secretario del juzgado de Intiyaco, Ronny Enrique Herzig como secretario del juzgado de Las Petacas, departamento San Martín y Rubén Dunda como juez comunal de Fighiera (decreto firmado el 29 de setiembre último).

Por otra parte, se conocieron los vínculos de dos jueces comunales -cuyas designaciones ya publicó este medio- con sectores de poder:

-El Dr. Diego Francisco Sosa designado por decreto del 12/09 como juez comunal de Villa Amelia, es hijo del fiscal federal de la ciudad de Rosario.

-Germán Armando Giúdice, oriundo de Pueblo Andino, nombrado juez comunal en Serodino, es familiar político de Iride Mariani, actual Directora del Registro Civil provincial.

En los pasillos de la Casa Gris se habla de nuevas firmas del gobernador para designar más jueces comunales. Sin embargo, el escándalo que desataron estos nombramientos, explica el sigilo de los hombres que tienen la responsabilidad de acompañar con su firma al primer mandatario.

En la otra vereda (aunque a veces parece la misma) algunos dirigentes radicales habrían caminado las escaleras del segundo piso de la Casa de Gobierno en busca de algún juzgado.

Finalmente, en materia de análisis, pueden considerarse algunos elementos que rige el sentido común y surgieron también como repercusiones de la nota de El Cronista Regional. Cuestiones que deberían tenerse en cuenta a la hora -si alguna vez llega- de transformar estructuras de la democracia que mejoren la calidad de vida de todos los ciudadanos.

Hay poblaciones de muy pocos habitantes que poseen comunas y sus respectivos juzgados comunales. Es el caso en el dpto. Las Colonias -por ejemplo- de Cavour, de 306 habitantes según Censo 2001.

Al margen del debate sobre las comunas -que ya reflejó este medio cuando surgió el tema de las ciudades “truchas”-, ¿es razonable pagar el sueldo a un juez de paz en localidades tan pequeñas?

Sin subestimar a sus habitantes -ciudadanos con tantos derechos y deberes como todos- esas estructuras podrían obviarse y los vecinos hacer los trámites respectivos en localidades vecinas como Humboldt y Grutly, distantes a no más de 10 o 15 kilómetros.

Asimetrías en el destino de los recursos públicos: un juez de paz duplica y hasta triplica el sueldo de un presidente comunal, en el caso de las comunas de tres miembros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *