Poco ruido… muchas nueces
Arbol de nuez Pecan Crédito: Gentileza
Economía
Redacción El Santafesino
17/04/2010
Nogal Pecan nueces pecan Productos orgánicos

Poco ruido… muchas nueces

Frente a las presiones que han sufrido el sector agrícola tradicional, hay productores que apuestan al desarrollo de agro-negocios no tradicionales. Es el caso de la familia Burgarello que hace más de cuatro años se anima a la producción de nueces de pecan, una producción no tradicional de considerable atractivo comercial.

“Es un emprendimiento que nos llena de orgullo. No solo sirve para contar con ingresos seguros y constantes en el futuro sino que además este cultivo de singular belleza nos permite dejar un legado de importancia a nuestros hijos y nietos, dado su largo ciclo de vida y su relevancia desde el punto de vista económico” comentó con entusiasmo Ruth M. Macagno, Directora General del proyecto, consultada por El Santafesino.

Junto a Juan Carlos Burgarello -su esposo-, han elegido esta zona para sumergirse de lleno en el cultivo de la nuez pecan. “Comenzamos con este cultivo porque reunía tres cualidades de gran interés para nosotros: su cultivo es sumamente amigable con el medio ambiente ya que requiere una utilización mínima de químicos, es de fácil manejo y, en tercer lugar y el más importante, es un cultivo de alta rentabilidad. Empezamos con una plantación de 30 hectáreas y nuestro objetivo es sobrepasar las 100 hectáreas en los próximos años. Además; hace tres años comenzamos con Vivero Anju, un vivero comercial dedicado a la venta de variedades genéticamente mejoradas de nogales de pecan, de variedades certificadas en Estados Unidos, porque queremos que otros productores puedan iniciarse en este cultivo a partir de plantas de excelente calidad y sanidad. En eso estamos enfocando nuestros esfuerzos” intervino Burgarello.

Sobre la nuez pecan

El Nogal Pecan (Carya Illinoensis) es un árbol caducifolio que crece hasta una altura que varía entre los 30 y 40 metros en promedio, con una vida útil productiva que sobrepasa los 100 años. El fruto de este árbol es la Nuez Pecan, fruto seco cuya cantidad demandada y precio ha aumentado exponencialmente, motivado por la creciente tendencia hacia el consumo de productos orgánicos, saludables y de alto valor energético.

Al dar detalles sobre la producción Ruth y Juan Carlos, contaron que “nuestras plantaciones en suelo entrerriano ya dieron frutos a los dos años y medio e incluso algunas árboles llegaron a fructificar hasta 70 u 80 nueces; rendimiento que resulta extraordinario a nivel mundial; lo que se explica sencillamente por el hecho de que provincias como Entre Ríos, Corrientes, Misiones y toda la cuenca pampeana de nuestro país presentan las mejores tierras del mundo para este tipo de cultivo”.

“Hay que tener en cuenta -completó Ruth- que a los cinco años ya se alcanzan unos 2 kilos por planta, y a los doce años se pueden alcanzar fácilmente unos 20 kilos”. Al margen de estas consideraciones, estos emprenderores puntualizaron dos aspectos importantes:

Importancia del cultivo: El cultivo del nogal pecan brinda un extenso abanico de opciones para el sector primario y el sector industrial: desde el punto de vista médico su fruto, la nuez pecan, es rica en vitaminas, es baja en colesterol, no contiene sales y da calorías. Además del fruto también se usa la madera de nogal para hebanistaría, es dura y noble, y la cáscara se utiliza para elaborar productos para pulir, producir taninos para teñir, además de la cualidad ornamental del árbol mismo.

Atractivo comercial: La comercialización ofrece muchas alternativas para el desarrollo agroindustrial. La nuez puede venderse directamente al acopiador o entregarse a confiterías, cadenas de supermercados e hipermercados, fábricas, dietéticas. Se puede comercializar con cáscara o sin ella, por mitades -mariposas- o trozadas, recubiertas con chocolate, con manteca, con azucares, solas o en combinación con otros productos, todas opciones que aumentarán el precio de venta de la producción, obviamente.

Perspectivas

Al preguntarle sobre las perspectivas a futuro de este cultivo, Macagno expresó que “tiene mucho potencial y futuro no le va a faltar. Argentina importa anualmente alrededor de 12 millones de dólares desde Chile; lo que denota un mercado interno insatisfecho. Además, hay una fuerte demanda internacional que la oferta mundial no llega ni por asomo a cumplir, con mayores importaciones registradas en Estados Unidos, Europa y parte del sudeste asiático; mercados que aún así continúan insatisfechos. Otro aspecto que nos beneficia es la producción en contraestación, lo que permite preveer que las perspectivas de exportación sean altamente positivas” explicó.

Macagno aclaró que “las tierras de Entre Ríos, Corrientes, Misiones y en general toda la cuenca pampeana son de las mejores del mundo por dos motivos: las tierras son excepcionales para la producción, además de que hay agua de excelente calidad a disposición, ambos requisitos críticos para el éxito” y luego remata “estos dos factores, sumados a sus bajos costos de mantenimiento, su manejo sencillo, su alto rendimiento y la capacidad para generar un flujo a corto plazo constante y creciente de dinero hacen que sea una alternativa más que recomendable para el productor”.

Finalmente, con la misma energía y ganas de seguir adelante que expresó al introducirnos sobre su experiencia, la Directora General de este emprendimiento concluyó que el vivero “nos permite abastecernos de plantas de variedades injertadas con especies mejoradas que aseguran un rápido retorno, por lo que la cosecha de nueces y los ingresos no tardan en llegar. Estas provincias brindan una oportunidad excepcional para el cultivo del nogal pecan y hay que saber aprovecharla”.

Contacto: Web: www.viveroanju.com.ar

E-mail: info@viveroanju.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *