Vacunación contra enfermedades por neumococo
Fuente:

Vacunación contra enfermedades por neumococo

La directora de Promoción y Protección de la Salud, Andrea Uboldi, explicó que la dosis antineumocócica 23 valente la deben recibir los niños de 2 años de edad en adelante que sufren una enfermedad crónica como la cardiovascular o pulmonar, diabetes y enfermedades del hígado, renales e implantes cocleares.

También, la inoculación abarca a los niños de dos años en adelante con un sistema inmunológico debilitado a causa de enfermedades tales como VIH–sida, transplante de órganos o de médula ósea y enfermedades oncológicas (leucemias o cáncer), así como a los mayores de 65 años.

Por su parte, los niños menores de 2 años que presenten alguna de las condiciones mencionadas anteriormente, deberán recibir la vacuna antineumocócica 7 valente.

Recomendaciones

Uboldi recordó que aquella persona o familiar que se encuentre en estos grupos de riesgo, deben concurrir a su centro de salud y hospital más cercano a su domicilio donde el médico le dará una receta para la aplicación de la vacuna.

La funcionaria especificó que no deben vacunarse los que sean alérgicos a la vacuna o la hayan recibido anteriormente. En este último caso, se debe consultar si es necesario volver a inocularse.

Neumococo

Sobre la enfermedad neumocócica, la directora de Promoción y Protección de la Salud dijo que “es una infección causada por una bacteria llamada neumococo de la que existen variedades y se las llama con números y letras”.

“Este germen –continuó– vive en las vías aéreas de algunas personas y si se alcanza un equilibrio entre las defensas y la bacteria no se presenta la enfermedad, pero pueden contagiar a otros. A estas personas se los llama portadores”.

“Si el cuerpo no logra defenderse, se pueden presentar las infecciones en partes diferentes del cuerpo, algunas de ellas leves (otitis) o graves: bacteriemias (presencia de la bacteria en sangre), neumonías (proceso infeccioso del pulmón) y meningitis (inflamación de las cubiertas que protegen al cerebro)”, detalló.

Uboldi acotó que “las infecciones por el neumococo ocurren durante todo el año y con mayor frecuencia durante los meses de invierno”.

Síntomas y contagio

Los neumococos se contagian de persona a persona de la misma manera que los virus de la gripe y el resfrío, esto es al toser o estornudar, a partir de una persona enferma o de un portador.

Los síntomas dependen de la enfermedad que se presente y la edad de la persona. En niños lo más frecuente es la fiebre.

De acuerdo con la localización de la enfermedad puede presentar: dolor de oídos (otitis); tos y fatiga (neumonía); dolor de cabeza, confusión y molestias al mirar la luz (meningitis).

Grupos de riesgo

Pese a que cualquiera puede contraer la enfermedad neumocócica es más común en bebés, niños pequeños y en personas mayores de 65 años. También en aquellos con ciertas condiciones de salud de alto riesgo similares a las que predisponen a la gripe como enfermedades renales, cardiacas o pulmonares crónicas, diabéticos, las personas con sistemas inmunológicos debilitados y quienes no poseen bazo.

Uboldi destacó que existen vacunas para evitar la enfermedad y consignó que en el ámbito público están disponibles y son gratuitas.

Se trata de dos tipos de vacunas actualmente en uso: una para niños pequeños, y otra para mayores de 2 años, adolescentes y adultos con mayor predisposición de contraer la enfermedad ( 23 valente y 7 valente, que cubren para 23 y 7 variedades de neumococo, respectivamente).

En el ámbito privado existen otras dos vacunas: 10 valente y 13 valente que pueden ser aplicadas desde los 2 meses de vida a niños sanos, a fin de evitar la enfermedad. En estos casos, se deberá consultar con el médico de cabecera y no son gratuitas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *