La escuela Rivadavia de San Cristóbal cumple 110 años
Alumnos de la Escuela Rivadavia de San Cristóbal Crédito: El Cronista Regional

La escuela Rivadavia de San Cristóbal cumple 110 años

La Escuela EGB Nº 408 “Bernardino Rivadavia”, primer establecimiento educativo fiscal construido en San Cristóbal sobre terreno propio, celebra durante este mes de octubre su cumpleaños número 110. “Mirando hacia el futuro con muchas esperanzas, nosotros decimos que vamos a conmemorar la primera década del segundo centenario, no sólo un año más de vida”, comentó a El Cronista Regional la directora del establecimiento, María Elena Chacón.

Sinceramente emocionada, la directora expresó lo que para ella significa desde lo personal el acontecimiento: “Este será un evento de enorme importancia para mí, puesto que yo he sido alumna, maestra y directora de la escuela. Me llena de profunda satisfacción la predisposición de trabajo que ha demostrado en la organización de los festejos toda la comunidad educativa, desde el equipo docente hasta el personal de mantenimiento. Y le pido a la población de la ciudad que se una a nuestra fiesta, porque estoy segura de que en cada hogar de San Cristóbal hay alguien que pasó por esta escuela”, concluyó.

Testigo de nuestro tiempo

La escuela Rivadavia nace en las postrimerías del siglo XIX, en el seno de una incipiente comunidad que empezaba a forjar su identidad al pie de una vía férrea. Se creó oficialmente allá por octubre de 1893, para dos años más tarde inaugurar su edificio propio en calidad de escuela mixta. Al inicio del nuevo siglo (1902) la escuela llegaba a los casi 200 alumnos. En 1916 se la bautiza con el nombre Bernardino Rivadavia, y para mediados de la década de los 40 comienza a funcionar el comedor escolar, sostenido por la cooperadora (al que concurrirían inicialmente 120 niños). Hacia 1983 se efectúa el traslado de la escuela a dos locales alquilados, iniciándose así la ansiosa espera por la construcción del nuevo edificio. Al año siguiente se autoriza la demolición de las viejas instalaciones, y ya en 1987 se alzan los cimientos del nuevo edificio. Finalmente, el 25 de julio de 1992, ante un imponente marco de público, es inaugurada la flamante escuela Rivadavia, para conmemorarse al siguiente año su centenario. La institución comenzaba a escribir las páginas de una gran historia.

Enseñaba Sarmiento que “la democracia necesita de la cultura y la educación para subsistir airosamente. El orden social, la felicidad y la libertad verdadera del hombre sólo se consiguen por el conocimiento”. Que valga este sincero homenaje para una institución escolar que renueva su compromiso educativo después de 110 años de vida, y reivindica a la educación como pilar fundamental de nuestra comunidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *