Rasgo mocoví
Rasgo mocoví

Rasgo mocoví

La comunidad de Mocoví de Recreo se ubica al este de la ruta 11 en la zona de quintas. En el año 1997 había 132 familias a un promedio de 10 integrantes por cada una. Se calcula que empezaron a llegar a ese lugar hacia fines de la década del 70 por cuestiones laborales y tienen su origen en la zona norte de la provincia.

De acuerdo a la experiencia del docente, lo que se observa es el gran sentido de comunidad que ellos tienen. “Lo que es de uno es de todos. Poseen una escala de valores que nosotros tenemos bastante tergiversada. En el estado de suma necesidad ellos no pierden -por ejemplo- la solidaridad. ‘Lo poco que tengo lo comparto con el otro’. Tienen un claro sentido de familia, que por cierto, son muy grandes y con una gran cantidad de hijos. Además, poseen un respeto por los mayores que lo muestran en la incapacidad de levantarle la voz a un adulto”.

Por otra parte, Víctor Luna señala que “los docentes que asumimos este compromiso, se nos facilita mucho el trabajo porque tenemos una base que lamentablemente en escuelas que tiene la misma situación socioeconómica, no existe: es decir, el sentido de respeto que tiene estos niños aborígenes. A otras escuelas les cuesta mas trabajar con chicos de escasos recursos. Nosotros la cuestión de la disciplina la tenemos resuelta. Son chicos muy tranquilos”.

Destaca además, que ellos “no hablan mas de lo que tiene que hablar. La síntesis es una cuestión cultural. Es un prejuicio pensar que no quieren trabajar o estudiar. Cuando llegamos a la escuela, en la problemática de la repitencia, detectamos que había una interferencia entre una cultura y la otra. Por ejemplo, nosotros hablamos el castellano de una forma y ellos necesitan un tiempo para procesarlo y adaptarlo a su lenguaje. Al principio no les gustaba leer, si les dábamos una hoja y media no la leían pero media si. En su estructura de pensamiento son bastante sintéticos”. Eso puede explicarse en parte, porque la mayoría han sido comunidades ágrafas. “No han tenido escritura. Y por ejemplo, los que almacenan la sabiduría de la comunidad son los más ancianos”.

En relación con esto, la escuela ha venido trabajando con ayuda del Plan Social de la Nación que los provee de libros, en el acercamiento de los niños a la lectura. También utilizan mucho los diarios y las revistas. “En estos momentos -cuenta Luna- la comunidad ha decidido hacer su propio alfabeto para dejar escrito todo lo que están viviendo. En nuestra escuela vamos a hacer la traducción al castellano y se van a ser libros bilingües”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *