Senador preocupado por el monto de la deuda
Senador preocupado por el monto de la deuda

Senador preocupado por el monto de la deuda

El flamante ministro de Hacienda y Finanzas, Miguel Angel Asensio, presentó ante senadores y diputados el presupuesto general de gastos y recursos para el 2003, durante una reunión que sirvió para que la oposición planteara dudas sobre algunos artículos y exigiera definiciones sobre otros.

La oposición se quedó con el compromiso de prontas aclaraciones del ministro y el justicialismo pareció conformarse con las explicaciones oficiales por lo que intentará apurar la sanción de la llamada “ley de leyes”.

Durante casi una hora, Asensio presentó lo que definió como “el primer documento presupuestario post convertibilidad. El presupuesto que sigue al año del colapso económico”. Habló del objetivo de lograr un equilibrio técnico que refleje la vocación de cumplimiento de Santa Fe de los pactos suscriptos con el gobierno nacional y expresó la confianza en que el ejercicio actual cierre con un déficit inferior a los 100 millones previstos o autorizados en el último acuerdo. Cabe aclarar que el presupuesto original, sancionado el día de la caída del gobierno de De la Rúa, preveía un rojo de 18 millones de pesos.

Asensio detalló que para el ejercicio 2003, se prevé un incremento del gasto primario de 490 millones de pesos, por aumento inflacionario de muchas de las variables así como también por una mejora de las inversiones de infraestructura “verdaderas cenicientas en el ejercicio actual”, refiriéndose a la falta de obra pública.

Reconoció que existe cautela en el mensaje sobre los recursos, especialmente los federales por coparticipación, e hizo votos para que “no haya conflicto con organismos internacionales de crédito ni se termine este veranito económico”. Subrayó las previsiones conservadoras y “hemos preferido no incorporar como recurso los montos de la conclusión exitosa del crédito del Banco Mundial”.

Otro dato llamativo y no menos importante es el incremento en el presupuesto de la Unidad Gobernación con un 2,17% del total, por encima del presupuesto legislativo (1,81%) o el de Vialidad Provincial (1,75%)

El peso de la deuda

El nuevo titular de la cartera económica reconoció que, en términos porcentuales, el mayor incremento se lo lleva el servicio de la deuda pública que de los 55 millones de pesos previstos para el actual ejercicio pasa a 146 millones para el 2003, un total de 537 millones entre capital e intereses.

Sobre el particular hizo hincapié en la devaluación del peso y los compromisos contraídos en dólares. Asensio rechazó la versión publicada por un diario rosarino de que la deuda del Estado santafesino fuera de 5.200 millones de pesos y ante una afirmación puntual de Michlig la ubicó en torno a los 850 millones de dólares más 350 millones de pesos.

Luego prometió “no abdicar ni renunciar a luchar para lograr una mejor condición para la deuda en dólares”, ante un planteo del senador Alberto Beccani sobre la posibilidad de que la Nación, así como pesificó la deuda de grandes empresas argentinas, realice lo propio con las provincias.

Ante las dos cámaras prometió no tocar los impuestos propios y si bien no confirmó el envío de una nueva ley de jubilaciones, subrayó que “la política previsional es política de Estado y debe ser definida por todos sus poderes. Es uno de los desafíos más importantes del año por venir”, sostuvo el ministro.

El ministro reconoció que se incluyó una partida de 12.500.000 pesos para cumplir con ejecuciones judiciales firmes, tal cual lo prevé la Ley 12.036 votada este año por la Legislatura, y también incluyó una reserva para acuerdos transaccionales que se puedan alcanzar con los acreedores. Ratificó, además, la vigencia de la emergencia previsional y el ingreso comprometido de 90 millones por parte del Tesoro nacional para enjugar el déficit del sector.

Asensio aseguró que hay un aumento en el gasto primario priorizando las áreas de alimentación, seguridad y salud.

Después y ya ante planteos puntuales, admitió compartir la preocupación expresada por los radicales Jorge Alvarez y Felipe Michlig sobre los escasos fondos previstos para Vialidad Provincial y prometió fortalecer el sector en caso de que se cuente con mayores recursos. Le aseguró a Carlos Favario que hay 13 millones de pesos destinados a construir nuevas cárceles en Coronda y en la alcaidía; reconoció que podría no aplicarse la desgravación del tercio restante por aportes a la Ley 5110 al sector industrial y defendió la inclusión en un artículo del presupuesto de la posibilidad de que los bancos retengan a cuenta ingresos brutos a los clientes del movimiento de la cuenta corriente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *