¿Discriminación?
Carpa Blanca a modo de protesta contra el Intendente de Laguna Paiva, Antonio Gudiño Crédito: Schuvick

¿Discriminación?

La revelación de nombramientos en Juzgados Comunales de la provincia decretados por el gobernador Carlos Reutemann, motivó el cese de la pauta publicitaria que recibe El Cronista Regional de la Caja de Asistencia Social-Lotería.

La decisión de este posible acto de discriminación a modo de represalia, habría provenido de funcionarios del Poder Ejecutivo que, molestos por la publicación referida, habrían ordenado comunicar la determinación.

En su edición de octubre, El Cronista Regional difundió con precisiones los decretos por los cuales Reutemann nombró para cargos de jueces de paz a más de una decena de amigos y allegados, familiares o políticos.

La publicación tuvo amplia repercusión en medios de comunicación de toda la provincia, que accedieron a los detalles del tema a través del sitio de internet www.elsantafesino.com

Una semana después, Lotería de Santa Fe comunicó al director de este periódico que la pauta publicitaria de ese organismo quedaba sin efecto -directamente- por la nota referida a los nombramientos en Juzgados Comunales.

El concepto de las autoridades de ese organismo oficial para con este periódico ha sido siempre favorable, la relación comercial seria y la causa de su ruptura radica en “una orden” que vendría del Poder Ejecutivo.

El director de El Cronista Regional solicitó al titular de la Subsecretaría de Información Pública y Comunicación Social del gobierno, Gustavo Galoppo, información sobre las razones por las cuales este medio de prensa dejó de contar con la publicidad oficial que era otorgada desde su área y desde la Caja de Asistencia Social.

“Descuento desde ya como inverosímil e improbable, que hubiese algún móvil personal o algún escarmiento (tipo censura) por las noticias veraces publicadas por E1 Cronista Regional, sobre todo en su edición número 120, del mes de Octubre de 2003, en relación a los nombramientos del Poder Ejecutivo en los Juzgados Comunales de la Provincia de Santa Fe” señaló el director de este periódico en la misiva enviada a este funcionario público.

También recordó que la Constitución Nacional establece como requisito para acceder a los cargos públicos el de idoneidad, y la manera más transparente de lograr la mejor designación es a través de concursos públicos de antecedentes.

“Habiendo tomado conocimiento que personas muy allegadas a Ud. y al señor Gobernador han accedido a los cargos mencionados “ut supra”, descarto que el ejercicio del derecho a la información y la transparencia de los actos públicos, propios de una República puedan ser motivos u operar como móviles del retiro de la pauta publicitaria o el retaceo de la misma; como así también descarto la incidencia y/o sugerencia desde la Subsecretaría que Ud. tiene a su cargo, para que otros organismos oficiales adoptaran igual criterio” advierte el director de El Cronista Regional en otro pasaje.

Al cierre de esta edición, el funcionario -cuya esposa ha sido nombrada como jueza comunal de Cayastá (Dpto. Garay)- no había dado respuesta a la lógica inquietud de este editor, motivada por este acto que afecta el pleno ejercicio de la libertad de expresión, derecho constitucionalmente protegido y preferido.

En materia de interpretaciones sobre la cuestión, la decisión oficial no sorprende y es una muestra de debilidad de un gobierno en retirada.

Los medios de prensa que poseen la capacidad de autofinanciar su circulación sin necesidad de acuerdos políticos y, en función de ello, libres para informar con la verdad y el espíritu crítico que exige esta profesión, están acostumbrados a recibir presiones de los gobiernos de turno.

También es moneda corriente -valga la expresión- la conformación de un séquito de pseudosperiodistas afines al poder, práctica que torna ambiguos los criterios en la administración de los recursos públicos para la difusión de los actos de gobierno.

Los medios o periodistas que deciden honrar la profesión, siendo “independientes económicamente”, informan y dicen la verdad sin condiciones al costo de ser discriminados de la publicidad oficial que cualquier gobierno debe distribuir según criterios de igualdad y proporcionalidad.

La lógica actual, en cambio, es la misma que se utiliza para gobernar: a los amigos, todo; a los demás, nada. Por ejemplo, así como un profesional del derecho con muestras de idoneidad, no podría acceder a un cargo de juez comunal que ahora ocupa un enfermero, un medio de prensa alternativo serio y sin compromisos políticos no puede acceder a la publicidad oficial que seguramente posee algún amigo del poder que decidió usufructuar un medio de prensa para sólo ganar dinero.

Esto no implica desconocer -sería ingenuo hacerlo- una realidad que se da en mayor y menor escala en Argentina y en todo el mundo: los medios de comunicación tienen relaciones con los gobiernos y los gobernantes -con todo derecho- designan para el desempeño de la función pública a personas de su confianza.

La libertad de expresión constituye, en principio, uno de los derechos sustantivos, naturales e inalienables de la persona. Por ello, la defensa de la libertad de expresión en las repúblicas democráticas, se sustenta en la necesidad de facilitar el debate acerca de las cuestiones de interés público y sobre las opciones políticas y partidarias que se presentan al ciudadano a fin de que éste forme su propio juicio, critique, enmiende, elija entre opciones o cree otras nuevas y, al hacerlo, fortalezca y perfeccione el sistema.

La Corte Suprema de Justicia de la Nación ha dicho (fallos 248:291) “entre las libertades que la Constitución Nacional consagra, la de prensa es una de las que posee mayor entidad al extremo de que sin su debido resguardo existiría tan sólo una democracia desmedrada o puramente nominal, incluso no sería aventurado afirmar que, aún cuando el Art. 14 enuncie derechos meramente individuales, está claro que la Constitución, al legislar sobre la libertad de prensa, protege fundamentalmente su propia esencia democrática contra toda posible desviación tiránica”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *