Trabajo precario en un aserradero de Saladero Cabal
Fuente:

Trabajo precario en un aserradero de Saladero Cabal

Inspectores laborales y de la Dirección de Salud y Seguridad del Ministerio de Trabajo de la provincia detectaron en la localidad Saladero Cabal (departamento San Javier), a 32 trabajadores en negro y 6 menores, realizando tareas en un aserradero en condiciones de extrema precariedad. Las inspecciones contaron con el apoyo de la Afip (solicitado por las autoridades de la cartera laboral) y por personal policial de Helvecia.

La explotación forestal inspeccionada se encuentra lindante a la ruta provincial Nº 1. Las autoridades laborales informaron que “el aserradero mostraba condiciones en extremo precarias: las máquinas no contaban con la protección necesaria para resguardar la seguridad y la salud de los trabajadores; los 32 obreros se encontraban en negro, sin ropa de trabajo adecuada ni elementos de protección personal”.

Indicaron además que “dentro del predio del aserradero vivían cinco familias en casas precarias de madera, construidas por los ocupantes con material provisto por la firma. Tienen escasa ventilación, piso de tierra y excusado”.

La explotación forestal pertenece a la firma Emprendimientos San Nicolás SA y los campos son propiedad de Las Taperitas SA.

Los funcionarios de Trabajo precisaron que “en el campamento se dispone de un único baño con excusado, casilla para aseo con ducha precaria para dos trabajadores, suministro de agua de pozo mediante una bomba y energía eléctrica; no se dispone de comedor”.

Campo adentro, los inspectores detectaron que un trabajador “reside en una casilla de chapa móvil en precarias condiciones: con luz a batería y en mal estado, sin agua potable y como cocina tienen un fogón en el piso”.

“Las motosierras utilizadas por los obreros son de su propiedad, y el empleador les suministra el combustible. Transportan la madera al campo en acoplado, tirado por tractor sin las debidas condiciones de seguridad”, agregaron los funcionarios.

También en San Justo

El ministerio de Trabajo de la provincia detectó días atrás en la localidad Pedro Gómez Cello (departamento San Justo) a seis peones rurales –cinco adultos y un menor de 16 años– realizando tareas de trozado de eucaliptos en condiciones de extrema precariedad: sin luz eléctrica, sin agua potable, sin baños ni cocina, entre otros. El campamento forestal estaba ubicado a 10 kilómetros al oeste de la ruta provincial Nº 11, paraje Campo Sur.

Durante la visita al campamento, y en función de los parámetros establecidos por la Resolución Nº 75 del ministerio de Trabajo de la provincia –que establece condiciones mínimas de trabajo decente en los campamentos rurales– los inspectores pudieron constatar que los peones estaban correctamente registrados, aunque en condiciones indignas de trabajo y de vida.

Responsabilidad empresaria

Las autoridades de inspección fueron enfáticas al sostener que estas situaciones “ponen en evidencia la existencia de empresarios sin ningún tipo de responsabilidad: ni empresaria, y menos social; y que por lo tanto, con esto se demuestra que la inspección en el ámbito del trabajo no es la única solución ni puede resolver el problema de fondo: la ausencia de responsabilidad social empresaria, y el silencio de los demás actores que directa o indirectamente tienen vinculación con esta problemática”.

Trabajo decente en campamentos rurales

El pasado 14 de febrero, el ministerio de Trabajo dictó la resolución Nº 075 por la cual se aprobó en la provincia el “Reglamento de Condiciones Mínimas de Trabajo Decente en los Campamentos Rurales”, imponiendo requisitos básicos de organización de los campamentos temporarios. El mismo instaura un marco para el cumplimiento de derechos humanos básicos así como condiciones de trabajo decente relativas a vivienda, instalaciones sanitarias, transporte, comida, entre otros aspectos.

Dicha resolución será presentada en la reunión plenaria del Consejo Federal del Trabajo, que se realiza esta semana en la ciudad de Mar del Plata, y del que participan funcionarios de la cartera laboral provincial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *