Emergencia vial: Santa Fe necesita salir de un problema crónico
Ruta 68s entre Grütly e Hipatia Crédito: Comuna de Grütly
Editorial
Redacción El Santafesino
15/05/2016
Grutly Hipatia Las Colonias Ruta 68 rutas transversales

Emergencia vial: Santa Fe necesita salir de un problema crónico

El gobernador Miguel Lifschitz declaró días atrás la “emergencia vial en todo el territorio de la provincia de Santa Fe” por 120 días ante el grave deterioro de la red caminera causado por las recientes lluvias. La medida se dispuso a través del Decreto Nº 0985, fechado el 4 de mayo y fue publicado en el Boletín Oficial correspondiente al 6 de ese mes, recientemente dado a conocer.

La medida se tomó ante “la grave situación que actualmente soporta la red vial primaria, secundaria y terciaria de la provincia, originada por las inusuales precipitaciones pluviales registradas durante los primeros meses del corriente año, en la mayoría de los distritos del territorio provincial, las que sumadas a las que tuvieron lugar durante los meses de octubre, noviembre y diciembre del año 2015, provocan grandes situaciones de intransitabilidad y anegamiento en distintas rutas troncales y secundarias de la red caminera”.

En el texto se faculta al Ministerio de Infraestructura y Transporte, a través de la dirección provincial de Vialidad, a “gestionar la adquisición de los materiales, disposición, desplazamiento y acondicionamiento de la maquinaria vial indispensable, y concreción de las obras de infraestructura necesarias ya por sí, o a través de la suscripción de convenios con los gobiernos locales”.

La provincia de Santa Fe posee 90.000 kilómetros de caminos comunales de tierra cuya recuperación requerirá una inversión estimada en más de 1800 millones de pesos. En esta emergencia, la mayoría de los mismos se convirtió en “cursos de agua” o bien se deterioraron hasta colapsar la transitabilidad, como se muestra en imágenes y testimonios, en esta edición.

La lección de esta emergencia hídrica pasa por establecer un plan de trabajo que contemple caminos ripiados troncales, elevados y seguros, al menos uno por distrito, a fin de facilitar el retiro diario de la producción, fundamentalmente láctea. “El central”, como se dice, a los caminos principales que no sufren tanto deterioro o se recuperan más rápido.

Y además del plan de bacheo en ejecución que, aseguraron, no se detendrá a pesar de todo, un proyecto de nuevas rutas pavimentadas que saquen del aislamiento a muchas familias. Dos casos emblemáticos: las rutas de Campo Andino en el dpto. La Capital y las rutas que unen Hipatia y Grutly, Humboldt y San Jerónimo, en Las Colonias. Muchas menos pérdidas habría si estas rutas transversales hoy fueran una realidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *