Santa Fe y Humboldt se unieron en Yapeyú
Fuente: Exequiel Kay

Santa Fe y Humboldt se unieron en Yapeyú

En el marco del hermanamiento entre Humboldt y Sankt Niklaus, pueblo del Cantón de Valais, Suiza, se puso en marcha un proyecto que hoy se hace realidad. La construcción de una escuela taller a partir de la vieja carpintería que diera nacimiento en los años 60 a la Escuela “Ceferino Namuncurá” en el barrio santafesino de Yapeyú.

Fueron protagonistas los clubes de Rotary de Santa Fe “Los Constituyentes”, Humboldt y Brig, en Suiza, motorizados por el cura párroco de Humboldt, Bernardo Blanchoud, y acompañados por la Comunidad Educativa del Complejo Educativo de esa popular barriada del noroeste de la capital provincial, en particular su Escuela de Enseñanza Media Nº 2025.

Nacido como escuela de artes y oficios, este establecimiento que abrió sus puertas en 1966, encontró en Gabrielle Fux –presidenta comunal de St. Niklaus- y Marzell Chanton –miembro de Rotary de Brig- corazones amigos que se pusieron manos a la obra para ejecutar el proyecto formulado por el Presbítero José María Soria, alentado por el Padre Blanchoud y acompañado por los clubes rotarios de Humboldt y Santa Fe.

Gracias a los aportes recibidos, las instalaciones de la carpintería del establecimiento se convirtieron en un taller de oficios con máquinas que permitirán a sus más de 600 alumnos de la escuela técnica (de un total de 2000 en todo el complejo), aprender carpintería en madera y aluminio, y construcción en seco.

Voces de la esperanza

En un emotivo acto enarbolado por la celebración del Día de la Bandera, la Directora de la Esc. Téc. Nº 2025, Sonia Rey, expresó que en el marco de un crecimiento constante del establecimiento, “un nuevo desafío se presenta: la formación laboral de adultos”. Un trabajo motivado –confió- por Monseñor Antonio Rodríguez, y “por una esperanza trasmitida de generación en generación: el trabajo dignifica”.

Luego de sus palabras, la directora leyó una carta enviada por Chanton, quien además es miembro de la Fundación El Puente Wallis-Argentina, y visitara nuestro país en 2013 para interiorizarse de la realidad del Barrio Yapeyú y su emblemática escuela. Este referente rotario suizo, adoptó la propuesta como proyecto de trabajo de ese año en tierras valesanas y reunió los fondos con actividades locales y aportes de los círculos rotarios de St. Niklaus.

A su turno, el presidente de Rotary Humboldt, Gabriel Schulte, destacó que los jóvenes aprenderán conocimientos “de aplicación inmediata en su vida cotidiana” y sentirán la satisfacción de producir algo “realmente útil para sus semejantes”. En tanto, el presbítero Soria, sintetizó el proceso mediante el cual se llegó a este proyecto que tuvo como llave la tarea pastoral de Blanchoud en Suiza. “Refuncionalizar el taller, tiene dos finalidades: mejores espacios para la educación técnica y poder brindar capacitaciones en horario nocturno”, puntualizó.

Trabajo bendito

Al momento de la bendición, Monseñor Arancedo, calificó al barrio Yapeyú como un “lugar difícil”, atravesado por la delincuencia y la droga, pero que guarda en la riqueza de la juventud la esperanza. “Cuando hay muerte o violencia, las actitudes son mano fuerte o indiferencia, pero la única respuesta es el hermanamiento, es sabernos hermanos. Vos sos mi hermano”, resumió para graficar ese lazo entre Humboldt y St. Niklaus.

Bendijo la obra y en particular a los docentes que desempeñan sus tareas “con dificultades”, pero pensando que Santa Fe “debe ponerse de pie, con hechos como éste. Uno está cansado de escuchar que la solución es la educación. Es cierto, pero queda en una declamación política y no se bajan actitudes. Esta es una actitud concreta. Estos talleres reaniman la esperanza de toda una comunidad”, concluyó.

Luego del rezo del Padre Nuestro y la despedida de las banderas de ceremonia, se procedió al tradicional corte de cintas y recorrida por las instalaciones. La rueda de la amistad, como una paleta de colores, con celestes y blancos, blancos y rojos, pintó de verde esperanza la mañana de Yapeyú.

Presencias

Además de Monseñor Arancedo estuvieron presentes los presbíteros José Ayala (delegado episcopal para la educación de la Arquidiócesis de Santa Fe), Bernardo Blanchoud (párroco de Humboldt), José María Soria (representante legal del complejo educativo Ceferino Namuncurá), miembros del Rotary Club “Los Constituyentes” de Santa Fe y del Rotary Club de Humboldt, Adriana Paolini (Directora del Jardín de Infantes Nº 1215), Beatriz Ingui (Directora de la Escuela Primaria Diurna Nº 1225), Griselda de Alassia (Directora de la Escuela Primaria Nocturna del complejo citado), Diputado Provincial Germán Kahlow, y Diputado Nacional Oscar Martínez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *