Trombonanza se despidió hasta el año que viene
Trombonanza en la explanada del Teatro Municipal 1º de Mayo Crédito: Gobierno de la ciudad de Santa Fe

Trombonanza se despidió hasta el año que viene

Participantes y profesores de Trombonanza se unieron en un ensamble para brindar el típico concierto, que dejó en la Peatonal la postal de los trombones en alto. La explanada del Teatro Municipal 1º de Mayo albergó a los espectadores, que llegaron especialmente para el encuentro o bien hicieron una pausa en su recorrida, cautivados por la música.

El clima de compañerismo entre los músicos se pudo apreciar a medida que Rubén Carughi, oficiando de presentador, los nombraba y contaba algo acerca de sus trabajos y sus participaciones dentro de Trombonanza. El repertorio incluyó arreglos de piezas clásicas y el tema “Godfather Gaspar”, compuesto por Irving Wagner para esta edición de Trombonanza, que está dedicada en homenaje al profesor Gaspar Licciardone. “Los homenajes hay que hacerlos en vida”, sostuvo Carughi mientras presentaba a Licciardone como “el mejor trombón de la Argentina” y uno de los profesores más concurrentes al evento. Consolidado como uno de los trombonistas más importantes de Argentina, es el trombón solista de la Orquesta Filarmónica de Buenos Aires.

También se interpretaron canciones de la música popular, con un combinado de canciones de Queen con arreglos del profesor Vasile Babusceac y el tema “Pampa” de Jesús Bonilla, dirigido por Leonel Rodríguez.

En el cierre, como un condimento especial, los cobres se unieron a la voz del público entonando a coro los versos de la bella “Gracias a la vida” de Violeta Parra; mientras el ensamble tocaba dirigido por Rubén Carughi, autor de los arreglos del tema para la ocasión.

Agradecimientos y festejos

Durante el evento no faltaron los agradecimientos, pudiendo destacarse las palabras del portorriqueño Luis Fred, quien subió a la tarima para celebrar el esfuerzo realizado desde Trombonanza por “romper esquemas y brindar a la próxima generación de trombonistas el más rápido acceso posible a la información”. Minutos después de concluido el concierto, Carughi celebró dos hechos particulares que hicieron especial esta edición: la edición del disco “Trombonanza en Vivo” Vol. 1, editado por el Gobierno de la Ciudad; y el libro “Latido de Trombón” (Ediciones UNL) con textos de la periodista Mili López e imágenes de distintos fotógrafos de la ciudad. “Trombonanza ya está dando sus frutos: hay chicos que han viajado afuera para estudiar y ahora son profesores. Eso no se podría haber dado sin todos los apoyos que recibimos”, expresó. “Además, como siempre, tuvimos obras que se preparan especialmente para esto, mucha gente bien predispuesta, la participación de la Escuela de Música Nº 9901, un lugar realmente indicado para que los chicos estudien un instrumento”.

Por su parte, la secretaria de Cultura Patricia Pieragostini, en representación del Gobierno de la Ciudad, expresó que “como pasa año a año con Trombonanza, la explanada nos está quedando chica”. Destacó además la convocatoria de todos los conciertos del festival, que “empezó a como un curso y se ha transformado en un espacio de formación y también de conciertos en donde la gente llena los espacios, siempre a sala llena”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *