Universidades nacionales al borde del colapso
Universidades nacionales al borde del colapso

Universidades nacionales al borde del colapso

Las universidades argentinas sufren sistemáticos retrasos en el envío de partidas para el pago de sueldos y la subejecución de fondos, deudas de más de un año en gastos de funcionamiento y un reciente decreto presidencial que recorta más de 50 millones de pesos a las casas de estudio nacionales.

El presidente del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) y rector de la Universidad Nacional de General Sarmiento (UNGS), Lic. Daniel Malcolm agregó que “al día de la fecha, las universidades tienen una deuda de 300 millones de pesos en concepto de cifras no devengadas (recortes) y gastos de funcionamiento no devengados de 2001 y 2002 y también de las cuotas del incentivo para los docentes investigadores, ya que se les abonó solo la última cuota del 2001”. Por su parte, Pugliese dijo a los rectores que “el ministerio de Educación está haciendo todo lo posible para dar marcha atrás con el polémico decreto presidencial”. Más allá de las promesas del funcionario, los rectores siguen desconfiando de que existan posibilidades de evitar un nuevo recorte presupuestario.

Por su parte, luego de las distintas gestiones realizadas por los rectores con los diputados nacionales de sus respectivas provincias, algunos de ellos – Hugo Storero, Lilia Puig de Stubrin, Alicia Gutierrez, Olijela del Valle Rivas, María del Carmen Rico, Aldo Neri, Martha Di Leo, María Nilda Soda, Blanca Osuna, y Jesús Abel Blanco- ya se han manifestado a favor del reclamo del CIN presentando un proyecto que promueve la derogación del decreto presidencial 435.

“Si no se resuelve el problema presupuestario que venimos padeciendo desde hace años, las universidades tendremos serios problemas para seguir funcionando con normalidad. Se hace imposible continuar con escaso presupuesto y con un decreto presidencial que no sólo recorta, sino que también desvía fondos para dos universidades del conurbano”, agregó el rector de la Universidad Nacional del Litoral, Mario Barletta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *