La traza del GNEA
Un trabajador del frigorífico Nelson en familia Crédito: El Cronista Regional

La traza del GNEA

En nuestra edición de junio, dábamos cuenta de la apertura de sobres de la licitación nacional del tercer tramo del Gasoducto del Noreste, mega obra que permitirá saldar una deuda histórica que la Argentina tiene con los 3,5 millones de habitantes de Formosa, Chaco, Misiones, Santa Fe y Corrientes que no tienen servicio de gas natural corriente.

Inmediatamente después del anuncio, en la región se manifestaron legisladores radicales a fin de que las localidades que representan, no queden excluidas de la traza principal del gasoducto. Tal es el caso de los senadores Rodrigo Borla y Felipe Michlig, representantes territoriales de San Justo y San Cristóbal respectivamente.

Semanas después, en el segundo caso, se confirmó con la visita del Secretario de Energía provincial, Jorge Alvarez, dirigente también del radicalismo, que San Cristóbal tendría la posibilidad de acceder al servicio mediante la extensión de un ramal secundario. La gestión legislativa, afinidad política mediante, rendía frutos.

En el área metropolitana de Santa Fe, en cambio, no se escucharon ni planteos ni análisis acordes a la importancia de la esta obra que cambiará sustancialmente no sólo la vida de miles de vecinos, sino también la matriz productiva de toda la región. Tampoco hubo manifestaciones en localidades vecinas de Las Colonias, como en los casos de Esperanza y Franck.

Sin embargo, en las últimas semanas, de la noche a la mañana, los esperancinos se desayunaron con una noticia amarga. Su ciudad quedaría afuera de la traza del GNEA. La noticia movilizó a la clase dirigente para plantear su preocupación, y ahora se pide que la Provincia brinde precisiones al respecto, como se advierte en el informe que acompaña esta edición.

La Municipalidad de Esperanza aduce haber realizado gestiones desde 2008 y sostiene que desde el año pasado se solicitaron entrevistas al gobierno provincial, sin respuestas a la fecha. La Nación ni la Provincia se han expresado oficialmente al respecto.

Más allá de las responsabilidades, compartidas o no, en este proceso hubo falta de gestión o un seguimiento riguroso del tema, quizás por el carácter utópico que había adquirido la obra en los últimos años. Ahora está en marcha -en sus primeros pasos administrativos- y cunde la urgencia por saber a que localidades alcanza la obra. El caso evidencia ciertas asimetrías entre los temas trascendentes de la región y las prioridades de los dirigentes políticos en todos los niveles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *