Cambalache electoral en Santa Fe
Fuente: Prensa Gobernación

Cambalache electoral en Santa Fe

El plazo para la presentación de las nóminas vencía anoche a la hora cero. Pero el peor ejemplo lo dio el sublema bendecido por el propio gobernador Carlos Reutemann. Porque fue la lista de candidatos a diputados y senadores provinciales por la fórmula que encabeza Alberto Hammerly la que recién se develó hoy a media mañana. Quizás queriendo ser fiel a sus efectos sorpresa, el gobernador guardó como último secreto los nombres, pero la particularidad es que el “suspenso” transgredió el plazo establecido legalmente por más de diez horas.

El resto de los apoderados y la mayoría de los dirigentes políticos llegaron poco antes de la media noche y abarrotaron las instalaciones del Tribunal Electoral Provincial. A esa hora, los hoteles de la ciudad, que se habían convertido en bunkers para las negociaciones políticas, ya se habían despejado.

Las listas de candidatos a legisladores nacionales, que también se renovarán el 7 de setiembre, se aproximaron a las versiones que habían trascendido.

El Partido Justicialista terminó llevando a Carlos Reutemann como senador nacional y a su delfín para la gobernación, Alberto Hammerly, como senador suplente. El par se completó con la actual senadora nacional, Roxana Latorre. La lista de diputados nacionales la encabezó Oscar Lamberto, y la completó uno de los hombres ungidos por la Nación, Gustavo Marconato. A partir de allí, los postulantes son simpatizantes confesos de Carlos Menem: María del Carmen Alarcón, Pedro González y Jorge Giorgetti.

En cuanto a la oposición, el ARI resolvió finalmente constituir su propia lista, en tanto que el Partido Socialista (PS) respetó el acuerdo logrado con sectores del radicalismo y otros de la Democracia Progresista. Entonces la lista quedó impulsando a Rubén Giustiniani como senador nacional por la minoría, y la nómina de diputados la encabezó Alberto Beccani (UCR), seguido por Eduardo Dipollina (PS), Alicia Tate (UCR)y Carlos Favario (PDP).

Para la gobernación de Santa Fe, el PJ presentó la fórmula de Jorge Obeid-María Eugenia Bielsa; la de Alberto Hammerly-Esteban Borgonovo; la de Héctor Cavallero-Oscar Aloatti, y la de Jorge Giorgetti-Salvador Jaef, a quien le insistieron hasta último momento para que depusiera, pero no lograron convencerlo.

Obeid incluyó en la lista de diputados provinciales a su ex ministro de Gobierno, Roberto Rosúa; al actual intendente de Rafaela, Ricardo Peirone, y a varios de quienes integraron el gabinete en su anterior período como gobernador. Norberto Nicotra y el sacerdote Joaquín Nuñez son sus candidatos a intendentes por la ciudad de Rosario, mientras que Juan Carlos Forconi y Benito Correnti, lo serán por Santa Fe.

El autor intelectual de la lista de diputados de Hammerly fue, en realidad, Carlos Reutemann. El gobernador decidió que la nómina estuviese encabezada nada más y nada menos que por su sobrino, Federico Reutemann que, según suponen, puede traccionar votos por la portación de apellido. Lileana Meotto es la segunda y el Dr. Danilo Kilibarda el tercero. Los candidatos a intendentes son Marcelo Muniagurria por Rosario, y Martín Balbarrey por Santa Fe.

Héctor Cavallero ubicó a Oscar Urruti, Ricardo Reynoso y Miryam Benítez, en los primeros lugares de la lista de diputados. En tanto, postuló al ex piloto Oscar Larrauri y a María Carrió como candidatos a intendentes por Rosario.

Giorgetti decidió ser él el primero de la nómina, seguido por su compañero de fórmula, Salvador Jaef, y por María H. Grande.

Quien también confeccionó su propia lista para tributar al PJ a cambio de bajar su candidatura a gobernador fue el menemista Carlos Castellani. El aparece como primero en la nómina y lo secunda quien era su candidato a vice, Héctor Visentín.

En cuanto a la oposición, el Lema Socialista inscribió la candidatura de Binner que postula a Antonio Bonfati, Santiago Mascheroni (UCR), Aurora Baudín (PS), Alfredo Cecchi (PS), y Sergio Liberatti, entre los primeros lugares como diputados provinciales. Entre los candidatos a intendentes de Rosario se encuentran Miguel Lifschitz, Pablo Cribioli, Angel D`Ambrosio y Aníbal Fascendini, entre otros.

Tributando al Lema Socialista, también se inscribió la fórmula para gobernador Mascheroni-Morini. Mascheroni es actualmente presidente de la UCR a nivel provincial, pero ninguno de los tres sublemas que encabeza lleva esa identificación partidaria.

Por fuera del socialismo y también de la UCR, se oficializó una alianza entre un sector conservador del PDP, liderado por Alberto Natale, y otro del radicalismo, conducido por Horacio Usandizaga. Bajo el Lema RECREAR, presentaron la fórmula Carlos Caballero Martín-Fabiana Suárez como candidatos a gobernador, y Usandizaga se inscribió como candidato a intendente por la ciudad de Rosario.

Sumando a la candidatura de Binner pero participando con su propia lista de legisladores provinciales, el ARI postuló a Alicia Gutiérrez, Antonio Riestra, Aldo Strada y Verónica Benas, entre los primeros lugares para diputados.

Podría decirse que esta alianza opositora tuvo también su pata peronista porque un dirigente histórico de esta fuerza como Mario Papaleo, seguido por Abelardo Taboada, inscribieron una fórmula como candidatos a gobernador bajo el paraguas del lema socialista.

Y este “salto” no fue el único. Esa misma lista lleva como candidato a intendente por Santa Fe al actual concejal justicialista, Juan Carlos Bettanín. Por su parte, el ex presidente del Concejo santafesino por el PJ y amigo personal de Reutemann, Alfredo Hediger, se postuló como candidato a intendente de Santa Fe por un sublema que tributará al que encabeza Hermes Binner.

El trastorno que genera la Ley de Lemas en Santa Fe en cada elección empuja a la oposición a jugarse por su derogación y al oficialismo a prometer una reforma. Pero después todo vuelve a adecuarse a la medida del oficialismo. Esta vez, no fue sólo perverso el sistema electoral. También lo fue la estrategia pergeñada por el PJ: primero modificó la Ley de Lemas para complicar la constitución de alianzas, después sancionó la lista sábana para que el nombre de Reutemann apareciera primero y en letras grandes; después, el PJ impungó la formación de la Alianza Progresista creada por Binner, y el Tribunal Electoral, presidido por Rafael Gutiérrez -pariente político del gobernador-, hizo lugar a la impugnación. Con dosis suficientes para el espanto, los apoderados y referentes del Socialismo quedaron estupefactos esta mañana, cuando un corte de luz dejó a oscuras al edificio del Tribunal Electoral. Fue sólo un “desperfecto técnico”, pero eso bastó para que todos recordaran la caída del sistema informático que debía contar los votos en 1995.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *