Elecciones
Fuente:
Editorial
Redacción El Santafesino
12/03/2009
elecciones 2009 ley electoral primarias obligatorias

Elecciones

El año electoral ya se palpita desde el orden nacional a la provincia de Santa Fe, con disputas entre sectores opositores -oficialismo y una dispersa oposición- particularmente en el terreno de aquello que se denomina “conflicto del campo”.

Cualquiera de las diferencias están atravesadas por esta instancia de la historia argentina, una más en la batalla por la equidad a partir de una más justa distribución de los recursos y en la búsqueda de un modelo de desarrollo genuino que incluya a la mayoría de la población.

Por nuestro pagos, la vida política señala que el oficialismo, pondrá por primera vez a prueba su gestión en las urnas, tras haber sido artífice de un cambio histórico de color político luego de la hegemonía justicialista.

Los cambios recientes en la ley electoral, con la eliminación de la ley de lemas y la creación del sistema de primarias abiertas, simultáneas y obligatorias, modificó las reglas de juego, haciendo más justa la disputa democrática por el poder, aún con deficiencias corregidas en los últimos días. Así, la Cámara de Senadores dio sanción definitiva al proyecto del Poder Ejecutivo que modifica el sistema de elecciones primarias y obligatorias para cargos provinciales, municipales y comunales (Ley Nº 12367).

En este sentido, el texto aprobado establece que “cuando la elección general a cargos públicos electivos refiera exclusivamente a cargos municipales y comunales y se verifique en uno o más municipios o comunas que todos los partidos políticos, confederación de partidos políticos o alianzas electorales participantes de la elección, hayan presentado una única lista de candidatos, cada uno de ellos, no se realizará el acto comicial de elección de pre candidatos”. En estos casos el Tribunal Electoral Provincial será el encargado de oficializar las listas y candidatos para la elección.

Esta modificación en sintonía con el sentido común y la racionalidad, evita que en muchos distritos se disputen tres elecciones en cuatro meses, una en junio como estaba previsto hasta los cambios citados (las primarias obligatorias), otra en agosto (las elecciones provinciales) y la última en octubre (los comicios nacionales). En 2007 por ejemplo, en la mayoría de las comunas y municipios los ciudadanos iban a las urnas para votar pero sin dirimir ninguna interna. Cada uno votaba a la única lista que había en los dos o más partidos políticos.

Era una suerte de “anticipo” en el resultado que luego casi siempre se confirmaba en las generales. Es decir, dos votaciones prácticamente iguales. De este modo, los plazos de las campañas electorales de adelantaban y, por ende, también se incrementaban los gastos, además de condicionarse el desempeño gubernamental ante la inminencia de los comicios.

El panorama electoral adquiere entonces otra fisonomía y el horizonte se ubica allá en el 30 de agosto, con la elección de cargos comunales y municipales. Se elegirá intendente en las ciudades de Armstrong, Las Toscas, El Trébol, Fray Luis Beltrán, Puerto General San Martín, Recreo y Roldán. También se elegirán concejales en las 50 ciudades de la provincia y comisiones comunales en las 312 comunas. Los cambios introducidos a instancias del Gobierno Provincial bajarán los “decibeles preelectorales”, dando paso a un sistema político más sensato, acorde a la tan mentada renovación institucional que necesitamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *