“En Argentina, 9 de cada 10 chicos tienen cobertura estatal”
Fuente: El Santafesino

“En Argentina, 9 de cada 10 chicos tienen cobertura estatal”

La Asignación Universal por Hijo marcó un antes y un después en la cobertura social de los niños en nuestro país. Esto, sumado al Sistema Previsional Argentino (SIPA) hizo que el Estado cubriera prácticamente a toda la población en lo que a derechos sociales respecta. En ese sentido, la Anses (Administración Nacional de la Seguridad Social) fue creada por decreto en el año 1991 y tiene como finalidad administrar los fondos de los regímenes nacionales de jubilaciones y pensiones, en relación de dependencia y autónomos, de subsidios y asignaciones familiares y también administra los ingresos del Fondo Nacional de Empleo. Es la entidad nacional quien se encarga, ahora, por completo de velar por la seguridad social de los argentinos.

El Santafesino dialogó con el director de la Regional Litoral de Anses, Dr. Martín Gainza, quien manifestó que desde la implementación del SIPA en la Argentina, alrededor de 10 millones de personas pasaron del régimen jubilatorio privado al estatal y esto significa “que esos fondos crecieron más de un 40 por ciento en casi un año y medio. Esto nos permitió ampliar los derechos de la seguridad social y los recursos fueron mejor administrados porque la cartera de inversión a la cual se dedicó estuvo vinculada a la generación de empleo que, en blanco o registrado, estableció aportes previsionales y por lo tanto las personas pueden tener sus empleos y además hacer sus aportes para poder acceder en un futuro a una jubilación”.

El funcionario remarcó, además, que la tasa de cobertura de seguridad social en la Argentina creció de manera positiva. “Hace 7 años, de cada 10 personas en edad de jubilarse había sólo 4 jubiladas y hoy hay 9. Es decir que la cobertura creció porque el Estado dispuso de recursos y porque los administró bien, para que las personas puedan tener los beneficios sociales que antes no tenían. Hoy de cada 10 chicos en el país, 9 tienen cobertura estatal” (incluyendo la asignación universal por hijo y las asignaciones familiares de los trabajadores registrados) y menciona también que en la moratoria previsional, casi 2 millones de personas que estaban en edad de jubilarse pudieron hacerlo aún no teniendo la cantidad de aportes necesarios. “Lo más importante es que la tasa de cobertura social pasó de un 40 a un 90 por ciento en siete años, tras la firme decisión del Estado Nacional de poder financiar el sistema de seguridad social”, dijo Gainza.

Un derecho universal

La Asignación Universal por Hijo para Protección Social fue creada por el decreto presidencial N° 1602/09 y permite que los hijos de personas no registradas puedan acceder a una cobertura estatal. Quienes pueden integrar la misma son aquellas personas, con hijos menores de 18 años, que estén desocupadas (que no perciban ninguna suma de dinero en concepto de Prestaciones Contributivas o No Contributivas, Subsidios, Planes, Jubilaciones, Pensiones, etc), que son trabajadores no registrados y del servicio doméstico (que ganen igual o menos del salario mínimo, vital y móvil), y monotributistas sociales. El pago de la asignación universal es de $180 por mes por hijo y hasta un máximo de 5, pero deben cumplir con el calendario de vacunación y la escolaridad de los menores. En caso de tener hijos con discapacidad, el monto de la prestación es de $720 por mes por cada uno (hasta un máximo de 5), cumpliendo los mismos requisitos antes nombrados.

En materia estadística, Martín Gainza explicó que en la provincia de Santa Fe son 400.000 los chicos beneficiarios y que en una primera etapa se están repartiendo alrededor de 280.000 libretas cuya presentación es el requisito fundamental para seguir percibiendo el derecho. “Las restantes se repartirán en una segunda etapa porque éstas primeras corresponden a los inscriptos durante los meses de noviembre, diciembre o enero”, aclaró el director, “pero esto no cambia para nada el hecho de cobrar la asignación universal, simplemente es una cuestión logística y operativa”.

Si bien, en la entidad no se cuenta con un porcentaje desagregado de la cantidad de beneficiarios por departamento, Gainza estimó que en La Capital serán unos “70.000” los chicos beneficiados. Asimismo, destacó que “creemos que en la Provincia de Santa Fe, esta asignación, traerá un movimiento de recursos de alrededor mil millones de pesos anuales extra y esto significa más consumo y mayor demanda de bienes y servicios en las economías locales”.

Económicamente, la Asignación Universal por Hijo, calificada por el titular de la Regional Litoral como “un derecho de la seguridad social y no un plan o un subsidio” ocupa un presupuesto mucho menor que el del pago de jubilaciones y pensiones nacionales “y estamos hablando de casi 10 mil millones de pesos anuales dirigidos a casi 5.700.000 jubilados y pensionados”, dijo Gainza, “Por lo tanto dentro de lo que es el presupuesto general de la Anses, si bien es importante, el gasto es menor. Todos los servicios de derechos sociales son financiados por Anses que tiene un stock de recursos de ahorro que son correctamente invertidos para que se financie el sistema. El organismo y el sistema es superavitario lo que permite ampliar la seguridad social en cada vez más gente”, finalizó el representante regional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *