Resurge una potencia industrial
El Parque Industrial de Sauce Viejo Crédito: Gentileza

Resurge una potencia industrial

El Parque Industrial de Sauce Viejo está a las puertas de una instancia que podría definirse como histórica en una trayectoria que de por sí es fructífera desde hace 30 años. Con un total de 62 empresas en una superficie de 172 hectáreas, portador de ventajas comparativas sobresalientes gracias a su ubicación estratégica, este emplazamiento pionero en Santa Fe ingresará en un estadio superador en los próximos años.

La ciudad de Santa Fe atraviesa una coyuntura compleja. Las empresas encuentran dificultades para la relocalización de sus plantas y la apertura de nuevos centros industriales está condicionada por un éjido urbano sin disponibilidad de espacios para tal fin. Las condiciones del resto de localidades del Area Metropolitana, tampoco garantiza, al menos por ahora, una perspectiva de nuevas radicaciones industriales.

Es en este punto donde Sauce Viejo con su Parque Industrial encuentran una posibilidad mayúscula. De las 172 has. mencionadas, un 33 por ciento de las mismas pertenece a un legítimo propietario (Domingo Ianozzi, titular de la firma Rogolex). Se trata de 42 hectáreas que desde hace muchos años son improductivas ante la expectativa de desarrollo de una empresa que finalmente no se ha logrado.

Esta circunstancia presentó una oportunidad. Las gestiones encaradas por la Asociación Civil Parque Industrial Sauce Viejo, que preside Amadeo Formisano, respecto de la posibilidad de explotar no sólo el Lote 208 –que corresponde a la firma señalada- sino también los terrenos de la ex Fiat, han generado interés por parte de las autoridades provinciales para dar un uso productivo a estos espacios.

Actualmente, una comisión mixta integrada por el Ministerio de la Producción, la Unión Industrial de Santa Fe y el propio PISV, analiza las condiciones para un aprovechamiento adecuado de estos espacios, con la posibilidad de que la idea de instalar un centro de transferencia de cargas en 100 has. linderas al Aeropuerto, se emplacen ahora en las 36 has. de la ex Fiat (también propiedad de Ianozzi).

“Al Parque Industrial de Sauce Viejo le interesa poner en valor aquellas 42 hectáreas. De acuerdo al masterplan que venimos desarrollando, de darse esta posibilidad de disponer de ese espacio para un uso productivo, podríamos albergar distintos tipos de emprendimientos, pero la superficie global ascendería a 150.000 metros cuadrados de superficie industrial, con infraestructura –en algunos casos- existente, y en otros, a edificar” resalta Formisano en diálogo con Producción Santafesina.

Más perspectivas

Las proyecciones del PISV no sólo se limitan a esta posibilidad futura. Actualmente, se trabaja también en otras cuestiones domésticas pero no menos importantes. Una es la obra de la denominada calle sur, lindante con el barrio Jorge Newbery de la localidad de Sauce Viejo. Una problemática de larga data que hoy encuentra un cauce de resolución positivo.

En base a un proyecto del Parque para la refuncionalización de calle Los Aromos, la Comuna de Sauce Viejo ha presentado una propuesta de trabajo para mejorar los accesos al lugar, que ha sido presentado al Ministerio de la Producción y conlleva una inversión muy importante. “Está el compromiso de esa cartera de otorgar esa partida presupuestaria para la realización de las obras. Esto permitiría algo fundamental: un parque industrial cerrado, con seguridad y un plan de contingencia posible, muy diferente a las condiciones actuales de inseguridad” advierte el titular de la Asociación Civil PISV.

El otro aspecto relevante es la construcción de la Usina Brigadier López que desde hace años desarrolla el gobierno nacional. Cabe recordar que para tal proyecto, el PISV cedió terrenos mediante acta firmada con ENARSA y la Provincia de Santa Fe, que tendría como contraprestación la realización de obras de infraestructura por parte de la Nación. El acta acuerdo está refrendada por la Ley Provincial Nº 13265.

“Lamentablemente, ENARSA no ha cumplido con la misma, y pese a que tenemos una muy buena relación con el contratista, observamos que las obras no avanzan. En eso estamos trabajando también porque es un punto fundamental para la mejora de la infraestructura de servicios que tiene el Parque” apunta Formisano.

En desarrollo

Paralelamente a estas expectativas y gestiones en marcha, el PISV mantiene su crecimiento. De las 62 empresas habilitadas para construir sus plantas, hay 17 que están en ese estadío, y 42 que ya están plena actividad. “El Parque Industrial de Sauce Viejo sigue siendo un parque modelo para el Area Metropolitana, concretamos obras de importancia como el Salón de Usos Múltiples y el Instituto de Formación y Capacitación Laboral y Profesional “Manuel Belgrano”. A través de este último, le dimos vida en conjunto con la Unión Industrial, la Cámara de Industriales Metalúrgicos y la Oficina de Empleo de Sauce Viejo dependiente del Ministerio de Trabajo e la Nación, mediante la capacitación de personas para acceder a un primer empleo” destaca Formisano.

Es el único parque de la Provincia de Santa Fe que no está sujeto a restricciones en el suministro eléctrico producto de la instalación de una subestación transformadora que alimenta directamente al PISV, obra que se ejecutó en la Usina Termoeléctrica, a instancias de la EPE. Si a esto se suman las condiciones favorables en términos de accesibilidad, esto es, Ruta Nacional Nº 11, Autovía Nº 19, Autopista Santa Fe-Rosario, Aeropuerto y vía de transporte fluvial a través del río Coronda, las ventajas competitivas del PISV y sus proyecciones, reinstalan a este emplazamiento industrial en una posición de privilegio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *