Ola de asaltos en Monte Vera y Recreo
Fuente: El Cronista Regional

Ola de asaltos en Monte Vera y Recreo

La tranquilidad de Monte Vera se ha visto alterada en las últimas semanas por una serie de intentos de asalto y robos a vecinos y comercios de la localidad.

Los modus operandi son muy variados. El robo más simple es cuando los ladrones entran a los patios y hurtan lo que encuentran al alcance de sus manos. Este tipo de hechos es el más frecuente. Se ha denunciado la desaparición de vestimenta y accesorios del hogar (lavarropas, secarropas, etc.).

Otra forma de delinquir es desde los techos de las viviendas, por lo general deshabitadas (casa de fin de semana), o bien un negocio, para evitar sospechas por los ruidos.

El Cronista Regional consultó sobre el tema al presidente comunal, Bruno Gatto, quien se mostró preocupado por esta situación que según su parecer se atribuye -entre otros factores- a la aguda crisis económica del momento que “complica el panorama”. Adelantó que se puso al tanto del problema al senador departamental, Alfredo Esquivel, y a Jefe de la Unidad Regional I, Crio. Alberto Miranda. Asimismo las reuniones por este tema con las autoridades policiales locales son permanentes “para tratar de aunar esfuerzos y bajar la cantidad de robos” que se registran.

Gatto advirtió que uno de los problemas es la falta de personal en la comisaría de pueblo, desprotegida cuando “Santa Fe saca personal de las comisarías de los distritos para servicios en instituciones o lugares predeterminados” de la ciudad capital. “Esto hace que tengamos baja de policías en nuestra localidad” insistió. En ese sentido, adelantó que Miranda se comprometió a sumar personal en el distrito.

Según el presidente comunal, y en función de la información que comparte con la policía del pueblo, los robos son cometidos por personas que están en el pueblo pero “el problema es que a veces tienen conexiones con gente de otros barrios” e incluso algunos “vienen de la ciudad de Santa Fe”.

Gatto aseguró que muchos de los hechos han sido esclarecidos y se detectó que los ilícitos fueron cometidos por gente de la localidad, aunque en ciertos casos por individuos de Recreo.

Al ser consultado por las causas del problema que genera temor en la población, sostuvo que “estamos viviendo un momento muy crítico y ninguno de nosotros está acostumbrado a esta situación”. Puso como ejemplo la insuficiencia de la ayuda alimentaria ante el incremento de familias sumidas en la pobreza. “En algunos casos -reconoció- lamentablemente se busca alguna forma de obtener el alimento y esto deriva en el robo”.

Un testimonio de Recreo

Desde comienzos de año los vecinos de Recreo no duermen tranquilos. Una seguidilla de robos se apoderó de la seguridad de un pueblo que se ha convertido en una ciudad con un crecimiento poblacional importante y un desarrollo urbano inorgánico.

La situación movilizó a los vecinos que desde hace meses se reúnen en asambleas populares para buscar salidas al problema que no tendría demasiadas respuestas oficiales. La reacción de la comunidad derivó en cambios dentro de la comisaría local y una intensificación de los controles por parte de las fuerzas de seguridad.

El Cronista Regional recogió el testimonio de Héctor Bonet, un comerciante recreíno que padece en carne propia robos en su local como otros colegas y demás vecinos.

Hace casi 20 años que Bonet posee un negocio con panadería y artículos de almacén a dos cuadras de la comisaría y el edificio comunal. Recientemente sufrió un intento de robo que no se concretó gracias a las rejas que tuvo que colocar frente a su local comercial. Los delincuentes violentaron la cerradura pero no pudieron ingresar. “Los robos desde hace dos o tres años a esta parte se incrementaron muchísimo” advirtió con impotencia. Uno de ellos ocurrió en septiembre de 2001, cuando los ladrones rompieron la puerta del frente y “me vaciaron el negocio”. En marzo de 2002, le rompieron una vidriera y volvieron a ingresar para llevarse todo. “A partir de estos robos y otros que ocurrieron, con un grupo de gente comenzamos a juntarnos. Conversando nos dimos cuenta que éramos muchos los que estábamos pasando por esta grave situación. Son muchos los robos que hay: negocios, bicicletas, algunos robos a mano armada” describió.

Con la formación de las asambleas populares, “tratamos de lograr una mejor seguridad en el pueblo”. La policía provincial recibió un petitorio por parte de los vecinos donde se reclamaba más patrullajes, cambios en la comisaría local, más móviles y evitar el consumo de alcohol en la vía pública por la noche. “Los primeros días se notó presencia policial y se cambiaron hombres en la comisaría”. A pesar de ello, Bonet insistió en que los robos no cesan.

El comerciante reconoció que la policía dice que en el pueblo más no puede hacer. “Hay bandas de menores” de las que todos sospechan en el pueblo. “La policía dice que cuando los detienen, al llegar a Santa Fe está la orden del Juez de Menores para liberarlos, entonces no sabemos quien tiene mayores responsabilidades, la policía, los jueces o las leyes” expresó Bonet. “El tema es que no tenemos seguridad” remató.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *