La crisis de la ganadería santafesina
Rubén Ferrero, presidente de Carsfe Crédito: El Santafesino

La crisis de la ganadería santafesina

“Estamos presentes en una nueva edición de Expototal acompañando a esta gran vidriera agroindustrial del centro-norte provincial y al lado del presidente de la entidad anfitriona, Francisco Mayoráz. Estamos recorriendo todas las sociedades rurales de la provincia, y aquí hemos visto que, por ejemplo, la genética en carne vacuna es superlativa con relación a otros departamentos, y eso nos llena de orgullo”, declaró en diálogo con El Santafesino Rubén Ferrero, Presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de Santa Fe (Carsfe).

“Esperemos que la difícil situación por la que atraviesa la ganadería hoy pueda revertirse pronto, y que todo este extraordinario avance en cría, invernada y genética vacuna pueda tener el reconocimiento que se merece a nivel provincial y nacional”, agregó.

Críticas a políticas nacionales

Ferrero dijo que “el Gobierno (nacional) somete sus políticas ganaderas al imperativo del índice de precios, y sabemos la fuerte incidencia negativa que esto viene teniendo en el pequeño, mediano y gran productor pecuario. Cuando logremos hacerle entender al Ejecutivo nacional que nosotros queremos hacerle llegar a la gente los cortes que más consume sin alzas inflacionarias ni control de precios, y cuando nos permitan exportar aquellos cortes que nosotros entendemos son los principales para el consumo mundial, sin retenciones excesivas, podremos subsidiar el consumo interno, bajar los precios en las góndolas y recuperar el lugar de la producción ganadera que realmente se merece”.

Con respecto a los fenómenos climáticos dijo que parece increíble que en apenas un par de meses haya habido más de 60 heladas y registros pluviométricos de niveles históricos. La situación es muy grave. No obstante, hay voluntad de superación, tanto de las instituciones que representan al sector como de los productores”, subrayó.

Ferrero insistió en la necesidad de “seguir solicitando al Gobierno provincial que se cree por ley un fondo anticíclico que pueda efectivizarse rápidamente, que tenga una salida de asistencia inmediata frente a emergencias. La asistencia estatal siempre llega dos o tres meses después de que pasó la tormenta, entonces eso hace que se caiga la producción con pérdidas significativas como consecuencia de las demoras administrativas”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *