Reformas a la Ley de Quiebras
Fuente: Gentileza Apyme

Reformas a la Ley de Quiebras

En el marco del 4° Encuentro Nacional del Movimiento Nacional de Fábricas Recuperadas por los Trabajadores el Ombudsman nacional, Eduardo Mondino, presentó un anteproyecto de reformas a la ley de Concursos y Quiebras y remitió al Poder Ejecutivo Nacional y al Congreso de la Nación, respectivamente, un informe especial sobre las fábricas que han sido recuperadas por sus trabajadores.

El anteproyecto de reformas a la Ley de Concursos y Quiebras contempla modificaciones substanciales y urgentes para adecuar la normativa a la nueva realidad y permita a los trabajadores participar activamente de los procesos de rescate y recuperación de fábricas en crisis.

El informe, de 170 páginas, hace una fundamentación muy detallada de los aspectos teóricos, históricos y empíricos que avalan la propuesta de la reforma legal. El trabajo de investigación desarrollado por la Defensoría del Pueblo de la Nación incluye las experiencias desarrolladas en 21 fábricas así como numerosos fallos judiciales. También transcribe las leyes de expropiación que se dictaron en diferentes provincias. Mondino destaca que el proceso de recuperación de las fábricas -que según cifras extraoficiales sumarían ya 300, las que reincorporaron alrededor de 12.000 personas al circuito productivo-se desarrolló en un marco de relaciones donde lo central fue resolver solidaria y colectivamente los efectos de la crisis vivida sin la participación directa del Estado.

Trabajo solidario

El informe especial del Ombudsman destaca que el funcionamiento de las cooperativas de trabajo tiene características mayoritariamente asamblearias y que las decisiones más importantes se toman en un marco participativo. El trabajo es distribuido según las distintas capacidades, teniendo en cuenta las necesidades reales de la producción y la distribución de los beneficios se hace, generalmente, de manera igualitaria y teniendo en cuenta la cantidad de horas trabajadas por cada uno.

La forma cooperativa ha eliminado, en estos casos, la figura tradicional del «patrón» pero – advierte Mondino-el riesgo que se visualiza es la posibilidad de que aquel patrón individual sea sustituido por un «patrón colectivo» disfrazado de cooperativista.

Las reformas propuestas

«Hay una realidad de puertas fabriles reabiertas que la ley actual no atiende debidamente» señala Mondino, y en lo específicamente referido a las reformas a la Ley de Concursos y Quiebras el Defensor nacional propone, entre otras medidas:

-Que las cooperativas de trabajo sean habilitadas a participar en el rescate de empresas en proceso de quiebra («cramdown»);

-En las quiebras, convertir en un proceso ordinario la posibilidad de que los trabajadores continúen con la explotación empresaria, presentando el correspondiente plan de inversiones y continuidad a solicitud del juez interviniente;

-La continuidad del ciclo productivo otorgado no será menor a un año contable (en la actualidad el juez tiene la obligación de liquidar la empresa fallida en el termino de 4 meses);

-Otorgada la continuidad, la administración de la empresa queda en manos de la cooperativa bajo el control directo del juez;

-Mientras dure la continuidad se suspenden todas las ejecuciones de garantías reales (hipotecas y prendas);

-La adquisición de la empresa, caducado el período de continuidad en la explotación, deberá adjudicarse a la cooperativa de manera directa si iguala el valor de la transacción. Hoy esto no es posible y, además, se llama a una licitación que por lo general termina en el desguace de la fábrica;

-Si hay un tercero comprador que no sea la cooperativa, será sucesor del fallido respecto de los créditos y derechos laborales de los trabajadores;

-Reconocer a los trabajadores de la cooperativa el 100% de los créditos laborales, otorgándoles el derecho a compensarlos si se produce la adjudicación directa.

Destaca Mondino que las fábricas recuperadas han posibilitado que el trabajo se encaminase nuevamente en el sentido de «trabajo integrador» en la casi desaparecida «sociedad del salario»: «Desde la participación comunitaria, desde el nuevo marco relacional, desde la desacralización de las jerarquías y la distribución igualitaria de los ingresos y desde la democratización de la información, se avanza hacia la construcción de un hacer social diferente e integrador», señala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *