Se recibieron nuevos suboficiales de policía de la URXIII
Graduación de policías en San Cristóbal Crédito: El Santafesino
La Región
Redacción El Santafesino
09/07/2007
policía provincial Raúl Parvellotti seguridad pública URXIII

Se recibieron nuevos suboficiales de policía de la URXIII

En un sencillo acto llevado a cabo el pasado mes frente a la sede de la Unidad Regional de Policía N° XIII de la ciudad de San Cristóbal, se procedió a la entrega de despachos a los nuevos suboficiales de policía egresados del Curso de Capacitación General Básica y Adiestramiento Policial, dictado por la delegación del Instituto de Seguridad Pública (ISeP) que dirige el mencionado destacamento policial.

Una treintena de nuevos suboficiales –en su mayoría jóvenes de entre 20 y 30 años- recibieron sus respectivos diplomas y pasaron a integrar la fuerza de seguridad preparados para brindar un servicio de capital importancia para la comunidad.

En los discursos, el comisario inspector Raúl Parvellotti, Jefe de la URXIII, expresó: “Insto a estos jóvenes a que se sigan formando en brindar un mejor servicio a la comunidad, acatando disposiciones para llegar con plenitud a rangos mayores. Obediencia, honestidad y lealtad son los valores inclaudicables de nuestra fuerza, que se deberán fortalecer y respetar. La comunidad necesita mejores los servidores públicos. Todos nuestros efectivos policiales deben estar más cerca de la gente y dar respuesta rápida y efectiva a sus problemas”, enfatizó.

Rubén Héctor Mántaras –director del ISeP– aseguró que “este programa de capacitación policial brinda las herramientas necesarias para una formación integral, que permitirá dar respuesta inmediata a los problemas de los vecinos, en la calle, en los barrios, velando por la seguridad y el bienestar de todos los ciudadanos. El estímulo a la capacitación y el profesionalismo como el demostrado en este curso será indispensable para lograr la eficacia y exigencia anhelada. La dedicación de los profesores y personal policial aseguran año tras año una íntegra formación académica. Y los conocimientos académicos se deben fortalecer con los valores éticos y morales que todo policía debe procurar”, concluyó.

Análisis: La fuerza policial y la sociedad

Hay cierto preconcepto social en torno de cada nueva promoción de suboficiales: no es la vocación de servicio sino la necesidad socioeconómica lo que lleva a los jóvenes a ingresar a la fuerza para asegurarse un mínimo de bienestar.

Pero hay una certeza ineludible: sea en tareas administrativas o patrullando las calles, cada efectivo policial debe responder siempre a un criterio de responsabilidad inalterable, que el desprestigio de años hacia la policía (al igual que otras instituciones republicanas) se ha encargado de relegar a un segundo plano.

En una ciudad sospechada de ser lugar de paso del contrabando de drogas del centro norte provincial, donde se incrementan los accidentes de tránsito y los ilícitos a diario, la nueva policía tiene una responsabilidad social inconmensurable. Y la sociedad debe restituirle la confianza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *