Susana Gomila: Palabras y Pasión
Susana Gomila Crédito: Gentileza
Historias
Redacción El Santafesino
18/11/2010
inmigrantes Laguna Paiva Susana Gomila

Susana Gomila: Palabras y Pasión

Su espíritu corresponde con la comunicación, informar, convocar. Su identidad y encanto se reparten en el interés social, libertad y fuerza a sus ideales. Nieta de inmigrantes, hija de ferroviario, nació y creció en el barrio Sur de Laguna Paiva en una humilde y sencilla casa donde su madre fue modista. “Todo lo que soy se lo debo a ella”, dijo Susana Gomila.

Recordando su paso por la Escuela Nº 31 donde en cada acto escolar se lucía con poemas, “me recuerdo chiquita, mamá me hacía parar sobre la mesa donde ensayaba y me decía no importa la gente, solo pensá en las palabras. Eso permitió más adelante enfrentarme al público sin temores”, señaló Susana.

A los 18 años, pese a la negación de los padres, Susana decidió trabajar. Fue seleccionada como inspectora municipal en 1984; cumpliendo con esa función con camisa blanca y falda celeste conoció a Cacho Kerr que había llegado de Esperanza para instalar una radio en ésta ciudad. Le ofreció ser promotora, así seis meses antes de instalar la antena de radio, cumpliendo sus tareas de inspectora municipal y estudiando Magisterio recorría comercios en proyección de auspicios. Además Kerr le propuso hacer una prueba de voz junto a otros aspirantes.

Además de Susana Gomila como voz femenina resultaron elegidos Chely Mendoza (de Nelson, voz masculina) y Alfredo Garay (Deportes). Comenzó como locutora en la radio ubicada en calle 25 de Mayo, en un programa de cuatro horas “El Tren de la Mañana”, noticias, avisos comerciales y necrológicos, había que llenar esas cuatro horas. Con Claudio Sagrera aprendió muchísimo, siguió un tratamiento foniátrico. Surgieron otros programas, también Cablevideo, comenzó a trabajar en “Momentos e Imágenes”, su madre fue el apoyo fundamental, su crítica con sinceridad absoluta marcando los errores. En los interesantes giros de su vida como comunicadora social recibió el primer premio Dante Moras a la mejor locución, y se lo dedicó a su mamá.

Su familia

Se casó y nacieron Nicolás y Marianella. Susana tomó una pausa en el trabajo para atender la familia. En ese ínterin Luis Forani la invitó a acompañarlo en su campaña electoral; adaptó sus tiempos a una nueva línea de trabajo sin imaginar el fallecimiento de Forani que la comprometía asumir como concejal en 1996, formando parte de un partido político que luego se adhirió al Vecinalismo. Fueron los años más duros vividos por ella, se sintió cuestionada, pero su carácter participativo y su voluntad la llevaron a cumplir hasta el final de esa página en su historia.

El desafío a la vida siguió en la docencia, durante doce años viajó a Monte Vera hasta que surgió el traslado a la Escuela Nº 532 de Laguna Paiva. En el 2006 se recibió de martillera pública, fue la primera alumna recibida en Campus de la UNL en Paiva. Como se debe tener dos años de antigüedad para realizar remates judiciales o subastas privadas, se le ocurrió incursionar en Inmobiliaria, carrera que la relaciona con la gente como su afición a la comunicación, decidió estudiar luego de la muerte de sus padres en forma de terapia.

En 2009 regresó a la radio y TV local, también participó en distintos escenarios y eventos. Siente como coronación a su carrera y premio personal el ser una de las conductoras por tercer año de la “Fiesta Nacional del Ferroviario”. Mujer emprendedora, aún no descansa en sus metas y luchas. En cada una de sus palabras surge a cada instante la ausencia de la madre y el amor a los hijos….”los dos puntales en mi vida para su bienestar y mi realización como persona, he ocupado un tiempo del amor a ellos”, señaló.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *