Obra de cloacas para vecinos del Parque Garay
Fuente: Gobierno de la ciudad de Santa Fe

Obra de cloacas para vecinos del Parque Garay

Se abrieron los sobres de la licitación para dotar del servicio de desagües cloacales a los vecinos de Obispo Gelabert al 3.700 y San Juan al 3.400, a través de la ejecución de la Red Colectora respectiva. El acto fue en la sala de Reuniones del Palacio Municipal y estuvo encabezado por Carlos Pereira, secretario General del Gobierno de la Ciudad.

Se cursaron siete invitaciones y dos cooperativas de trabajo presentaron sus propuestas. Se trata de Jóvenes de San Cayetano Limitada y Frente Transversal I. La primera ofertó para ejecutar la obra 95.400 pesos, mientras que la segunda lo hizo en 97.001,33.

El tramo de la obra que se concursó es la que se denomina Cañería de Vinculación. La misma permitirá receptar los efluentes cloacales del sector y transportarlos, atravesando parte del Parque Garay, conectándose a la Red Colectora existente, en la Boca de Registro ubicada en la esquina de Junín y Roque Sáenz Peña.

Los trabajos demandarán una inversión de mano de obra de aproximadamente 95.000 pesos, aportados por el Gobierno de la Ciudad y unos 25.000 pesos de materiales, estos últimos aportados por los vecinos. Una vez concluida esta tarea, se podrá ejecutar la red colectora, primero en Obispo Gelabert 3.700 y luego en San Juan 3.400, para dotar de servicio a un pasillo en el cual habitan diez familias.

Un servicio esencial

El secretario General, Carlos Pereira se refirió a la obra que se va a concretar en ese sector de la ciudad y dijo: “Estamos muy contentos por diversos motivos. El primero tiene que ver con que el Municipio termina de consolidar un rol en la provisión del servicio de cloacas como lo hacemos con el agua potable donde la responsabilidad no es Municipal porque esto está concesionado a una empresa del estado”. De todas maneras aclaró que “el Gobierno de la Ciudad tomó la decisión de formar parte de esto, lo hizo en la anterior gestión y lo ratificó en la actual”.

“Esta obra en el Parque Garay es un primer paso y pensamos seguir avanzando en esto que nosotros llamamos cierres de malla, son dos cuadras que quedaron aisladas del servicio y pensamos seguir avanzando en otros sectores como ya lo hicimos en barrio Schneider donde la semana que viene vamos a inaugurar una cuadra”, agregó el funcionario municipal.

Participación

“Para llevar a cabo esta obra no se necesitan muchas máquinas sino que requiere más mano de obra. Invitamos a participar a cooperativas que eventualmente vienen trabajando con nosotros. Esto es muy significativo porque estos grupos de trabajo se constituyeron con personas que estaban desocupadas y que necesitaban una salida laboral”, manifestó Carlos Pereira.

En esa línea, el secretario General destacó que “es muy valorable la actitud de estos vecinos que decidieron asociarse y empezar a trabajar. El Gobierno de la Ciudad los viene apoyando con diferentes iniciativas”. Cabe destacar que las dos cooperativas que se presentaron realizaron muchas obras junto con el municipio.

Más adelante, el funcionario se refirió al aporte de los vecinos y aseguró: “Acá colaboran los vecinos y esta forma de trabajo también la estamos implementado en toda la ciudad. En muchos barrios aceptaron gustosos esta metodología donde el propio vecindario compra los materiales y la Municipalidad pone el resto. Esta asociación vecinos-municipio creemos que es muy importante para la realización de obras públicas muy prioritarias como es el servicio de cloacas”.

Si bien destacó que no es fácil lograr que los vecinos se junten y lleguen a un acuerdo para este tipo de obras, aseguró que “no es imposible”. “Hicimos trabajos de pavimento articulado en algunos barrios, en otros sectores, cordón cuneta o agua potable; usamos esta metodología y creemos que se puede, es una forma de trabajo muy transparente en donde están muy en claro los números”, concluyó Carlos Pereira.

La alegría de los vecinos

Por su parte, José González, uno de los vecinos que será beneficiado con esta obra y que junto a otros habitantes del sector participó de la apertura de sobres contó como inició esta larga lucha por conseguir la extensión de la red cloacal para la zona que quedó excluida de este servicio indispensable para una mejor calidad de vida.

“Nosotros hace 15 años que estamos luchando. Esta es una obra que en 2000 Aguas Provinciales nos iba a hacer en esas dos cuadras y un pasillo y después la empresa se fue y quedó inconclusa. Comenzamos recorrer lugares como el Enress, la Defensoría del Pueblo; tocamos la puerta del gobernador Jorge Obeid y no conseguimos respuesta”, comenzó a relatar González.

Más adelante agregó: “Cuando Jorge Henn estaba como presidente del Concejo salimos a recorrer el barrio y luego en el gobierno de Mario Barletta presentamos notas y ahora lo siguió el intendente José Corral. Para nosotros es una obra muy importante porque en 2003 con la inundación tuvimos dos metros y medio de agua y los pozos no dan para más, consideramos que es un tema de salud”.

Al ser consultado sobre la participación que ellos tienen en la compra de los materiales, el vecino en representación del resto, dijo: “Considero que no es fácil ponerse de acuerdo entre los vecinos para pagar una obra, pero se pudo hacer. Son 36 casas y departamentos pero hoy lo hemos logrado y estamos todos muy contentos. Los vecinos compramos el material. Tuvimos la posibilidad de pagar lo que cada uno le tocó al contado o financiado en cuotas”.

Un trabajo conjunto

Si bien esta obra ha sido solicitada por los vecinos desde hace más de 15 años, no hubo posibilidades de que los distintos prestadores del servicio en este tiempo se hicieran cargo de la situación y la resolvieran. En 2010, se tomó desde el Municipio la inquietud de los habitantes de las calles Obispo Gelabert al 3.700 y San Juan al 3.400, efectuando las distintas gestiones ante ASSA y elaborando el proyecto para poder concretar la red.

Una vez aprobado el proyecto por ASSA, se contactó a los vecinos para definir la forma de ejecución de la obra y la modalidad de financiamiento. Luego de varias reuniones, se acordó que ellos se harían cargo de la provisión de los materiales y el municipio aportaría la mano de obra necesaria para la concreción de los trabajos.

Para asegurar poder avanzar con las obras y permitir mientras tanto, que los vecinos puedan afrontar los costos que implica aportar los materiales, se decidió de manera conjunta, dividir la obra en dos tramos. En tal sentido, primero se realizará la conexión troncal de 700 metros y, posteriormente, las instalaciones domiciliarias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *