Productores hortícolas reclaman mayor participación en el Mercado
Fuente: El Cronista Regional

Productores hortícolas reclaman mayor participación en el Mercado

Mediante sendas notas enviadas a los concejales de la ciudad de Santa Fe, los presidentes de la Sociedad de Quinteros, José Luis Filippi, y de la Cooperativa de Quinteros, Daniel Cantarutti, reclamaron que se establezcan reglas más claras y democráticas en la nueva concesión para la administración del mercado. Esta iniciativa cuenta con el consenso de presidentes comunales de la región que se manifestaron a favor de estas entidades.

Por un lado, la Sociedad basó su solicitud en “la falta de reglamentación y control que han originado situaciones injustas para los propios productores” dentro del Mercado de Productores y Abastecedores de Santa Fe.

En un contundente documento, al que accedió El Cronista Regional, la entidad considera importante señalar una serie de cambios que describen la situación actual -con notables falencias- y proponen pautas para un mejor sistema en el futuro.

1)- El mal llamado MERCADO DE PRODUCTORES Y ABASTECEDORES DE SANTA FE, no es manejado ni en la oferta y demanda ni en la propia dirección por los verdaderos productores de la actividad. Hoy el mercado es casi dirigido en todos sus aspectos por comerciantes, comisionistas, consignatarios u otro tipo de empresarios ajenos a la actividad primaria directa. Como consecuencia de ello el motor de nuestra economía hortícola en el mercado se ha deprimido, hasta él limite de peligrar la situación de los productores dentro del mismo.

2)- Nosotros, los verdaderos productores, nunca hemos tenido la posibilidad de participar en las cuestiones referentes a los horarios, seguridad, precios de alquiler, etc. Todo ello queda hoy sujeto a la arbitrariedad de la administración concesionaria, la cual como consecuencia de la falta de un seguimiento y control ha favorecido el abuso de poder de una parte hacia la otra.

3)- La Sociedad de Quinteros de Santa Fe, organización que agrupa a los productores locales, no tiene en el mercado ningún local para la venta, consulta, y asesoramiento de sus asociados. Esto dificulta considerablemente la solución de los problemas que se presentan diariamente en el mercado.

4)- En la actualidad no existe, a menos en la realidad operativa, un órgano que regule, controle y administre la actividad de carga y descarga dentro del mercado, para ello, debería existir una comisión que actúe con los mismos beneficios que una cooperativa de trabajo ofrece.

5)- No existe en la actualidad un órgano de control que funcione dentro del mercado, para ello creemos necesario la existencia de un órgano mixto formado por los diferentes sectores. Esta es la forma más adecuada para que el control sea directamente realizado por quienes participan en la actividad.

6)- Hay productores que trabajan dentro del mercado y que no poseen las condiciones de trabajo adecuadas, no tienen electricidad, no existe un lugar demarcado para colocar sus productos, y en muchos casos no hay seguridad. Por ello, consideramos que antes de analizar las propuestas de inversión sobre proyectos comunitarios, se debería analizar la propia inversión que necesita la infraestructura del mercado.

7)- Los productores de hortalizas de Santa Fe, consideramos que el futuro de la nueva concesión debe sentarse sobre la base de una administración objetiva que permita la participación integral de cada uno de los sectores que intervienen en la actividad en beneficio de todos. La mejor forma de trabajo a nivel de equipo es GENERANDO UN ORGANO CORPORATIVO privado con una participación minoritaria publica, que asegure el acceso de los grupos intermedios en las decisiones del mercado.

En el sexto punto, la Sociedad se refiere a la propuesta conocida a principios de año, por la cual la Municipalidad de Santa Fe, con la anuencia de algunos concejales, condiciona a los actuales concesionarios una renovación de la posesión del mercado por treinta años a cambio de una inversión de un millón de pesos en los barrios marginados aledaños al mismo.

Por su parte, la Cooperativa de Quinteros, justificó estos reclamos en el conocimiento de la actividad producto de una “larga trayectoria que, nosotros los quinteros, hemos obtenido en la comercialización de nuestros productos”, y que les permite “claramente confirmar cual es la situación que realmente presenta el mercado, como así también cual es la problemática diaria dentro del mismo”.

En consonancia con la Sociedad, y con motivo de la extensión en el contrato de concesión para la administración del nuevo mercado, destacaron algunos puntos detallados en otro documento:

1)- Las comodidades que ofrece el mercado hoy, son como las que tenían nuestros abuelos hace 50 años. El proyecto de la nueva concesión ofrece a la empresa concesionaria un plan de inversión sobre proyectos de bienestar social, desconociendo que la infraestructura del mercado necesita de una inversión integral en algunos aspectos.

2)- No existe hasta ahora, algún reglamento que priorice la producción local por sobre las demás producciones. Al no haber restricción respecto de los productos de diferentes provincias, cuando los productos santafesinos adquieren valor, automáticamente se inyecta en el mismo productos de diferentes lugares, cayendo en consecuencia el precio de nuestros productos. Tal es el manejo, que en el mercado siempre se conoce el precio tope de los productos del lugar.

3)- La Cooperativa de Quinteros, organismo que agrupa a los productores locales, no tiene lugar de venta, consulta y asesoramiento dentro del mercado. Creemos que en beneficio de nuestra propia institución y para ayuda de nuestros productores, debería tener una participación activa en la economía de nuestra actividad.

4)- No existe una reglamentación, y un cumplimiento específico respecto de las normas de control fitosanitarios. No hay ningún órgano dentro del propio mercado que regule las disposiciones generales de la ley fitosanitaria, ni siquiera de la mercadería que proviene de otros países.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *